Avatar una_de_kalamares

It's up to you: New York

Es curioso, como cuando llegan los grandes cambios uno no es capaz de ser consciente de lo que eso significa...

Es como observar el Empire State desde sus cimientos: ¡Wow! ¡Menuda mole de hierro! Con razón en su época fue todo un símbolo de poder, y aún a día de hoy. Pero cuando miras a tu alrededor observas cómo estás envuelto entre torres enormes, todas imponentes, edificios de cristal descomunales. Se pierde la perspectiva, parte de su magia, y uno no es consciente de cómo es de alto hasta que se sube al último piso. Y una vez arriba, todo es diferente; observas las cosas que antes te parecían colosales, ahora minúsculas, y llegas a pensar en lo estúpido que eras al pensar que aquello de abajo era lo más grande.

Es algo similar a cuando viajas en avión y observas por la ventanilla cómo el mundo se aleja de tus pies, incluso puedes llegar a vislumbrar la curvatura del planeta; las distancias se pueden medir con un palmo para representar varios kilómetros y los rascacielos pierden su sentido al no encontrar rasgado el azul de la atmósfera. De pronto, comprendes mejor el mundo.

Con la vida sucede exactamente igual. Los objetivos, con sus metas inalcanzables, se observan con pavor desde abajo pensando en lo imposible de su consecución. Miles de dudas, decepciones, problemas y tristezas llegan a nublarte la vista, porque los tienes a la altura de los ojos, te pinchan desde los pies hasta los párpados y eso es difícil de ignorar. Tanto, que tal vez ya hayas llegado más arriba y ni siquiera te hayas dado cuenta. A veces, es necesario apartarse las telarañas y echar un vistazo al rededor; y compruebas, sorprendido, que todo eso que te atosigaba y te daba vértigo está ahora abajo, muy abajo. Estás acariciando con la mano ese mástil de bandera que se intuía en las alturas de los propósitos. Eso sí, es bastante más fácil ser consciente de estar en lo alto del Empire State que en lo alto de uno de los retos de la vida.

Al igual que en el mítico edificio, puedes llevar hasta el ático a las personas que tú quieras. ¿A quién elegir? A aquellas que se asombren contigo cuando te ven tan alto. A aquellas que quieran estar allí contigo, y te lo demuestren. Pero, recuerda, que nadie puede subirte todos esos escalones en volandas como si fueses la novia en tu boda (sería digno de admiración encontrar a alguien con tanta fuerza y ganas de invertir la subida sólo para tí, o tal vez sería un idiota). Esas personas están para admirar las vistas contigo, y por supuesto charlar entre escalones. Palabras de aliento para superar un tramo hasta un rellano, y de forma recíproca; porque, recuerda, ellas también están subiendo su propio edificio.

(Si, lo se, los ascensores existen desde bastante antes que el Empire State... pero no vengáis a joderme la reflexión, hombre XD).

Y, relacionando la metáfora con los hechos, cuando uno está en lo alto de uno de sus planes, observa que a su alrededor aún hay puntos más altos. Hay algunos que son viejos conocidos, con unas cuestas demasiado pronunciadas, caminos tortuosos y llenos de impedimentos; otros son nuevos, se presentan amenazadores y prometedores a un tiempo. Que no nos asusten: con perseverancia, persistencia y energía seremos capaces de observar desde sus cumbres hacia abajo. Aunque miles de veces pensemos que eso es imposible, que cómo pretendes que me suba ahí arriba, so flipado. Pero, en el fondo, sabemos que sucederá. Simplemente es cuestión de encontrar el sendero correcto hacia arriba.

Y lo que es más importante: cuando caigas, no pienses que estás otra vez abajo. Simplemente has tropezado con una piedra, un arbusto demasiado espeso, un precipicio insalvable. No desesperes: descansa, cura ese meñique que te has dejado en la piedra (con lo que duele, ¿verdad?) y echa un ojo al entorno, porque siempre hay un sendero cerca que te permite seguir el ascenso. A veces encuentras una bifurcación, y es necesario pensar una elección; a veces simplemente hay un único camino. Piénsatelo, coge carrerilla, y cuando te sientas preparado échale valor y ponte a andar, sin pausa pero sin prisa. Y, por supuesto, tampoco seas estúpido: si has atravesado un camino de zarzas y tienes el cuerpo que da pena verlo, cuando lo cures no te lances a subir por otro que esté atestado, por muy ricas que estén las moras. Piensa.

La incertidumbre en la vida es su mayor defecto y a la vez lo que hace que merezca la pena.




On July 18 2010 9 Views



Avatar xabe69

Xabe69 On 03/02/2011

:) tq


Avatar sacavaquecet6670

Sacavaquecet6670 On 11/01/2011

una_de_kalamares, que gracioso como sales en este video, eres tu no?

el video esta en mi fotolog asi que pasate y lo ves, adios, besos!


Avatar pexyocylyti1040

Pexyocylyti1040 On 09/01/2011

una_de_kalamares, que bien que luces en este video

te deje en mi fotolog el video para que lo veas, cuidate mucho, besos!


Avatar juvogichyr2757

Juvogichyr2757 On 04/01/2011

una_de_kalamares, que divertido como apareces en el video, eres tu no?

el video esta en mi flog asi que pasate y lo ves, adios, besos!


Avatar xabe69

Xabe69 On 30/08/2010

ke altooo!! yo kiero ir a NY =)


Avatar xabe69

Xabe69 On 20/07/2010

De nada por estar a 9 numeros, mama lo hizo bien al comprar la casa :D
jajajajaja


Si te lo planteas y te lo replanteas, avisa!!! :D
Ami quiza me llamen para el año que viene repetir este campo...
porque dicen que se volvera a hacer y si es así nos llaman,
asique si voy, el año que viene haré dos campos!!! :D
jajajajaja

te quiéeee






Tag - Hair
Loading ...