Avatar viva_el_peru2

ETNIA, CULTURA Y RAZA

Si Ud. no lo sabe diferenciar , jamás entenderá el etnocacerismo
ETNIA, CULTURA Y RAZA...
Extracto del libro de Pedro Saldaña, “Conversaciones con Antauro”.
– Mayor, Ud. habla de la raza cobriza en el Perú, como si fuese el equivalente, por ejemplo, de la raza blanca en EEUU. Allá, efectivamente, es evidente la hegemonía blanca al frente de los asuntos económicos, científicos, sociales, políticos, pero dando cabida respetuosa a las minorías. Constituye, pues, una cultura que se ha puesto de acuerdo en lo fundamental, de lo que resulta una clase dirigente verdadera; sin embargo, aquí la raza cobriza esta fragmentada en muchas “dirigencias” que ven cada una a su manera el Perú. Entiendo el “espíritu” de lo que Ud. trata de transmitir, como que en Japón gobierna un amarillo, en la India un hindú, en Suecia un blanco, en Camerún un negro, o sea que gobierne un representante salido de la mayoría demográfica. ¿Cómo piensa entonces que la raza chola–mestiza o cobriza, que es mayoritaria en el Perú, pueda lograr un estatus de clase dirigente?
– No “tan equivalente” es tu comparación entre los casos étnicos en EEUU y Perú. La raza blanca no es el “pueblo originario” en este continente, a diferencia de su similar cobriza. Eso sí: ambas son mayorías demográficas en sus respectivos territorios: pero una como dominante, la otra como dominada. En lo concerniente al “cómo” la ETNOCLASE de estirpe cobriza puede –en el Perú– tornarse en “dirigente” (y por ende dominante), primeramente recuperando la identidad en cuanto requisito elemental del proyecto nacional, para así acelerar (y también ordenar) el “desborde popular” del que hace décadas habló Matos Mar, ya sea mediante formas de acción convencionales (en función a las “reglas de juego” del Estado de Derecho Criollo) como no convencionales (insurgencia armada o desarmada)... propias de un país “hirviente”, en donde se conjuga la lucha de clases del Factor Clasista con el choque de civilizaciones del Factor Etnocultural. Por ende, ahí radica la importancia de la constitución de una agrupación política de carácter ETNONACIONALISTA basada en el Jus Sanguinis y no simplonamente de carácter “nacionalista” basada en el Jus Solis, o sea en el código de barras del DNI plastificado, que inauditamente –por ejemplo– permite falazmente (pero “legalmente”) que un Fujimori, un Kuczinsky, Ivcher o un Meckler y una Karp, sean nuestros “compatriotas” postizos.
– No comparto necesariamente su opinión, pero lo entiendo; no obstante, se dará cuenta que esto tiene un tinte racista.
– ¡Es que el racismo existe porque existen razas! Debemos dejarnos de cucufaterías conceptuales a fin de desmenuzar sin miedo los “tabúes”. ¿Acaso el nudo gordiano de nuestra historia –la invasión extracontinental del s. XVI –no fue una guerra racial entre cobrizos vs. blancos? ¿Acaso, desde una perspectiva militar esa guerra no se configuró como el choque entre la infantería cobriza versus la caballería y artillería blancas? ¿Acaso la emancipación o separatismo criollo del s. XIX no involucró la libertad blanca a expensas del tributo cobrizo y la esclavitud negra? ¿Acaso el catolicismo implantado coactivamente desde hace cinco siglos no ha generado sino dos “santidades” (la criolla Santa Rosa y el afro Martín de Porres), dejándonos a los cholos la sola posibilidad del “amén”’? ¿Acaso en el llamado “deporte rey” –el fútbol– el respectivo clásico no estereotipa a los amos blancos (“U”) y a los esclavos negros (“Alianza”), dejando a la cholada la sola alternativa de la barra brava? E inclusive, en sus manifestaciones desarrolladas ese racismo se constata “imperialistamente” con el sionismo hebreo, el “destino manifiesto” de la Norteamérica anglosajona o, por último, con el “apartheid” pre–Mandela de Sudáfrica... cuyo modus operandis se emula hipocritonamente en “nuestras“ discotecas sanisidrinas o en las playas “rhodesianas” del sur chico. Por eso, a los tontuelos que repiten como loritos “que no existen las razas” (haciéndole el juego a las élites occidentales a las que no conviene que en el mundo “de color” subdesarrollado se tome conciencia de la etnicidad), les recuerdo que en el curso elemental de biología se contempla, dentro de la clasificación taxonómica, la “raza” como determinada categoría:
Reino–tipo–clase–orden–familia–género–especie–RAZA–variedad, de manera decreciente. Es decir el concepto de raza es ante todo de índole científico. Se puede afirmar que es, también, la base biológica del “ser social”. Por consiguiente, el etnonacionalismo (y su derivado etnocacerista) sí que tiene categoría de edificio ideológico.
¿Sabe Ud. que en el genoma humano la diferenciación racial es imperceptible?
A esa micro–escala molecular, por supuesto, mas no en la macro–escala “de fachada” corporal entre determinados biotipos colectivos, o sea raciales, lo cual precisamente es lo que ha explotado el colonialismo euro–blanco para “excusar” su praxis sobre las etnias “de color”.





On June 02 2008 916 Views



Avatar 777_benavente

777_benavente On 05/06/2008

hola
paso a dejarte saludos
cuidate
nos vemos
chaoooo


Avatar viva_el_peru2

Viva_el_peru2 On 02/06/2008

Por supuesto que este enfoque es olímpicamente ignorado por la sociología y etnología eurocentrista y sus imitadores de las élites subdesarrolladas, incapaces de percatarse que el “racismo” al cual aluden, simplemente es producto de la distorsión colonialista de explicar cojudamente que la “superioridad” blanca sobre las etnoculturas “no blancas” se debe exclusivamente al factor humano, en vez que al medio natural primigenio. Es por esto que los etnocaceristas abordamos el problema con actitud resueltamente “contrarracista”, es decir que no eludimos el “tabú” (negando la existencia de las razas), sino que lo afrontamos ideológica y políticamente.


Avatar viva_el_peru2

Viva_el_peru2 On 02/06/2008

a su vez las etnias cobrizas (solo los inkas y aztecas) en una “edad del bronce” similar a la de los aqueos en el sitio de Troya, pero “a pie”; y las etnias negras y australianas prácticamente como bosquimanos o nómadas del paleolítico. ¿Por qué? Porque el medio natural de la gran isla australiana, aislada de las masas continentales y huérfana de animales de tiro o de carga, así como desprovista de todos los cereales (maíz, trigo, cebada, arroz, fríjol, centeno, garbanzo, etc.), no podía compararse al medio natural eurasiático conteniendo todas o casi todas las bestias de tiro, carga y monta: camellos, equinos, asnos, elefantes, etc., además de casi todos los animales “de corral” como los ovinos, bovinos, caprinos, etc… Se puede decir que la América cobriza estuvo casi tan desprovista como el hábitat australiano, solo que con el agregado del auquénido y el cuy en ciertas partes del Ande. Es así que mientras el hombre blanco transita por la historia montado a caballo y arreando diversidad de ganado, el hombre cobrizo y australiano lo hacían a pie, con la carga a la espalda y sin nada o casi nada que “arrear”.


Avatar viva_el_peru2

Viva_el_peru2 On 02/06/2008

– Aceptando que, efectivamente, el racismo es objetivo y por ende que las razas son innegables, ¿entonces cuáles serían “inferiores” y cuáles “superiores”
– Ninguna. Me explico: el potencial del homo sapiens es el mismo en cualquiera de sus versiones raciales. Lo que altera en verdad sus respectivos “rendimientos” es el medio natural, su hábitat; lo cual, como parte de la particular “ecuación cultural”, recién determina que unas culturas sean “superiores” y otras “inferiores”. Entiéndase que la cultura es producto de la interrelación entre el hombre y el medio, y que en esa ecuación el hombre es la “constante” y el medio es la “variable”. Por ende, no pueden haber razas inferiores ni razas superiores, sino culturas inferiores y culturas superiores. Lo que pasa es que aquel “racismo colonialista”, generado del criterio blanco respecto a las etnias colonizadas, distorsionó la ecuación cultural al confundir la “variable” (el medio natural) como constante, y –a su vez– la “constante” (el elemento humano) como variable. En el s. XVI, cuando Colón desembarcó en Guanahaní (en vez que Moctezuma o Atahualpa desembarcasen en Cádiz), las etnias europeas estaban en un nivel cultural semi–industrial y científico (armas de fuego, imprenta, “renacimiento” , etc.);


Avatar viva_el_peru2

Viva_el_peru2 On 02/06/2008

marinos.
- Si enfocamos las andenerías de Písac desde una perspectiva étnica, pues no solamente deberá interesarnos la cuestión meramente cultural, sino que ADEMÁS deberemos inquirir por el constructor: ¿Quién era ese hombre?, ¿cómo era aquel pueblo?, ¿quiénes son sus actuales descendientes?... Es decir, involucramos al individuo histórico. Pero, como su nombre indica, la palabra “individuo” proviene de “individir” cuerpo y alma (o pensamiento). Por consiguiente, también contemplamos (en la etnia) un ingrediente racial en cuanto raíz biológica de esa individualidad. Entonces identificaremos las andenerías de Písac, Machu Picchu, Sacsayhuamán y las Líneas de Nazca, con la estirpe andinoamericana de índole tawantinsuyana a lo largo de una conexión sanguinea de siglos, plasmada hoy en el biotipo cholo–mestizo.
Si enfocamos las pirámides o las andenerías desde una perspectiva racial, nos bloquearíamos absolutamente, en la medida que la raza constituye una categoria estrictamente biológica, limitada a la animalidad del Homo sapiens.
Podríamos establecer entonces que la cultura es una categoría artificial propia de un ser racional y creador; que la raza –a su vez– es una categoría biológica que trasciende a la especie humana e incluso al reino animal (también existen razas entre las especies vegetales); y que –por último– la etnia es una categoría mixta racial–cultural propia del Homo sapiens “individualizado”.


Avatar viva_el_peru2

Viva_el_peru2 On 02/06/2008

– Observo que emplea tanto el concepto de raza como el de etnia..., ¿qué los diferencia?
– La etnia es como una medalla cuyas caras son la raza y la cultura, o si se quiere, un tallo que vincula la raíz biológica del individuo con su flor cultural.
– ¿Podría ser más específico?
– Razas existen no solo entre los hombres, sino también entre el resto de animales e inclusive entre las especies del reino vegetal, pero las etnias son exclusivas del Homo sapies. Debemos, pues, saber diferenciar estas tres categorías para ubicarnos como etnonacionalistas.
Si estudiamos las pirámides de Egipto desde una perspectiva estrictamente cultural, nos interesará su significación religiosa y astronómica, su diseño arquitectónico, la ingeniería respectiva y trigonometría requerida en el cálculo de ángulos y derivas, el acopio y traslado de material, etc... pero sin tener por qué referir si los constructores eran negros, blancos, amarillos, cobrizos o azul




viva_el_peru2

Favorite viva_el_peru2

male - 01/06
91 Photos
Lima, Lima, Peru




Tag - Funny
Loading ...