Avatar morphunk

tetrahidrocannabinol

Hola,

Os presento un pequeño extracto de de las informaciones que he estado recogiendo estos dias sobre el cannabis, teniendo en cuenta la cosecha de la temporada que se ha hecho durante las últimas semanas y que quizás os pueda servir en el supuesto, cada vez mas frecuente, de que os tengáis que enfrentar a un análisis de detección de drogas, tal como me pasó a mí esta pasada semana, y que me puso algo nervioso por un aislado consumo tan ocasional como quizás inoportuno, aunque al final todo ha acabado bien. Así que si algún día os encontráis en esta situación podéis acudir a este pequeño resumen sobre efectos, métodos de detección y tiempos de permanencia del THC en nuestro organismo.

Los preparados del cannabis proceden de la planta Cannabis Sativa. El principal componente psicoactivo es el alfa9-tetrahydrocannabinol y en menor cantidad y ligeramente menos potente el alfa8-THC. Las concentraciones de THC en plasma u otros fluidos biológicos dependerá de la procedencia de la planta, la forma de preparar la droga y la vía de administración. Un cigarrillo suele contener entre 0,5 y 1 gramo de cannabis, cuyo contenido en thc suele ser de un 20-25% de media, que viene a ser entre 0,125 y 0,250 gr de thc por cigarro, aunque de este thc inhalado sólo entre un 10% y un 20% (0,0125 a 0,025 grs) pasa al torrente circulatorio.

Tras inhalar el humo las concentraciones plasmáticas de thc alcanzan su máximo (unos 100 ng/ml, siendo 1 ng=milmillonésima parte de 1 gr) al cabo de unos minutos aunque desaparecen rápidamente mediante un importante proceso de redistribución.

El thc experimenta una primera metabolización a nivel pulmonar y hepático, transformándose en 11-hidroxi-THC, para posteriormente volver a transformarse en otros metabolitos inactivos como el 11-nor-carboxi-alfa9-THC (THC-COOH), que es el metabolito mas abundante en plasma y en orina y el que se busca en los análisis de detección. Su tiempo de permanencia es relativamente largo debido a que se conjuga con ácidos grasos de cadena larga (oléico y esteárico).

Los metabolitos de THC se excretan principalmente por la bilis y las heces (65-70%) y el resto se elimina por la orina. La eliminación por orina tiene especial importancia en los consumidores crónicos, para quienes es posible detectar un consumo hasta un mes después de inhalar el último cigarro. Esto es debido a que el THC y sus metabolitos se concentran en tejidos con alto contenido lipídico, como el tejido adiposo, pulmones, riñones, hígado, corazón, bazo y glándula mamaria, que se comportan como reservorios de THC y justifican su largo período de permanencia en el organismo.

Existen diversos métodos de laboratorio para demostrar la presencia de cannabinoides, que se diferencian en su sensibilidad, especificidad, complejidad y coste. Los mas utilizados son el inmunoensayo y la cromatografía de gases-espectrometría de masas.

El inmunoensayo se basa en el uso de un anticuerpo dirigido contra los cannabinoides y se puede emplear en forma de enzimoinmunoensayo (ELISA) o radio inmunoensayo (RIA). El principal inconveniente de este método es la presencia de reacciones cruzadas con otras substancias, por lo que puede dar lugar a resultados que son falsos negativos, aunque a su favor juega su muy elevada sensibilidad, que permite detectar concentraciones de 20ng/ml. Este tipo de ensayo se puede obtener en farmacias, como yo hice, jeje. Basta con coger una gotas de orina, con la pipeta que viene con el kit y depositarlas en la superficie indicada, hasta que la aparición o no de una segunda linea, además de la de control como se observa en el dibujo indique que la orina contiene THC-COOH en la concentración mínima suficiente (cut-off). Las concentraciones de corte que se suelen emplear son de 50 y 20 ng/ml.

En cuanto a la cromatografia de gases-espectrometria de masas el método consiste en calentar la muestra orgánica hasta la ebullición y analizarla en un espectrómetro parametrizado con las masas moleculares de los compuestos, lo que le hace tener una fiabilidad de casi un 100%, aunque tiene un elevado coste que restringe su uso a casos donde sea necesario confirmar un resultado preliminar obtenido con el método de inmunoensayo.

Estos métodos se emplean mayoritariamente en orina, que es el fluido mas usado para el análisis de detección de drogas, debido en parte al elevado tiempo de permanencia del metabolito THC-COOH visto anteriormente. En el consumidor esporádico (hasta 2 consumos por semana) se puede detectar el consumo hasta 6 días después del último, mientras que en consumidores habituales y crónicos es detectable hasta 25 días después.

Pues nada nengs, si fumamos tengamos presente esta información.

hasta luego!








On October 30 2007 303 Views



Avatar formatopolvo

Formatopolvo On 30/10/2007

jose tio...no veas...!!!
uuuuuuuuF!
en fin...atento...:
...del 23 al 25 de noviembre masia, vienes? hay que confirmar hoy. no llega a 40 euros. envia un sms a alex, por favor, y dile algo, que hoy reservamos!!!
...espero que no nos hagan una prueba de estas al salirRRRRRRRRRRrrr...porqueeeEEEE!!!!!


Avatar chillout28

Chillout28 On 30/10/2007

Ahhhhhhhhhhhhh, esta bien saberlo, aún que yo no fume, siempre es bien recibida una información de este tipo.
Con lo preocupado que has estado tu todos estos días y al final na de na.
Nos vemos.




morphunk

Favorite morphunk

unknown - 25/03
157 Photos
en dena, Macau, Macau




Tag - Hair
Loading ...