Avatar viviridejarvivir

San Fermin: corrida de toros

¡Basta de torturar toros!
Cada año, miles de visitantes de todo el mundo llegan a Pamplona, España, para ser parte de los Encierros de San Fermín. Sin embargo, los turistas suelen quedar horrorizados al ver a los animales aterrorizados mientras tratan de huir de la muchedumbre borracha que les grita, golpea y jala. Los toros resbalan en las calles empedradas y húmedas, y se azotan contra las paredes con gran fuerza. Muchas veces terminan con lesiones muy graves o con algún cuerno roto que les provoca una intensa agonía. Es tradicional que los corredores les tiren de la cola y golpeen con periódicos para desesperar aún más a este animal, que lo único que intenta es escapar de esta situación. No olvidemos que un toro no es una bestia sanguinaria como tratan de hacernos ver, sino un herbívoro sin ningún instinto de caza o ataque.

Y aún hay más, porque estos mismos toros que corren cada día en los Encierros de San Fermín (36 toros durante toda la semana), terminan en la Plaza de Toros, donde son torturados por toreros una vez que cae la tarde, y por fin, muertos por un estoque que le atraviesa los pulmones para ahogarlo.



Cada año, más de 40,000 toros son barbáricamente masacrados en las plazas de España, según The New York Times, aún cuando la mayoría de los españoles quisieran que las corridas de toros pasaran a la historia. Una encuesta de Gallup celebrada en 2002 indica que el 69 por ciento de los españoles no muestra interés alguno en las corridas de toros. Son los turistas desconocedores de la crueldad de estos espectáculos quienes mantienen viva la tradición, si bien es muy común ver que muchos se van antes que la primera corrida de toros en que participan haya terminado. Muchos jóvenes españoles y mexicanos creen que este cruel deporte es una embarazosa y vieja ocupación de los viejos y empobrecidos tiempos de sus abuelos.

Las corridas de toros no tienen nada en común con la “cultura”. Ellas son un cruel y sangriento deporte en los que los toros no tienen oportunidad de escapar. Según Associated Press, un estudio reciente descubrió que el 20 por ciento de los toros reciben dosis de laxantes y drogas antes de que entren en las plazas. Por otro lado, científicos de la Universidad de Salamanca, España, revelaron que el 20 por ciento de los 200 toros analizados había recibido dosis de medicamentos antiinflamatorios, los cuales “pueden camuflar determinadas lesiones” incluso antes de que empiece el evento. Los cuernos de los toros son recortados y se les unta petróleo en los ojos para nublarles la visión. Antes de que el matador entre en la plaza, un picador apuñala y corta los músculos del cuello del animal.

Los defensores de las corridas de toros dicen que este espectáculo es una “tradición”, pero siempre se ha tratado de utilizar a las tradiciones como justificación del abuso continuo – incluyendo el uso de niños como mano de obra y la esclavitud. Las malas tradiciones deben cesar, de la misma manera que fue prohibida la costumbre española de lanzar una cabra viva desde una torre en nombre de un santo.

Las corridas de toros portuguesas, o las llamadas corridas de toros “sin derramamiento de sangre”, que se practican legalmente en algunos estados tampoco son una buena alternativa, si bien los toros no son sacrificados en la plaza. Esta modalidad incluye matadores que se encargan de molestar y atormentar a los aterrados animales y utilizan varas para pincharlos.



http://www.encierrohumano.com/index.asp

No olviden pasar por el foro: http://vivirydejarvivir.foroactivo.com




On July 12 2009 143 Views



Avatar cantbuymeloovee

Cantbuymeloovee On 02/08/2009

como odio eso






Tag - Cinema
Loading ...