Avatar simbelmyne_ithil

Valquirias

En la mitología escandinava, las valquirias eran las doncellas guerreras de Odín, y estaban encargadas de seleccionar en la batalla a los valientes que debían morir, lo que significaba todo un honor para ellos, pues a partir de entonces compartirían la mesa de los elegidos en el Valhalla, la residencia de Odín, donde moran los héroes. A las valquirias se las representa montadas en hermosos caballos y equipadas con coraza, escudo, casco y lanza, aunque en el campo de batalla eran invisibles, excepto para aquellos guerreros que estaban destinados a morir. Se abrían paso entre los numerosos cadáveres de los hombres caídos en el combate y reanimaban a los moribundos con un beso. Algunas leyendas populares incorporaron otros elementos, como que se cubrían con una capa de plumas de cisne que las hacía más veloces, pero comportaba un riesgo: si algún mortal conseguía quitársela, la valquiria quedaba a su merced.

Como de otras tantas figuras femeninas míticas, se ha dicho de ellas que eran belicosas, y que se mantenían vírgenes, aunque sobre este particular hay opiniones enfrentadas. Se cree que con algunos guerreros especialmente temerarios mantenían relaciones sexuales. Éstos eran los berserkir, que en el fragor de la batalla se despojaban de sus armaduras sin temor a perder la vida porque estaban inspirados por Odín y así alcanzaban un poder sobrenatural, luchaban desnudos y acogían la muerte como un triunfo, pues más allá les esperaba la gloria. El Valhalla era un enorme palacio dorado donde los más valientes guerreros la mesa con los dioses, atendidos por las valquirias, que los alimentaban con hidromiel.

La morada de las valquirias era el Wingolf, que estaba situado junto al Valhalla. Eran muy numerosas y estaban comandadas por un de ellas designada por Odín, a la que debían obedecer so pena de sufrir severas represalias, la más terrible de todas era la de alejarse de la compañía de los elegidos, toda una humillación. Hay que tener en cuenta que en la mitología nórdica pervive una comprensión trágica de la existencia en la que se subliman la lucha y la victoria, pero no por un simple espíritu belicista, si no por un vitalismo filosófico que enaltece al que lucha, aunque muera. En la tradición escandinava, solo los que morían combatiendo iban al Valhalla. Quienes tenían la "desgracia" de morir por una enfermedad o tranquilamente en su cama estaban condenados a un mundo inferior. Y de todo esto, hacían una lectura ética y extraían una enseñanza: solo los nobles que luchan en la batalla de la vida hasta la muerte son dignos de recuerdo y memoria.

La más célebre de las valquirias es Brunilda, a la que Odín desterró del Valhalla por desobedecerlo, y a la que condenó a casarse con un mortal. No obstante, como el hombre destinado a ser esposo de una valquiria debe ser digno de tal alto honor, Odín la colocó en el monte Hindfell rodeada de un anillo de fuego, y la durmió hasta el día en que el destino le concediera a alguien con el valor suficiente para traspasar la cortina de llamas. Este héroe fue el famoso Sigfrido, que llegó a lomos de su caballo Greyfell, guiado por los pájaros. La vio dormida y le quitó el yelmo. Trató de despertarla pero no lo logró. Sólo cuando despuntó el alba y los primeros rayos de sol rozaron a Brunilda, la muchacha abrió los ojos y el amor surgió entre ellos. Aun así, esta primera vez Sigfrido no se quedó mucho tiempo junto a ella, porque eran muchos los trabajos a los que el héroe estaba destinado y debía partir cuanto antes hacia la tierra de los nibelungos. Pero antes de marchar, colocó en el dedo de la joven el fatídico anillo de Andvari.



Dark kisses


-The Lady Of Darkness -


PD: la imagen es de Boris Vallejo




On May 11 2008 108 Views





Tag - Style
Loading ...