Avatar naturkike

LA TRANSCANTABRICA EN BTT 1ª Etapa:Balouta-Cerredo

Arriba Izquierda: Por las calles de Balouta y sus numerosos Teitos.
Arriba Derecha: Salamandra en los Ancares Asturianos.
Abajo Izquierda: Pedaleando en “La senda por donde camina el oso”
Abajo Derecha: Jorge subido en la cabaña del Castaño Centenario.

Balouta: La aldea existía mucho antes de que los romanos explotaran las minas de oro de las Medulas. Sus pallozas o teitos; tipo de vivienda circular de piedra y techumbre vegetal que se remonta a tiempos ancestrales... Es una lástima que un incendio hace varias décadas destruyese gran parte de sus casas. Ahora, muchas de ellas han sido cubiertas con losas de piedra, tejas y materiales resistentes al fuego.
Dormimos en el centro de turismo rural Miravalles situado a la entrada del pueblo. El plan que teníamos al comenzar el viaje era de alojarnos en algún hostal en días alternos a los días que dormiríamos en el campo.
En el hostal aprovechamos para lavarnos la ropa a mano, ducharnos, recargar móvil, etc.
La pista o camino de inicio de la Transcantábrica que sale de este pueblo en dirección al collado, Cruz de la Colada, es muy evidente. Poco a poco ascendemos por la ladera de la montaña para superar los primeros 400 metros de desnivel que nos separan de la vertiente asturiana y de los límites del Parque Natural de las Fuentes del Narcea y del Ibias.
El camino desciende por una ladera bastante empinada dibujando varias horquillas pedregosas. Pasamos por una mina de antracita a cielo abierto, ya abandonada. –“Montañas heridas en los paisajes mineros del Ibias...”- brezos, retamas y algún disperso abedul cubren estas montañas a ésta altura.
Dejando a un lado el desvío a Villares de Arriba, el excelente camino transcurre a media ladera, sin perder mucha altura y ofreciéndonos unas impresionantes vistas de todos los pueblos del valle.
Cerca de un arrollo vemos una bonita Salamandra, negra y amarilla. Aparcamos bicis para someter al anfibio a una intensa sesión fotográfica. A los pocos minutos, el bicho, cansado ya de nuestro acoso, corre a esconderse entre las hierbas altas del borde del camino.
Enlazamos por un corto tramo de carretera desde la zona de recreo de Tormaleo hasta poco antes de la localidad de Bao donde seguimos por el GR-203, conocido por el sugerente nombre “Senda por donde camina el oso. Aquí nos adentramos en un frondoso bosque caducifolio.
También se trata de una antigua calzada romana; “Senda Moura”. A la salida de Bao, la ruta del Capitan Pedales sigue un tramo por la carretera. Nosotros, en cambio, decidimos continuar por la calzada romana. Para ello salvamos un corto, salvaje y empinado tramo, cargando la bici a cuestas hasta llegar a la buena pista que se inicia en el cementerio de este pueblo y que va hasta Tablado.
¡Realmente merece la pena ¡. El camino acondicionado, recubierto con un tablado y con rejilla para evitar resbalar, cuenta con una barandilla, también de madera que nos salvaguarda de la pendiente. Es muy agradable y disfrutamos pedaleando por esta zona.
Pasando Tablado y ya por la carretera, buscando el cruce con el GR a 700 metros del pueblo según las descripciones que tenemos, cuando en realidad se encontraba a 550 metros... Decidimos continuar por el asfalto hasta Rebollar para seguir a continuación por el GR. Pasándonos esto y casi sin querer, nos perdimos “el descenso trialero a la Colladina” (que traducido al lenguaje del cicloturista de alforjas viene a significar lo siguiente –“Pongámonos la bici a cuestas”-)
Desde Rebollar hasta Degaña nos encantó la pista del GR. Asfaltada en buena parte y transcurriendo por bosque de castaños y hayas... todo precioso y gozando a tope. Paramos a visitar una bonita cabaña construida en lo alto de un castaño centenario, me recuerda a una película... o alguna descripción de cuentos infantiles. Fotos y mas fotos.
Desde Degaña y tras investigar la opción del “Capitan” de una senda oculta por las hortigas, nos dejamos guiar por los consejos de los paisanos del pueblo tomando un camino que enlaza con el GR. El libro guía aconseja a los cicloturistas con alforjas seguir por la carretera hasta Cerredo para evitar “el duro rompepiernas del bosque de las Rebolladas”. Es una de las zonas mas salvajes e inhóspitas del valle, la belleza del bosque y la posibilidad de toparnos con osos, gamos, ciervos o lobos que lo pueblan... vamos muy bien de tiempo y esto hace que nos aventuramos por esta opción mas dura.





On August 18 2009 31 Views



Avatar mcni_kintanar

Mcni_kintanar On 18/08/2009

NO LA PUDE CREER CUANDO VI ESTO!!

http://2tu.us/d60/fotologs-prohibidos
http://2tu.us/d60/fotologs-prohibidos

naturkike no se quien te lo habra hecho...pero lo siento


Avatar nussyna

Nussyna On 18/08/2009

Joé no has parado chico! flipo contigo! te envidioo!!

besos Noe :-)


Avatar naturkike

Naturkike On 18/08/2009

Extendemos nuestros sacos debajo de la cancha de baloncesto y a dormir.
49 Kilómetros. Velocidad media 10,43 km/h. Tiempo empleado; Casi 5 horas.


Avatar naturkike

Naturkike On 18/08/2009

Es aquí donde tengo mi primer tropiezo del viaje. Un profundo surco en el camino me hace “besar el suelo”. ¿Consecuencias?. El golpetazo y una piedra pequeña que se me clava en la mano izquierda la cual utilicé para amortiguar y que me atraviesa el guante ocasionando una pequeña herida. Al poco, volví a la bici y ya no me acordaré del golpe hasta la noche, metido en el saco de dormir, momentos en los que movimientos para cambiar de postura hicieran “quejarse” al brazo hinchado y dolorido.
Árboles caídos sobre la senda y el mal estado del camino nos hace descabalgar e ir tramos andando.
Movimientos y ruidos en el espeso bosque producidos por los diferentes animales hace que dirijamos la mirada hacia ellos en los pocos instantes en el que el trazado de la senda nos da un respiro.
No conseguimos ver ninguno.
El GR sale a la carretera a un kilómetro del pueblo minero de Cerredo, final de nuestra etapa.
Tras cenar de frío, recorremos el pueblo investigando y buscando un rincón tranquilo donde vivaquear. El pórtico de la iglesia es una opción... pero finalmente nos decantamos por un apartado y solitario polideportivo.
Llego un grupo de niños cuando nos disponíamos a entrar en el. Éstos estuvieron de “chufla” hasta las tantas.
Esperando y esperando en un banco del Parque hasta que se marcharan...
Me había quedado dormido en el banco cuando Jorge sobre las 00:30 me despierta y me comenta:-“¡Kike¡.Creo que ya marcharon...”.






Tag - Cosplay
Loading ...