Avatar vondy_rebelde

DYC!!

—Diego, ¿no crees que tendríamos que hablar ahora?
Diego se incorporó sobre los codos, para contemplarla. La preocupación se evidenciaba en los ojos de ella y la victoria en los de él.
—Absolutamente. —Le tomó el rostro entre las manos, se lo mantuvo quieto y luego la besó prolongadamente.
La hizo estremecer de deseo. Roberta no pudo resistir la tentación de abrazarlo con fuerza, para gozar mejor de su calidez. Tenía los dedos de los pies arrollados contra sus piernas y de pronto, no le bastó con solo abrazarlo. Necesitaba tocarlo, acariciarlo de otra manera. Sus manos ascendieron por la espalda de Diego, para descender luego por los musculosos brazos.
Los escarceos de Roberta fueron tan delicados como el aleteo de una mariposa, y sin embargo, Diego supo que se trataba de la caricia más erótica que jamás hubiera recibido. Concentró toda su atención en el cuello de la muchacha. Ella giró la cabeza para permitirle un mejor acceso. Diego mordió con delicadeza el lóbulo de su oreja, haciéndola estremecer hasta los dedos de los pies. Dios Santo, la lengua de Diego le impedía pensar.
Roberta comenzó a moverse, exigiendo más, en silencio. Diego se cambió de posición y trazó una delicada línea de besos en su garganta. Descendió más para besar el valle entre sus senos. Olía a rosas, a mujer. Fue una combinación devastadora. Diego aspiró la dulce fragancia y luego se dedicó a saborearla.
Estaba tomándose demasiadas libertades con su cuerpo. Pero Roberta pensó que moriría si se detenía. Tomó un seno en cada mano e, inmediatamente, estos ansiaron más. La princesa no comprendía por qué comenzaba a sentirse frustrada por dentro. Tenía la sospecha de estar confeccionada enteramente con costuras múltiples y que estas estaban abriéndose por completo. Fue entonces cuando Diego le pasó la lengua por el pezón. Roberta casi cayó de la cama. Gritó de temor y de placer. La experiencia fue demasiado intensa para soportarla y a la vez exquisitamente maravillosa. Dejó caer ambas manos a los costados de su cuerpo y cogió las sábanas en sus puños, como para defenderse de la tormenta de emociones que amenazaba con envolverla.
—¡Diego!
Pronunció su nombre en un sollozo y empezó a contorsionarse contra él cuando advirtió que había tomado el pezón entre sus labios para succionarlo. Hacía que ella perdiera el control. La acariciaba por todas partes. Roberta respiró profundamente y comenzó a gemir. La boca de Diego atrapó la de ella en el mismo instante que con la mano buscó los suaves vellos crespos que protegían su virginidad. Ella trató de detenerlo, pero él no iba a aceptar un rechazo. Sus dedos penetraron lentamente en el estrecho canal y luego retrocedieron. Con la yema del pulgar, tocó el sitio preciso que la volvería loca indudablemente.
Le hizo el amor con los dedos hasta que Roberta perdió la razón al punto de no desear otra cosa más que la plena satisfacción. Diego nunca había estado con una mujer que respondiera con tanta honestidad. Fue imposible mantener su disciplina.
—Cariño, eres tan estrecha —murmuró, con la voz áspera.
La joven casi no podía concentrarse en lo que él le decía.
—Estás haciéndome sufrir. Por favor...
Roberta no sabía qué más pretendía de él. Sólo que se volvería loca si Diego no tomaba alguna medida urgente para rescatarla de ese dulce tormento.
Diego rezó para que ella ya estuviera lista para recibirlo. Le quitó las manos de las sábanas y las puso alrededor de su cuello. Le separó más las piernas con la rodilla y pasó las manos por debajo de sus caderas, para acercársela más. El extremo de su miembro se vio rodeado por el calor liquido de la muchacha. Lentamente, presionó hacia el interior, pero se detuvo al detectar la barrera de la virginidad. Después, siempre paso a paso, trató de pasar el escollo. La barrera no cedía. Diego apretaba muy fuerte sus mandíbulas y tenía la respiración tan agitada como si hubiera corrido dos kilómetros sin parar, pues el placer era tan inmenso que ya no podía mantener el poco control sobre sí que le quedaba. Sabía que estaba lastimándola. Roberta gritaba contra su boca y trataba de apartarlo al mismo tiempo.
Diego la aquietaba con palabras tiernas.
—Cariño, todo saldrá bien. El dolor no durará mucho. Abrázame. Oh, niña, no te muevas así... no todavía.
Tratar de ser amable sólo prolongaba el dolor de la joven... y a él, estaba matándolo. Tenía la frente cubierta de transpiración y supo que perdería totalmente los estribos si no penetraba de inmediato en ella.
Entonces cambió de táctica. Elevó las caderas de Roberta y penetró en ella con un solo movimiento. Ella gritó, pues su dolor fue tan intenso como el placer de Diego. Otra vez intentó alejarlo. Pero le resultaba tan pesado que ni lo movió. La posesión estaba completa y, Dios, Roberta le calzaba como un guante. Debió contener la necesidad de retirarse ligeramente hacia atrás, para luego volver a penetrar, pues quería darle tiempo a que se adaptara a él. Sentía que ella le clavaba las uñas en los omóplato




On August 09 2008 7 Views



Avatar rbd_en_uruguay

Rbd_en_uruguay On 09/08/2008

hola me paso a saludarte y decirte que te pases...estoy subiendo cap igual aunque mi libro de visitas lo cerre hoy en la tarde ya que todos los flog que empezamos con r no podemos recibir comentarios.
esperemos que se solucione prontito!!!
un beso


Avatar maricruz_mari

Maricruz_mari On 09/08/2008

·Olaaa!

~Liinda piik de mi trauma!

·Pasas?

·Noticiias: RBD nominado a los Premios Terra (Vota en mi fotolog) y Especial Ritmoson Latino!!

Votame aqui!:

http://www.fotolog.com/5_dulce_y_uncker

+3 Pilar
+2 (el que quieras)
-1 (el que quieras)


Si votas te recomiendo hasta que termine el concurso! =)

~Te espero!

·Bye besos!

\_···MaRi···_/


Avatar rebelde_yrbd

Rebelde_yrbd On 09/08/2008

OLA SOY NOEMI


LA DEL FLOG


http://www.fotolog.com/rbd_yrebelde



ME LO HAN HACKEADO Y NO HAI SPERANZAS DE RECUPERARLO


SIN EMBARGO IA TNGO OTRO FLOG



SPERO K ME SIGAS POSTEANDO



IA STAS EN MIS FFS



BKS CUIDATE



NEMY


Avatar rbd_dulychris_wn

Rbd_dulychris_wn On 09/08/2008

Me ha encantadooooooooo (L) gracias por seguirlaaaaaa :P eres un sol ^^


Buenoooo y ahora que están casados... las cosas irán mejor... no???


Un beso grandote y síguela pronto sí'


Avatar nnopares

Nnopares On 09/08/2008

HOLA ME ENCANTO EL CAP BESOS =)


Avatar nnopares

Nnopares On 09/08/2008

HOLA ME ENCANTO EL CAP BESOS =)


Avatar sweetstar_anahi

Sweetstar_anahi On 09/08/2008

super wapos:)

Hola! Soi Gold al fin! por eso quiero invitarte a mi fotolog please:) dejame tu linda firma y me agregas a FF! ya? avisame para hacer lo mismo.

que tengas buen sabado:)

karen.-


Solo por hoy C&P
para hacerle promo a mi fotolog:)


Avatar thamy_vondy_rbd

Thamy_vondy_rbd On 09/08/2008

holaz
k esta ermosa
la foto
de verdad ami
me encanto

te pasas a mi log

besos


Avatar poncho_herrerahh

Poncho_herrerahh On 09/08/2008

aii liinda pickkk
la amé t juro
actualiize pasas??
dale t esperooOo m encantaria tener
thu firmiis en mii flog..
f/f???
m aviisas iii nos agregamos
kuidat besOoOS
sHhaOo

SIII ME FIIRMAS 2 VECS SIIN C&P VAS RECOMENDADO X UNA SEMANA :D
SIII ME FIIRMAS 4 VECES SIIN C&P VAS A MIS ENLACES DE POR VIIDA KIERES :D


Avatar dmvg_ucker

Dmvg_ucker On 09/08/2008

hOlaa!
liinda piic
ke liindos los dos
looss amoo!!
pasas?
new piic de ucker
espero tu firma!

besOss!
biiee


Avatar vondy_rebelde

Vondy_rebelde On 09/08/2008

—Qué bueno de tu parte decirlo.
La muchacha se relajó contra él y cerró los ojos. El sonido de los latidos de su corazón, combinados con sus risas, le daban una inmensa sensación de paz. Con una mano le masajeaba la espalda, mientras que con la otra, le acariciaba el cuello. Iba a quedarse dormida cuando él pronunció nuevamente su nombre.
—¿Hmmm?
—¿Quieres que empiece con la explicación ahora?
Diego esperó varios minutos, hasta que por fin se dio cuenta de que la muchacha se había quedado dormida. Le acarició el cabello y se acomodó mejor, para poder besarle la cabeza.
—El cuerpo de una mujer es como un templo —susurró.
No esperaba respuesta a su comentario, pero tampoco la obtuvo. Tapó a ambos con las mantas, abrazó a su flamante esposa y cerró los ojos. Lo último que pensó antes de quedarse dormido lo hizo sonreír. La monja había estado en lo cierto cuando comentó a Roberta que los hombres querrían rendir culto allí.
El lo había hecho, sin ninguna duda.

Hasta ahi!
Las quiero

besos=)


Avatar vondy_rebelde

Vondy_rebelde On 09/08/2008

estuviera riéndose de ella. Acababa de sucederle la cosa más maravillosa del mundo y no permitiría que nada se la echara a perder. Un cálido resplandor todavía la tenía acogida en su seno, haciéndola sentir dichosa y somnolienta a la vez.
—No fui muy digna, ¿verdad?
—¿Te refieres a que no fuiste tan digna cuando me suplicaste que no me detuviera?
Diego le acarició la espalda con gran ternura mientras esperaba respuesta.
—Hice eso, ¿verdad?
El tono de sorpresa de su voz lo hizo sonreír.
—Sí —respondió—. Eso has hecho.
Roberta suspiró.
—¿Fue bello, no?
Diego rió.
—Es mucho mejor que bello.
Pasaron largos minutos en silencio. Diego rompió el apacible silencio cuando dio con un sonoro bostezo.
—¿Diego? ¿Yo...? ¿Fui...?
Aparentaba no poder terminar su pregunta. La vulnerabilidad propia la tornaba demasiado tímida como para averiguar si había logrado satisfacerlo.
Diego sabía qué era exactamente lo que ella necesitaba de él en ese momento. —¿Roberta?
El modo en que pronunció su nombre pareció una caricia.
—¿Sí?
—Estuviste perfecta.


Avatar vondy_rebelde

Vondy_rebelde On 09/08/2008

El olor del acto de amor que acababan de vivir flotaba en el aire, alrededor de ambos. Todavía tenía el sabor de Roberta en la boca y, por Dios, sintió que el pene se le erectaba otra vez.
Roberta por fin despertó de su ensueño y se volvió hacia él. Se apoyó sobre un codo para mirarlo.
La mirada ceñuda de Diego la asombró.
—¿Diego? —murmuró—. ¿Te sientes bien?
Volvió la cabeza para mirarla. En una cuestión de segundos, su expresión se modificó. No estaba dispuesto a permitir que ella advirtiera su vulnerabilidad. Le sonrió y le acarició la mejilla con el dorso de la mano. Ella disfrutó del gesto.
—Se supone que tengo que preguntarte si tú estás bien —explicó.
Pero a simple vista, se notaba que estaba mucho más que bien. En sus ojos aún quedaba alguna chispa de pasión. Tenía la boca hinchada por sus besos y todo el cabello sobre un hombro. Diego la consideró la mujer más atractiva del mundo.
—Te hice daño, ¿no es cierto?
Lentamente Roberta asintió. Pero notó que a él no le preocupó la confesión.
—Estaba...
—¿Caliente?
Ella se puso colorada. El se rió. Entonces la estrechó entre sus brazos para darle el gusto de poder esconder el rostro en su pecho.
—¿Es un poquito tarde para que te hagas la vergonzosa, no? ¿O ya has olvidado lo salvaje que estabas pocos minutos atrás?
Claro que no lo había olvidado. Se puso colorada hasta el pelo al recordar lo insolente que había sido su reacción. El pecho de Diego ronroneaba divertido. Pero a Roberta poco le importó que


Avatar vondy_rebelde

Vondy_rebelde On 09/08/2008

aquel sublime acto de amor.
Nunca se había sentido tan protegida, tan libre.
Diego experimentaba la sensación opuesta. Estaba alterado por lo que acababa de sucederle, pues nunca antes se había permitido abandonar completamente el control de sí. Nunca. Lo asustó terriblemente su comportamiento. Las piernas de seda de Roberta habían exprimido hasta la última de sus ideas coherentes. Ella era la inocente y él el experimentado, y sin embargo, había sido Roberta la que terminó con su sistema de defensas. No había logrado contenerse y hacia el final, cuando ambos iban a alcanzar el clímax, se había encontrado tan a merced de ella como Roberta a la de él. Y... Dios lo amparase, pero nunca antes se había sentido tan bien. Estaba muy asustado.
Por primera vez en la vida se sentía vulnerable, atrapado.
Todavía eran uno solo. Muy despacio, Diego se retiró de su cuerpo, antes de que ella lo excitara otra vez. Apretó lo dientes ante el placer que le causó ese simple movimiento. Aún no tenía fuerzas para abandonarla, pero tenía conciencia de que con su peso estaría aplastándola. Roberta tenía los brazos alrededor de su cuello. Diego se levantó y, con ternura, se los quitó. Volvió a agacharse para besarle el cuello y sintió los veloces latidos de su corazón. Halló arrogante satisfacción en ello, pues se dio cuenta que ella tampoco se había recuperado por completo.
Un minuto después, giró sobre su espalda, alejándose de ella. Inspiró profundamente y cerró los ojos.


Avatar vondy_rebelde

Vondy_rebelde On 09/08/2008

Se sorprendió.
—Empiezo a sentirlo... agradable.
Fue todo el permiso que Diego necesitó. El control se le escapó de las manos. Cubrió la boca de Roberta con un beso desesperado. El apetito que sentía por ella le hizo perder los estribos. Se retiró lentamente de su interior, para volver a incursionar con mayor profundidad. El ritual de la unión lo consumió y, al sentir que ella elevaba más aun las caderas para que ambos órganos calzaran a la perfección, Diego hundió el rostro en su cuello y emitió un audible gemido. La presión que crecía en su interior le resultó intolerablemente hermosa. Diego nunca había experimentado algo así antes. Roberta parecía hecha de fuego entre sus brazos. Su reacción salvaje y desinhibida le llegó hasta el alma. No se guardó nada para sí, y esa falta de egoísmo lo obligó a imitarla. La cama crujía a modo de protesta, pues él pujaba una y otra vez. No le importaba otra cosa más que alcanzar la satisfacción mutua.
Y esta llegó con la violencia y sorpresa de una erupción. Primero se produjo en Roberta, que al apretarse y arquearse contra él, lo urgió a dar rienda suelta a su orgasmo.
La muchacha necesitó un largo rato para volver a la realidad. Abrazó con fuerza a su esposo y dejó que las olas de la bendita sumisión la envolvieran por completo. Una parte de sí comprendía que, mientras estuviera aferrada a él, estaría a salvo. No tendría que preocuparse por su control. El la cuidaría. Roberta cerró los ojos y se dejó llevar por la maravilla de


Show all comments


Tag - Vintage
Loading ...