Avatar tuna_ius_uahc

ordenados parecemos caballeros... increible pero cierto

Aqui otra foto de la gala, si, somos algo autoreferentes, es de esperar que siempre nos vieramos en las fotos asi de ordenados si parecemos niños buenos... (¿para que? decidanlo uds)

pronto vendran mas fotos de las ultimas andanzas de la tuna y vendran fotos exclusivas de nuestros pardillos...

señoritas no coman ansias (no son la gran cosa)

fuerza para todos los con pruebas, pegas, oficios bomberiles y judiciales, ademas, de los dramas etílicos.

saludos a todos los integrantes y amigos de la unica, grande y nuestra Tuna de Derecho de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano


se despide

Tuno Chancho
Tuna de Derecho
Universidad Academia de Humanismo Cristiano

"Algunos dicen Haber
en Derecho estudiantes...
Gastan el tiempo en andar
de noche y en punterias,
en dormir y pasear,
borrachear y jugar,
y en otras bellaquerias"

Y recuerden para vernos en el ciberespacio visiten http://tunadederecho.academia.cl, o mandenos un mail a [email protected]





On October 14 2008 10 Views



Avatar tunachile

Tunachile On 15/10/2008

Y, a la luz de lo ya expuesto, parece inconcebible la existencia de tunas, o tunos, al margen de la Universidad; de tunos a sueldo, so pretexto de cumplir importantes cargos en sus agrupaciones; de gentes con becas de cualquier color y con significados muy imaginativos; de niños pequeños integrando tunas; De encuentros de tunas en los que se prohíbe parchar, por ser un acto mendicante; De tunas que no rondan; de tunos que han pasado cortísimos períodos de aprendizaje. Pero los hay, y por montones. Y el público, por su calidad musical, los aplaude. Bien por ellos. Pero el murgo, por definición, nunca ha aceptado su condición de imitador, lo que constituye, sin duda, un atropello a las tradiciones universitarias. Y, no contento con eso, ha deformado los aspectos básicos del mester. Algunos han dicho que el parche no tiene más valor que los dineros que con el se recolectan; que ellos sí tienen identidad porque no le copian a los españoles; que para la Tuna no hay edad; que los universitarios, por hacerles ver que no son tunos, son arrogantes y clasistas. Por su parte, el murgo universitario cree que por su condición puede acceder al patrimonio de la Tuna, sin darse cuenta de la ceguera que le impide ver el verdadero sentido del mester.


Avatar tunachile

Tunachile On 15/10/2008

y replanteamiento de objetivos, nacidos de una imaginación alimentada por un interés carente de fundamento y convicción. Sin embargo, a veces, a primera vista no es fácil, para el poco entendido, distinguir a la Tuna entre las murgas. Esto ocurre porque el integrante de la murga, o murgo, actúa, representa un papel y, por lo tanto, puede parecer que lo hace igual o mejor que el tuno; pero, por la misma razón, carece de fundamentos y no es más que una imagen temporal, una alegoría sin sentido ni valor histórico. Por ello, a veces la murga necesita del escenario, y se avergüenza de su traje en otro contexto que no sea el de la presentación. Esto, lejos de ser un beneficio para la difusión del mester, es perjudicial, ya que lo distorsiona totalmente; más aún, estos imitadores llegan al extremo de negar la Tuna como entidad universitaria, y, aún siendo algunos universitarios, se otorgan la autoridad para contradecir lo que han establecido incontables generaciones de estudiantes, utilizando los elementos atractivos de la tradición en beneficio propio: notoriedad, aplausos, dinero, etc. Otros dicen haber formado grupos donde los valores se fortalecen extraordinariamente, que son verdaderas hermandades donde han aprendido a ver la vida de otro modo; hay muchos grupos en la sociedad donde se puede lograr esto, y no son precisamente Tunas o estudiantinas. No obstante, no cabe duda que algunos, quizás la mayoría, tengan las mejores intenciones, pero no han querido asumir sus errores.


Avatar tunachile

Tunachile On 15/10/2008

atributos físicos, posición social o situación académica, de los cuales la carestía vivida por la Tuna, sobre todo durante el pardillaje, lo despoja absolutamente. Por supuesto, todo esto dentro de los márgenes establecidos por la tradición. Por esta razón el tuno es espontáneo, directo y transparente, y no lo es aquél que hace gala de una caballerosidad fingida y exagerada, o de sus dotes artísticas y de galán, exaltados por la innumerable cantidad de cintas, prendas femeninas y mensajes amorosos que cuelgan de su alegórico atuendo.
En este sentido la jerarquía es fundamental en la formación de los aprendices que ven en los experimentados un desafío, y estos últimos ven en los pardillos una oportunidad más para servir a la Tuna, colaborando en la formación de más y mejores tunos y por ende personas. La murga como imitación de la Tuna
Ya se ha dicho que de la Tuna se conocen sólo algunos elementos superficiales, y que de ellos se sirven muchas agrupaciones, a veces sin mayor afán de profundizar el conocimiento de éstos. Esto, aunque parezca extraño, por lo general no sucede por desconocimiento de la historia del mester; más aún, todos hablan de sus ochocientos años de existencia y de su origen universitario. Lo que ocurre en el caso de las murgas, es que se ha producido una ruptura en la idea que tienen de la tradición: ven el pasado como algo totalmente distinto, casi fantasía literaria, y sin conexión con el presente, sentido éste como permanente innovación


Avatar tunachile

Tunachile On 15/10/2008

El estilo del Mester, en cuanto a aprendizaje y conocimiento del mundo, deriva directamente de las costumbres de los antiguos goliardos. De aquí que la Tuna sea andariega y nocheriega, que privilegie el desarrollo de habilidades y del ingenio sobre calidad artística, que se aventure por el mundo con nada más que ganas y voces gastadas. Incluso muchos, como los sopistas de antaño, se alimentan y pagan deudas escolares gracias a lo que han de recibir como premio a noches enteras de caminatas y parches, como hace ocho siglos. Finalmente, el planteamiento de la siguiente interrogante puede resultar sumamente útil para resumir lo expuesto: ¿cuál es el objetivo fundamental de la Tuna? Para quien haya vivido realmente el hermoso mundo del Mester, puede resultar muy simple. Sí, ya que no requiere del estudio de teorías ni un conjunto de conocimientos acumulados durante siglos de tunar, sino la comprensión de la propia realidad, de las propias vivencias y experiencias. Y aquellas nos dicen que el objetivo de la Tuna es educar espíritu, mente y cuerpo mediante lecciones de vida emanadas fundamentalmente del conocimiento del mundo, de la vida diaria y de la necesidad. En efecto, el desarrollo de las habilidades personales, del ingenio y la sensibilidad, el fortalecimiento de la seguridad personal, el desprendimiento, la caballerosidad, el compañerismo y otras virtudes se basan en el conocimiento y la valoración del individuo en sí, excluyendo los agentes externos como medios económicos,


Avatar tunachile

Tunachile On 15/10/2008

servilismo para conseguir, a costa de cualquier humillación, un rango importante Si fuera así, el principiante no tendría oportunidad alguna, ya que es fácil para el experimentado distinguir entre servilismo y verdadero compromiso, o abandonaría su intento tras largos años de infructuosa espera. Por lo tanto, el tuno, quien ha superado la prueba de iniciación, no cabe duda que ha obtenido su grado por el más puro compromiso hacia el Mester. Y éste es un compromiso de vida, porque las enseñanzas de la Tuna, basadas en la experiencia de andanzas y aventuras, en el conocimiento del mundo, en la superación personal y en la fraternidad del grupo, perduran para toda la vida y son el perfecto complemento a la formación académica, a veces escasa en valores. Por otro lado, la convivencia entre tunos y aprendices estimula la capacidad de expresión, el trabajo en equipo y el desenvolvimiento en cualquier grupo humano. Además, las actividades de la Tuna, les permiten a sus integrantes estar en íntimo contacto con las gentes y las culturas, por donde quiera que vaya. Las vivencias compartidas tras serenatas y canciones festivas sellan amistades y amores, alegran almas acongojadas y desahogan corazones agobiados, sin mediar prejuicio alguno entre el tuno y el destinatario de sus sones. Es más, el tuno busca su público en la calle, en la universidad, en el figón, en sus viajes por el mundo y en todos los rincones por donde sus pies lo conducen.


Avatar tunachile

Tunachile On 15/10/2008

y las características de un país. Además, porque el ideal moderno no es el ideal europeo La Tuna es tradición universitaria no sólo porque las costumbres se han traspasado de generación en generación, sino porque la vida universitaria ha mantenido características comunes en el transcurso del tiempo. Dentro de las usanzas del mester de tunería, la más característica, como ya se ha dicho, es el tañer y cantar. Podría decirse, entonces, que la Tuna es una combinación de música, sin afán mayormente perfeccionista ya que no se trata de un conjunto de músicos profesionales, y de vivencia universitaria, dentro del marco de la tradición gestada desde los principios de la Universidad. Por lo tanto, el ser estudiante y músico no otorga a nadie el derecho de sentirse partícipe del Mester. elemento fundamental de la tradición, como ya se ha dicho, es la jerarquía. El tuno es el maestro que instruye al aprendiz en las artes de la tunería. Éste, a cambio, le debe respeto y obediencia, y debe estar preparado para cualquier prueba que le imponga su tutor, por dura que sea. La idea fundamental es crear un mundo donde el pardillo no tiene derechos ni privilegios, y donde no resalten más cualidades que el afán de superación, la perseverancia y la humildad. La miseria pardillesca, a ojos de un extraño, puede parecer un simple abuso de poder; esto no es más que una falsa imagen que proyecta la rigidez jerárquica. Por otro lado, la actitud del aprendiz puede interpretarse como un acto


Avatar tunachile

Tunachile On 15/10/2008

las enseñanzas de la Tuna nacen principalmente de la necesidad. Esto no quiere decir que para ser tuno haya que ser pobre, sino que en la Tuna los recursos económicos vale bastante poco ante el buen manejo de las artes de la tunería, por lo que se privilegia el desarrollo de éstas por sobre cualquier comodidad material. Dicho de otro modo: la Tuna ronda sin importar las distancias ni el clima, pasa el pandero para sustentarse por sí misma canta y tañe superando cualquier falencia musical con su gallardía e ingenio, da serenatas sin pedir recompensa y viaja por el mundo venciendo todo tipo de dificultades. La máxima expresión de la miseria tunesca es el pardillaje, en el cual, a costa de la negación absoluta de los privilegios del aprendiz, se inculcan las enseñanzas más importantes del mester. Lo demás es un constante aprendizaje de la vida, acumulación de experiencias, planteamiento de desafíos y nuevas metas, superación, improvisación, constante movimiento, y, en fin, una historia que se sigue escribiendo día a día con nuevas andanzas, viajes, hazañas y, por sobre todo, con nuevas generaciones. Esto, a pesar de no ser algo preciso y específico, forma parte fundamental de la tradición; es más, de ello se alimenta.
En todos los elementos ya descritos, la idiosincrasia e identidad de nuestros pueblos latinoamericanos, incluso su folclore, tienen perfecta cabida, porque no todas las universidades son iguales, y su interacción con el medio varía según el nivel de desarrollo


Avatar tunachile

Tunachile On 15/10/2008

Dentro de las actividades de la Tuna, las más características son, sin duda, la ronda y el parche. Esta última ha sido siempre su sustento y, a veces, el de sus integrantes. Consiste en cantar, tañer y recitar en diversos locales, como restoranes, posadas, hosterías y figones, o en algún evento, y, después de los infaltables discursos sobre la tradición y su valor cultural, un integrante recoge el aporte del público en el pandero o pandereta, instrumento de percusión característico. Este constituye la primera fuente de ingresos para la tuna; la segunda, y, a veces, última, son "contratos" para amenizar banquetes, fiestas y celebraciones. Esto, por su puesto, no es con fines de lucro, sino para palear en alguna medida la carestía escolar y para financiar las necesidades de la Tuna, como instrumentos, vestimentas, viajes, etc. Puede verse claramente, entonces, su carácter autosuficiente. La Tuna también es muy andariega, como aquellos primeros vagantes escolares. No hay ninguna que se precie de tal que no se haya aventurado más allá de su tierra; para ello, jamás se ha limitado por recursos económicos, los que son suplidos, y, a veces, con creces, con las buenas artes que domina el tuno. Por otra parte, el adjetivo de "mujeriega" responde a su espíritu romántico y a sus infalibles – o casi – técnicas de conquista, que le ayudan al tuno a disimular su fealdad ante la enamorada, pero no quiere decir que cada uno lo sea; es una elección personal. Es importante recalcar aquí que


Avatar tunachile

Tunachile On 15/10/2008

La jerarquía en el mester ha sido siempre elemental: tuno, o sea, experimentado en las artes de la Tuna, y pardillo El período de instrucción, o pardillaje, puede durar años. Muchas personas ajenas a la Tuna cuestionan el hecho de la diferencia entre estos dos tipos de integrantes, tratándonos de déspotas y abusadores; estas afirmaciones están muy lejos de lo que la Tuna persigue con el mantenimiento de la jerarquía, que es una forma de hacer cómplice al pardillo de todos los sacrificios que vida te depara; amén de lo anterior cada uno de los integrantes de la Tuna fue probado por el mismo crisol, tratando de impregnar en aquel, la costumbre del servicio alegre y gratuito. Un aspecto a destacar dentro de la jerarquía, es la existencia del orden de antigüedad entre los veteranos, circunstancia que se facilita mucho las decisiones a tomar durante el ejercicio del Tunar, así por ejemplo: de que vino tomar o que casa visitar para solicitar techo y/o comida. Este es todo el escalafón de la Tuna y no existen más, como se ha querido graficar en algunas agrupaciones donde se han creado cargos honoríficos, supratunos, inexistente en la tradición, como más adelante se detallará. Existen, por supuesto, ritos iniciáticos llenos de simbolismo, con los cuales se recibe a los nuevos integrantes, y otras ceremonias cuyo carácter se ha traspasado por generaciones, y que tienen distintos matices, dependiendo de cada grupo de Tunos. Todo esto queda en la más absoluta intimidad


Avatar tunachile

Tunachile On 15/10/2008

peticiones de limosna. Se llamaba a sí mismo juglar, y se jactaba de saber "los estromentos e todas juglerías"; menciona en su Libro de Buen Amor:
Cantares fiz algunos de los que dizen los ciegos,
e para escolares que andan nocherniegos,
e para otros muchos por puertas andariegos,
caçurros e de bulrras, non cabrían en diez pliegos.
Y en algunos de sus versos hace referencia al carácter indigente de los estudiantes:
Señor dat a escolar
que vos viene a demandar.
(...)
Señores, vos dad a nos
escolares pobres dos.
También Alfonso X, gran impulsor de la prosa castellana, menciona a los goliardos en las Siete Partidas como "esos escholares que troban e tañen instrumentos para haber mantenencia".
El estudiante pícaro
Es claro que la mayor motivación de los forjadores de la tradición de la Tuna fue la satisfacción de menesteres principalmente materiales. Sin embargo, con el correr del tiempo, la actividad goliardesca se apreció no sólo como una actividad mendicante, sino también como un espacio para satisfacer necesidades juveniles de aventuras y amores, y como una fraternidad al interior de las universidades. Pero el acentuado tenor pordiosero se mantuvo por mucho tiempo, y también la práctica de algunas malas artes como el engaño, el robo y otras fechorías nacidas del agudo ingenio y picardía, y de los deseos de vivir con el mínimo esfuerzo, a costa de lo ajeno; hay que ubicarse, eso sí, en el contexto de una época en que el hambre y las enfermedades hoy


Avatar tunachile

Tunachile On 15/10/2008

Hay que recordar que en aquellos tiempos la lengua culta era el latín, por lo que la poesía en lengua romance era considerada, en general, de menor nivel. Sin embargo, no debe restársele importancia al papel que llegó a cumplir el juglar: fue el único poeta e historiador de su tiempo, pero no fue competencia para el trovador, poeta de las clases cultas, y para los estudiantes, a veces cultos a medias, pero generalmente creadores de sus propias obras y mejores ejecutantes, ya que en conjunto alcanzaban mayor nivel musical. Los escolares practicaban la música, y aún con más refinamiento que los Juglares, según el autor del Alexandre, para quien los más delicados sones que pueden imaginarse hacíanse juntando a "todos los estrumentos que usan los joglares, otros de maor preçio que usan escolares". En fin, claro es que los escolares, a causa de su ilustración, eran preferentemente autores, y debemos recordar una muestra de su producción, como la "Razón de Amor con los Denuestos del Agua y del Vino"; el que escribió este poemita, a principios del siglo XIII, no aspiraba, sin duda, a ser un tipo ajuglarado sino trovadoresco: "Un escolar la rimo Que siempre dueñas amó... " En España fueron llamados sopistas, ya que muchos de ellos vivían de la sopa boba, comida suministrada en los conventos como forma de caridad, que generalmente consistía en pan y caldo. Juan Ruiz, Arcipreste de Hita, escribió muchas cántigas para escolares, de las cuales se conservan cantos que son simplemente


Avatar tunachile

Tunachile On 15/10/2008

clérigo huido o un estudiante perdulario, esto es, un déclassé, un bohemio. Es un producto de la misma transformación económica, un síntoma de la misma
dinámica social que dio origen a la burguesía ciudadana y a la caballería profesional, pero presenta ya rasgos importantes del desarraigo social de la moderna intelectualidad. El vagans carece de todo respeto para la Iglesia y para las clases dominantes, es un rebelde y un libertino que se subleva, por principio, contra toda costumbre. En el fondo es una víctima del equilibrio social roto, un fenómeno de transición que aparece siempre que amplios estratos de población dejan de ser grupos estrechamente cerrados que predominan la vida de sus miembros, y se convierten en grupos más abiertos, que ofrecen mayor libertad, pero menor protección. La presencia de los estudiantes vagabundos se intensificó con el florecimiento de las universidades, ya que de la gran cantidad de personas deseosas de mejorar su posición social mediante el acceso a la cultura, muchos eran pobres y quedaron abandonados y sin más remedio que recurrir a las artes mendicantes para sobrevivir. Poco a poco la Universidad se iría convirtiendo en una verdadera escuela de la vida, donde muchas veces se conjugaban la escolástica con las artes de la sobrevivencia. Los goliardos frecuentemente eran confundidos con los juglares; ellos, sin embargo, orgullosos de su educación, buscaban distinguirse de sus más bajos competidores.


Avatar tunachile

Tunachile On 15/10/2008

más que por defender ideas y aclarar conceptos. Y muchos de quienes han intentado extirpar de cuajo el alma universitaria de la Tuna o algunas de sus tradiciones, la han vilipendiado en reiteradas ocasiones. Con humor, de la Cruz señala: Mas, con ser tan excelentes las virtudes deste mester, que pone su gloria en contentar cuitados corazones, hay malastrados que lo denuestan, los unos por ignorancia, los otros por invidia o porque algún tuno les sopló la dama o cosas dese tenor. Y además, con ser tan excelente su exercicio, tiene agora la Tuna algunos enemigos y aquesto porque vese, asaz frecuentemente, tunos de extraña compostura, que no tienen de tales sino el nombre y el atavío, de lo que se siguen grandes males. Los precursores de la Tuna son los escolares vagabundos o "goliardos", que buscaron en la vida juglaresca una alternativa para obtener sustento, un poco de diversión y un espacio para satisfacer sus necesidades juveniles de aventuras y amores Estos personajes surgieron en un medio sujeto a una serie de cambios motivados por las nuevas demandas sociales de la época, hacia el cual generalmente mostraron desprecio por el abandono que sufrieron. Si bien la libertad individual aumentó, las oportunidades no fueron las mejores para los más desposeídos que vieron en la educación una esperanza de superación, ya que muchas veces sufrieron el desamparo. Al respecto, Hauser señala: El vagans es un clérigo o un estudiante que anda errabundo como cantor ambulante; es, pues, un


Avatar tunachile

Tunachile On 15/10/2008

es imitar a los españoles y perder nuestra identidad latinoamericana, o simplemente, una actitud clasista, por cuanto pertenece exclusivamente a la universidad tradicional. Por otro lado, otros que pertenecen a centros de educación superior no han sabido descubrir el verdadero sentido de la Tuna, o incluso desconocen sus motivaciones fundamentales. A todos estos imitadores en lenguaje familiar les llamamos murgos, o sea, los que integran una murga, agrupación musical carente de tradición tunantesca. Emilio de la Cruz, quien perteneciera a la Tuna de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense, los define como aquellos que Engolosinados por gozar de nuestro fuero, (...) usando nuestro atavío, usurpan nuestro lugar. Como sucedió en tiempos en la Universidad de Salamanca que se acogían so el manto de estudiantes gentes de la más differente condición que sólo buscaban beneficios en tal disfraz Y con respecto a las comparaciones que el público hace entre tunas y murgas, escribe en su Libro del Buen Tunar: Dicen de nos que no tañemos sino medianamente, ca hay fanfarrias, murgas e rondallas de menestrales que lo hacen mejor que nosotros, echando al olvido que en la Tuna, de cien partes, son cincuenta música y las otras cincuenta dispierto ingenio, galanura sin tasa, polida osadía, cortesanía abundosa e buen trasegar. El problema de la interpretación de la tradición ha traído como consecuencia constantes pugnas, motivadas la mayoría por intereses personales


Avatar tunachile

Tunachile On 15/10/2008

La Tuna en Chile y los imitadores
En nuestro país, sin perjuicio de lo que más adelante se detalle, esta actividad se ha asociado por mucho tiempo a la zona norte, principalmente por la popularidad del Encuentro Iberoamericano de Tunas y Estudiantinas de Iquique, que se viene desarrollando desde 1986, y otros como el de la ciudad de La Serena, Valparaíso, San Bernardo y por la gran cantidad de grupos de similar naturaleza que allí han surgido; en la actualidad son numerosos en todo el país. Tal ha sido el éxito de estos festivales y el entusiasmo con que el público ha recibido a estos artistas, que el carácter universitario de la Tuna parece haber quedado sepultado bajo sus profesionales sones y una infinidad de accesorios y cintas multicolores, que denotan un estado físico de quienes las portan, que para algunos Tunos sería envidiable. El origen de la Tuna es claro: Nace con la universidad, y ha representado por mucho tiempo el alma universitaria. Sin embargo, existe una gran confusión, sobre todo en el medio nacional. Se ha desconocido su valor histórico y se ha intentado separarla del concepto de Universidad. Lamentablemente, son numerosos los conjuntos en nuestro país y en otras partes del mundo que llevan el nombre de Tuna con poco o sin conocimiento –y con menor razón, práctica– de sus normas y costumbres; algunos, ni siquiera son universitarios. Muchos sostienen que en Chile existe una tradición propia, un nuevo concepto de Tuna; que defender el mester universitario


Show all comments


Flash of tuna_ius_uahc

  • el_sepu


Tag - Hair
Loading ...