Avatar woogyman

O7 - Los Polosi [Parte 2]

[...]


Uno de los mayores dramas sobre los Polosi era su manera de enamorarse. Los Polosi, de manera irracional y sin un motivo científico aparente, raramente se enamoraban de seres con su misma polaridad, y en los extraños casos en los que esto ocurría, era imposible para ellos tener descendencia pues de alguna manera, a nivel molecular, sus polaridades hacían que sus células de fecundación se repelieran imposibilitando la concepción. Por lo contario, los Polosi se enamoraban fácilmente de aquellos con polaridad contraria. ¿Cómo era esto posible, si ni siquiera podían conocerse? Es lo que le pregunté a Lamb mientras me lo estaba contando. Su respuesta fue que sí era posible para ellos conocerse. Por lo visto, en los instantes en que tenían lugar los cambios de polaridad de las semiesferas, los caminos de ambas subpoblaciones se cruzaban en el aire. Los Polosi que descendían tras haber permanecido estáticos entre ambas partes del mundo y los otros Polosi que ascendían al aire para ir al polo contrario se encontraban en el cielo. Debían estar preparados para distinguir entre el descontrol de gente flotando por las nubes intersemiesféricas a alguien de signo contrario para agarrarse a él. De esta manera, podrían permanecer en el aire algo más de tiempo, pues la fuerza de atracción de sus cuerpos todavía podía luchar contra la ejercida por las semiesferas. Eran los únicos instantes de que disponían para conocerse entre sí, o si ya se conocían, reencontrarse, por lo que siempre trataban de aprovecharlo al máximo. Eran momentos íntimos, entrañables, en los que compartían lo mejor de sí mismos con otro Polosi. Sin embargo, este proceso duraba poco más de una semana, pues pronto la fuerza de atracción de las semiesferas aumentaba de nuevo lo suficiente como para tirar ferozmente de sus cuerpos y separarlos entre sí, al menos hasta el próximo cambio de polaridad.

De estos encuentros fugaces surgían muchas veces fuertes vínculos de amistad, y aunque era científicamente improbable que dos Polosi de signo contrario se volvieran a encontrar en la inmensidad del cielo durante un cambio de polaridad, sus instintos, o tal vez sus células polarizadas, los empujaba uno hacia el otro cuando habían creado previamente un vínculo. A lo largo de la vida de un Polosi tenían lugar cientos, casi miles, de cambios de polaridad, por lo que las oportunidades para reforzar una relación de amistad, o incluso varias, eran múltiples. Muy habitualmente ocurría que los momentos de intimidad entre dos Polosi eran tan emotivos que acababan enamorándose el uno del otro.

Las relaciones Polosi eran para toda la vida. Se solía rumorear en el mundo Polosi que cada uno de ellos tenía un polo contrario destinado a él, y que una vez que se conocían y se enamoraban no había manera de romper tal enlace espiritual. Eran como dos imanes consignados a permanecer unidos, por muy fuerte que el resto del universo tirara de ellos y por muy lejos que se encontraran el uno del otro. Además, cuando la relación se consolidaba, solían vivir en las mismas casas, solo que unas veces vivía un individuo de la pareja y otras el otro según la polaridad de las semiesferas. Disfrutaban dejándose dedicatorias y notitas por todos los rincones de la vivienda para que la próxima vez que volviera allí su pareja, las fuera encontrando. Algunos de ellos formaban familias, aunque no de una manera tradicional como el concepto que nosotros tenemos de esa palabra. Cada hijo era cuidado tan solo por uno de los padres, dependiendo de su polaridad. Era muy duro para aquellos que engendraban a un bebé Polosi, verlo partir tras la concepción hacia el hemisferio contrario cuando nacían con signo diferente al suyo. Sin embargo, tenían la seguridad de que irían a parar junto al Polosi fecundador, y que lo volverían a ver en el siguiente cambio de polaridad, al menos durante unos instantes.

Fuera cierto o no todo lo que me contó Lamb, los Polosi me parecían unos seres humildes, honrados y afectuosos, y acabé deseando que todas esas divagaciones de una mente quizás demasiado imaginativa fueran verdad, al menos en un mundo lejano de un universo paralelo.




On January 13 2012 14 Views



Avatar pablosims2

Pablosims2 On 13/01/2012

Juanlu es un frikyyyyyyy!!! xDDDD




woogyman

Favorite woogyman

male - 14/11/1989 (27 years old)
250 Photos
Elx. Valencià, xo no, Valenciana, Spain





Tag - Vintage
Loading ...