Avatar novelaszarpadas

Corto 5 - Vicande

No tuve internet, trabajé, salí, me enfermé jajaja no tuve tiempo de subir. Pero hice dos cortos, este vicande que lo debía y tengo un trío de Euge - Rochi - Lali, que es la continuación del corto Lalochi. Asique si hay 30 firmas, subo ese corto. Gracias por bancarme! Mis msns: [email protected] y [email protected] . Y el formspring está ahí en links, espero que les guste. SI pueden comentar en privado mejor!

Corto Vicande:


Otro sábado más, desperté con la ilusión que no iba a ser un día como cualquier otro. Me levanté de la cama y fui a la cocina. Mi mamá y mi papá se irían de casa por ese fin de semana, la casa sería mía. Definitivamente me esperaba un buen día. Ellos se fueron y almorcé algo. Llamé a mi novio, Agustín, diciéndole que no podría salir esa noche. “Estoy enferma” fue esta vez la excusa para no salir con él. La verdad, es que él no me satisfacía lo suficiente. Era una chica difícil de complacer, y no estaba muy segura de mi noviazgo. Así fue que empecé a buscar por otros lados, mis amigas ayudaron a ver si podía complacerme. Me di cuenta que las mujeres no son lo mío, aunque te dan mucho placer. Salí a boliches, cogí con miles de pendejos y ninguno lograba que tenga un buen orgasmo, ninguno me generaba un deseo o una pasión desesperada… exceptuando él. Victorio, mi vecino. Nos separaba sólo una reja en nuestro patio, lo observaba todos los días como se ejercitaba bajo el sol o se bañaba en esa enorme pileta. Simplemente ver ese cuerpo musculoso, la fuerza que tenía me hacía delirar; Fantaseaba con él, con tenerlo en mi cama y no dejarlo más. Habíamos hablado un par de veces, pero nunca sucedió nada. Y eso es lo que me generaba cada vez más ganas. Pero, presentía que ese día iba a ser muy bueno, como ya dije. Y así fue. A la tardecita, pude ver como Vico salía a correr afuera. Me relamí los labios de tan sólo verlo con ese shorticito y esa musculosa al cuerpo. Cuando volvió de correr, nos cruzamos. Lo saludé provocativa, y mi ropa también lo era. Tenía una minifalda y la parte de arriba de la maya. Hablamos un rato, traté de seducirlo de todas las formas posibles y no había caso. Entró a su casa y por lo que escuché, fue directo a su patio. Yo lo observé desde el gran ventanal de mi cocina y pude ver como se quedaba en bóxer. Nunca pensó que yo podría estar espiándolo. Para mi sorpresa, se bajó el bóxer, se sentó en una reposera y se empezó a hacer una paja. Mis ojos se abrieron como platos al ver el tamaño de su órgano. Comencé a tocarme. De repente, pude escuchar entre medio de sus gemidos como con sus ojos cerrados y con su cabeza tirada para atrás del placer decía

Vico: mmm dale flaquita, aaaah te parto toda vecinita.

Al escuchar eso quedé atónita. Dejé de tocarme y salí rápidamente al patio. Estaba por acabar cuando se dio cuenta que lo estaba mirando muy atentamente. Se paró y se tapó, pidiendo disculpas.

Cande: te escuché, lindo. – y el se acercó a la reja, pasé la mano por uno de los barrotes y por fin sentí su pija en mis manos.- mmmm que bien se siente, no te das una idea de las ganas que te tengo!
Vico: aaaah siii.

Vico sólo podía disfrutar, no creo que necesitara mas. Me dijo que su hermana estaba en su casa, que no podía ir, entre gemidos. Le dije que él venga para acá, que estaba solita y toda para él. Enseguida se puso su bóxer y su short y salió corriendo de su casa a la mía. Entró y cerré la puerta. Se abalanzó sobre mi y comenzamos a chapar. Su lengua recorrer mi boca, sus labios con los míos ya generaban un deseo inigualable. Bajé rápido y al mismo tiempo su short y su bóxer. Él me desató la maya y me apoyó contra la pared, chupándome las tetas. Yo suspiraba y sonreía, se me escapaban algunas risitas. Por fin iba a tener una buena noche, por fin tenía a Victorio como quería. Dejó de chuparme las tetas y lo llevé al sillón. Se sentó y me paré adelante. Vico me agarró del culo sonriendo, y levantó mi pollerita. Me sentó bien sobre su pija, para que mi tanga y su órgano tengan contacto. Yo me movía encima y él me tocaba toda, con sus grandes manos. Amaba sus caricias, sus manos lograban un deseo increíble. Agarré una de sus manos, y chupé 3 dedos mirándolo con mi mejor cara de puta. Él sonrió y con su otra mano, mientras me miraba a los ojos con una gran sonrisa, dio unas palmaditas en mi concha. Yo lo miré y sonreí también. Terminé de chupar sus dedos y bajó a mi concha. Para mi sorpresa, no coló los tres dedos que chupé, sino que fueron cuatro y con unos movimientos bestiales. Se sentía tan bien su mano en mi interior, por fin volvía a sentir placer después de tanto tiempo. Mientras me colaba me empecé a tocar el clítoris, quería tener varios orgasmos esa tarde y noche.

Vico: mmm que putita que sos candela, no se como no te cogí antes. – y colaba más rápido.- te gustan linda?
Cande: mmm si mi amor, así dale aaah ya estoyyy.

ABAJO!




On January 23 2012 255 Views




novelaszarpadas

Favorite novelaszarpadas

female - 19/11/1993 (23 years old)
14 Photos
Mar Del Plata,





Tag - Chica
Loading ...