Avatar naryahin

¡Avanti!



Si te postran diez veces, te levantas
otras diez, otras cien, otras quinientas:
no han de ser tus caídas tan violentas
ni tampoco, por ley, han de ser tantas.
Con el hambre genial con que las plantas
asimilan el humus avarientas,
deglutiendo el rencor de las afrentas
se formaron los santos y las santas.
Obsesión casi asnal, para ser fuerte,
nada más necesita la criatura,
y en cualquier infeliz se me figura
que se mellan los garfios de la suerte...
¡Todos los incurables tienen cura
cinco segundos antes de su muerte!




On April 22 2008 3 Views



Avatar a_mon_seul_desir

A_mon_seul_desir On 22/04/2008

Tenga buenas noches vuestra merced, os agradezco el comentario que habeis dejado en nuestra página, y por cierto lo vuestro no es menos interesante

Os saluda, Doña Ana Duquesa de Ralengo


Avatar gilgamesh_khazad

Gilgamesh_khazad On 22/04/2008

Será bueno volver a saludarte y porqué no charlar con un café de por medio. Avisanos con alguna anticipación así nos preparamos.
Saludos!


Avatar coronelcortez

Coronelcortez On 22/04/2008

Curiosas palabras,pero a tomar con cuidado a mi parecer.
Abrazos!!!!!!


Avatar naryahin

Naryahin On 22/04/2008

Avanti es la primera parte del poema, veremos como sigo yo, para saber que desea mi alma diga a traves de El


Avatar naryahin

Naryahin On 22/04/2008

Pedro Bonifacio Palacios nació en San Justo, provincia de Buenos Aires (Argentina) el 13 de mayo de 1854. De familia muy humilde, amante de la pintura. Escribió con el pseudónimo de Almafuerte. Se dedicó a la enseñanza en la provincia de Buenos Aires, a pesar de no tener título habilitante (lo que le costó a la larga su puesto), durante el gobierno de Sarmiento y por sus poemas contragobernantes fue destituido de su trabajo. A pesar de estos inconvenientes gozaba de gran reputación gracias a sus textos publicados en los diarios. Trabajó para el diario el "Pueblo". También fue bibliotecario y Traductor de la Dirección General de Estadísiticas de la misma Provincia. No quizo aceptar ningún empleo público, ya que el mismo criticaba duramente a quienes vivían a expensas de los impuestos de la gente. Muy venerado por la juventud, recibió del Congreso Nacional una pensión vitalicia, por su trabajo. Pero no llegó a cobrarla, ya que el fin de su vida lo alcanzó antes. Falleció el 28 de Febrero de 1917 en la ciudad de La Plata, provincia de Buenos Aires. Sus composiciones, que reciben el nombre de milongas, son de un tono predicativo. Evangélicas (1915) fue la obra más representativa de su estilo. Obras principales: Lamentaciones (1906), Poesías (1917), Nuevas Poesías (1918), Milongas clásicas, Sonetos medicinales y Dios te salve. Discursos (1919), Todas publicas luego de su muerte en el año 1917 en Buenos Aires.





Tag - Art
Loading ...