Avatar whiteigloo

La suerte fluctúa, los ánimos, perspectivas y niveles de (in)tolerancia fluctúan.
Cuando todo eso alcanza un nivel de auge en sus respectivos ámbitos es muy probable que se alcance la felicidad plena. Pero cada uno de estos tiene un ciclo diferente, algunos con más frecuencia de recesiones/recuperaciones y otros con un cambio más lento.
La clave sería poder hacer que fluctúen en el mismo hilo y que se mantengan en el auge siempre, pero eso es imposible. Si hubo una cima, habrá un profundo fondo y viceversa.
Cuando un estímulo externo provoca un autoengaño mental en el que se cree que todo está óptimo, puede ser la hostia (temporalmente), pero en verdad es triste que no se pueda alcanzar tal maravillosa psique por méritos propios, naturales.




On August 31 2014 at La Rioja, Spain 35 Views





Tag - Party
Loading ...