Avatar observa_mty

Tu edad, ¿te tiene en crisis?

Por Lucy Garza de Llaguno

Los abuelos quieren ser papás de sus nietos. Los papás se portan como amigos de sus hijos. Los niños se sienten adolescentes. Los adolescentes se comportan como jóvenes adultos, y éstos, como muchachitos de 16 ó 17.

¿Existirá un tiempo en el que disfrutemos aceptando nuestra edad?

Nacer es don de vida y certeza de muerte. Sin embargo, esta verdad de sentido tan común es altamente rechazada por una generación que parece haber elegido a Narciso como símbolo de su tiempo. La belleza y juventud de este ser mitológico no deja espacio para el niño o el viejo.

A los adultos, el miedo a envejecer nos rebasa. ¿Cuándo iniciaste la competencia de modelaje con tu hija adolescente? ¿Cuándo te convertiste en el compañero de "copas" de tu hijo? Date cuenta de que tu derecho a formar a los hijos de tus hijos caducó el día en que nació tu nieto.

A los niños, el ansia de crecer los precipita a brincar al futuro sin vivir las experiencias que entre juegos los forjan. Las niñas se apuran a cambiar sus muñecas por lápices labiales y los niños sus pelotas por cervezas.

La vida es un ciclo en constante cambio, sin pausas.

Alcanzar la sabiduría de la vida plena y adecuada a la edad es aceptar las bondades de una vida imperfecta, dinámica y temporal. La vida es como una película vista en una sala de cine: no hay forma de regresarla o avanzarla. Se disfruta sólo en un presente activo.

¿Crisis de edad? Siempre, en donde crisis significa cambio. Un cambio que es al mismo tiempo riesgo y oportunidad. Oportunidad de evaluar logros y sueños, de ajustes y solidez. Porque es en las crisis que el hombre se pone a prueba: se curte o se rompe.

Es en el avanzar de los años en donde la identidad de "Yo" se llena de sentido con cada etapa de la vida.

Si decides permanecer atrapado en una falsa juventud, vaciarás la identidad de ti mismo, pues en automático limitarás las experiencias de la etapa que realmente te toca vivir. Peregrinar por la vida desgasta el cuerpo, pero puede fortalecer el espíritu. No es un mal trato.

Mario Benedetti, escritor latinoamericano, dice que "los apagones permiten que uno trate consigo mismo".

Las crisis, como los apagones, nos fuerzan a volver la mirada hacia el interior para encontrar al hombre de luz y sombras. Aceptarlo con sus carencias nos permite disfrutar las bondades de una vida limitada pero plena. Plenitud es vivir el presente sin forzar un eterno pasado o un futuro inexistente.

Te dejo con esta frase de Víctor Hugo, escritor del siglo 19: "Te deseo que siendo joven no madures demasiado de prisa, y que ya maduro no insistas en rejuvenecer, y que ya viejo no te dediques al desespero. Porque cada etapa tiene su propio placer".


La autora cuenta con Maestría en Ciencias de la Familia. Es consultora en Humanae, centro de orientación y formación familiar





On April 05 2011 715 Views




observa_mty

Favorite observa_mty

male - 25/02/1971 (45 years old)
385 Photos
Monterrey, Nuevo León, Mexico





Tag - Party
Loading ...