Avatar vossabesquesi

Puede la poesía darme todo lo que le pida

Por las vías

El sol vuelve cal la tierra,
que se mezcla
con el colchón de girasoles desabridos
en donde cualquiera puede echarse una siesta.

Los pibes que se ratearon de la escuela, levantan
las semillas que se les escaparon a los
vándalos ingenuos, cargadas en bolsas de papas
para gallinas que esperan en los ranchos improvisados,
patios desnudos de paredes que
se apropian de la pampa que se anticipa en la ciudad.

Andenes abrigados por el pasto seco,
marcan los pasos justos del mastodonte carguero.


Llenan los bolsillos de sus guardapolvos desabrochados,
guardan las manos y sacan los girasoles percudidos que
se meten con arritmias en la boca:
Quiebran con la muela la cáscara,
separan con la lengua, escupen y tragan;
mientras acuerdan verse después del almuerzo,
treparse al tren cuando los padres duerman;
agitarles con la onda a las palomas;
cazar mariposas
con ramas de tamariscos y dejarlas ir
al caer la tarde.

Casas inventadas en garitas de chapa, vagones muertos
a los costados del andar de los fierros móviles
con insomnio; escoltadas por tejidos de alambre
mal puestos.


Poner toscas en las ruedas filosas para que
caiga el gigante oleaginoso.
Que caiga el gigante por las piedras y no
por el cierre esa fábrica aceitera .

Armar un fuego, sacar aerosoles vacíos
de entre los yuyos, tirarlos a la llama y correr;
para que la explosión sólo haga temblar
bichos canastos,
la cama de alguna vieja enferma
de la que todo el barrio olvida que no ha muerto.






On January 02 2012 2 Views






Tag - Style
Loading ...