Avatar victordguezseara

De paseo por Ourense, LIX: Bar Gómez

El Bar Gómez se alza majestuoso en su islote de la calle Doctor Fléming, bañado por las olas de asfalto caliente en tardes de verano dedicadas a la vista contemplativa desde sus sillas en la acera. Sólo los clientes VIP tienen acceso al local, clientes fácilmente reconocibles por su palillo ladeado, llavero colgando de presilla de pantalón y sobre todo camisa abierta hasta el tercer botón contando desde la nuez. Cuenta la leyenda como bajo su suelo está enterrado un hipster algo despistado que un buen día entró en el Bar Gómez pidiendo un espresso con una cupcake. Aquí no valen modernismos. Debes tener pinta de nunca haber cogido un libro pero hablar como si los hubieses leído todos y si resulta evidente la imposibilidad de que tú seas el protagonista de la fantasmada, entonces, recurre al amigo imaginario:
- …pues yo tengo un colega trabajando en la NASA, si, es el pavo que diseña las naves y todo eso,…
La UNESCO ha iniciado un estudio paleontológico en Bar Gómez. Hay sospechas fundadas de la existencia del último ejemplar vivo del eslabón perdido entre el mono y el homo sapiens
- …pues tengo yo un colega que trabaja en la UNESCO,..
- ¡En la UNESCO!
- ¡Si, leñe!, ¿qué pasa?, “Unión de Españoles Cojonudos”, pa flipar,…




On August 30 2014 at Galicia, Spain 78 Views



Digital camera : Panasonic / Lumix LX7

Avatar sofiaesbella2

Sofiaesbella2 Goldcam On 01/09/2014

ace años, un supervisor visitó una escuela primaria. En su recorrida observó algo que le llamó poderosamente la atención: una maestra estaba atrincherada atrás de su escritorio, los alumnos hacían gran desorden; el cuadro era caótico.
Decidió presentarse:
- “Permiso, soy el supervisor de turno…¿algún problema?”
- “Estoy abrumada señor, no sé qué hacer con estos chicos… No tengo láminas, el Ministerio no me manda material didáctico, no tengo nada nuevo que mostrarles ni qué decirles…” El supervisor, que era un docente de alma, vió un corcho en el desordenado escritorio. Lo tomó y con aplomo se dirigió a los chicos:
- “¿Qué es esto?”
- “Un corcho señor”… gritaron los alumnos sorprendidos.
- “Bien, ¿De dónde sale el corcho?”
- “De la botella señor. Lo coloca una máquina…”, “del alcornoque, de un árbol….", “de la madera…”, respondían animosos los niños.
- “¿Y qué se puede hacer con madera?”, continuaba entusiasta el docente.
- “Sillas…”, “una mesa…”, “un barco…”
- “Bien, tenemos un barco. ¿Quién lo dibuja? ¿Quién hace un mapa en el pizarrón y coloca el puerto más cercano para nuestro barquito? Escriban a qué provincia argentina pertenece. ¿Y cuál es el otro puerto más cercano? ¿A qué país corresponde? ¿Qué poeta conocen que allí nació? ¿Qué produce esta región? ¿Alguien recuerda una canción de este lugar?” Y comenzó una tarea de geografía, de historia, de música, economía, literatura, religión, etc.
La maestra quedó impresionada. Al terminar la clase le dijo conmovida:
- “Señor, nunca olvidaré lo que me enseñó hoy. Muchas gracias”.

Pasó el tiempo. El supervisor volvió a la escuela y buscó a la maestra. Estaba acurrucada atrás de su escritorio, los alumnos otra vez en total desorden…
- “Señorita… ¿Qué pasó? ¿No se acuerda de mí?”
- “Sí señor, ¡cómo olvidarme! Qué suerte que regresó. No encuentro el corcho. ¿Dónde lo dejó?.”
* Cuento extraído del libro: Cuentos para regalar a personas inteligentes de Enrique Mariscal. Ed. Serendipidad.




Flash of victordguezseara

  • sofiaesbella2
  • sofiaesbella2
  • lapauladehaedo
  • nochesenvela
  • nochesenvela


Tag - Style
Loading ...