Avatar moon_medium

CAPITULO 3: Chico bueno, chico malo. ¿¿¡¡Quién es quién!!??.


-¿Por qué haces eso?-dije susurrando a Alan en cuánto lo alcancé en el pasillo, ya que se había adelantado. Estaba ansioso por ir.

-Porque quiero que sepan de nuestra cita, que estás conmigo y nadie más.

-Uhm..esto no es una cita.


Le miré. Él en cambio me regaló una sonrisa torcida mientras feliz miraba hacia el frente...

Al verle así... mi corazón se aceleró.




[...]



-Me parece increíble que no seas capaz de hacer esto.

-¡Ay cállate!-me quejé.

-A ver, trae...-dijo Alan mientras se acercaba a mí para ayudarme con el dichoso casco de su moto.

-Es que ves... no se cierra-dije señalando la correa que rodeaba mi barbilla.

-¿Ah no?.

A los pocos segundos escuché un click.

-Eso es que me tiene manía...

-¡Si claro!, ¡el casco de mi moto te tiene manía!, ¡pobrecita!-se mofó mientras propinaba unos golpecitos a éste.

Le saqué la lengua.

Se subió a la moto siguiéndole yo cogiéndome bien de él.

-Agárrate bien a mí, pequeña.

-¿Pequeña?, a mí no me llames así y ni se te ocurra pasar de los 100 ¿me oyes?.

Se giró y me dedicó una sonrisa traviesa.

-¿A dónde vamos a comer?- le grité todavía de camino, pero pareció que no me había escuchado.

Aparcamos enfrente de un pequeño restaurante que a pesar de su reducido tamaño, parecía caro.

-Grrr-

-Si sigues gruñendo así te confundiran con un perro y no te dejarán entrar.

Alcé el brazo apretando el puño.

-Pues cómo te de con mi puño te confundiran con un moratón gigante.

Rió y después me hizo avanzar empujándome levemente con su brazo en mi espalda.

Áquel lugar era muy moderno, bastante cuco, repleto de pequeños detalles y colorido.

Ambos nos sentamos en una de las mesas más recogidas y lejanas a la puerta. Acabamos de comer una hora después.

Al salir me di cuenta de que el cine se encontraba en la misma calle, puesto se podía ver desde ahí.

¡Qué diferencia entre el barrio que yo vivía y el de Alan!, ¡cualquiera diría que pertenecen ambos al mismo pueblo!.

Las casas todas ellas eran de un moderno increíble.

-Cierra la boca-me sugirió Alan.

-Es increíble esa casa-dije señalando una de todas aquellas hermosas viviendas.

Era un chalet, de color rosa pastel con dos pequeñas torres dónde suspuse estarían los dormitorios. Parecía el típico castillo de cuentos de hadas, aunque reformado en una era moderna.

-Algún día viviremos en ella-me susurró al oído.

Me moría de verguenza, y cómo de costumbre bajé la mirada.

-¡Bueno vamonos ya!- grité avanzando el paso con rápidez.

Al llegar a la puerta observamos los carteles de los estrenos, efectivamente estaba esa peli de terror sobre aliens come cerebros cómo los llama Alan.

-š Los diablos de la nocheš-dijo Alan al mismo tiempo que yo leía su titulo.

-Sí, así parece llamarse...

-Oye Ellen, ¿estás segura de querer ver esta peli?.

-Sisi-dije a duras penas.

En realidad no, era un miedica, odiaba las pelis de terror, las odiaba a muerte por ser una cobarde, sólo había visto una en mi vida y tuve que pararla a mitad, no dormí en una semana. Pero sí se lo decía, se iba a estar burlando de mí hasta el día del juicio final y eso sí que no. No le iba a dar el gusto.

-Oye-dije intentando que no se me notara el rechazo por š Los diablos de la nocheš- está basada en una peli antigua...-me quejé con voz pesarosa.

-Ya, pero ahora con las novedades y eso... pues estará guay-dijo intentando explicarse.

-Vale, vamos. Me tembló la voz.

-Ah una cosa Ellen, la peli es en 3D


¿¿¡¡¡¡¡EH!!!!!??


-E-h-espera, cine 3D es que te pones esas gafas de colores y parece que estés dentro de la peli- intenté explicarme, consiguiéndolo pero de manera pésima.

-¡Exacto!, cuando un bicho de eso se coma a algun personaje será cómo si estuviesemos al lado de ellos, ¿a que es guay?-dijo emocionado.

Tragué saliva.

Si tanto te emociona-pensé mientras le miraba- allá vamos.

De camino a aquella sala dónde seguro me iba a dar un ataque o me desfallecería de repente había un gran puesto dónde vendían palomitas, el olor de éstas cubrió mis sentidos, me encantaban.

-Oye, espera y me compro palomitas.

-Ah vale.

Fuí corriendo al mostrador y pedí el tamaño mas pequeño.

-Qué si que si, que yo no soy nada cobardica y me ha dado mucho miedo la peli, he estado a punto de salirme

-¿De verdad?¡pero si tú eres muy valiente!.

-¡No voy a volver a ver š Los diablos de la nocheš, nunca más!.

Las dos chicas, bastante más mayores que yo, se alejaron perdiéndose entre la gente.

Me comenzaron a temblar las piernas.

¿¡Por qué narices había tenido que escuchar esa conversación!?.Ahora estaba más nerviosa.

-Chica, chica, hey, ¿me oyes?- me preguntó el hombre del mostrador.

-¿Eh?-le dije atontada.

-Tus palomitas.

-Eh, si...gracias-dije cogiéndolas y dirgiéndome de nuevo a la posición de Alan.

¿EH?, ¿¿dónde se había metido este chico??.

Comencé a mirar nerviosa a mí alrededor. ¿¡Por qué había tanta gente!?.

Nada, no estaba por ningún lado.

Y cuánto más desesperada estaba alguien me cogió de la cintura:
-¡BU!

-¡AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!-estallé.

En compañía de ese grito algunas de las palomitas que llevaba conmigo se cayeron al suelo.

Me giré cogiéndome el corazón con una mano.

-¡¡Alan!! ¡idiota!.

Éste estaba cogiéndose la barriga mientras se reía de mi a mi costa.

Me dí cuenta que a causa de mi grito todo el mundo nos miraba. Me puse roja y comencé a andar a zancada limpia hasta la sala, nunca pensé que tendría tantas ganas de entrar en ella.

-Perdón, perdón-seguía disculpándose Alan mientras nos acomodábamos en nuestras butacas.

Giré la vista enfadada hacia él, al verme así rompió a reír.

-Anda mono, vete a por tus bananas.

-Anda mona, vete a por la gran cantidad de palomitas que has tirado tras el susto.¡Qué mal te ha mirado el señor del mostrador!-dijo tapándose la boca con la mano para disimular otra sonrisa.

Hice una mueca rara de disgusto a la vez que sonreía.

Tenía la facilidad de hacer su estado de ánimo, el mío.

-¡Ya empieza, ya empieza!, ¡ponte las gafas!-dijo emocionado.

-Ya voy.

Me las puse. Al principio no se veía nada pero en cuánto encendieron la pantalla comencé a ver los trailers, nunca había estado en uno y la verdad es que con los trailers confirmé que realmente parecía que estuvieras dentro de la peli.

Sentí un codazo.

-¡Ellen, empieza!.

-Miré de nuevo hacia el frente, el fondo era negro y en letras rojas como la sangre ponía:šDemonios de la nocheš.

La película iba sobre unas personas que estaban muertas pero que por alguna razón seguían en la tierra y necesitaban para seguir allí las almas de los vivos. También de vez en cuando aparecía un zombie o un alien.

Era completamente terrorífica, sobre todo cuando los no vivos perseguían sin piedad a la gente para absorverles el alma, algo que parecía muy doloroso. Los rostros de éstos, sus ojos, su ansía de almas, y sus poderes eran sobrecogedores.

Comenzaba a tener náuseas. Los chupa-almas ganaban y con difencia a cualquier escena sangrienta y gore.

Casi todo el rato las personas que estaban en la misma sala, gritaban, todas menos Alan y yo, y yo no lo hacía por pura verguenza. Prefería machacar los brazos de la pobre butaca a agarrones y apretujamientos.

Después de 15 minutos de película decidí quitarme las gafas. Me hundí en mi sitio y respiré profundamente.

Arrecosté la cabeza y cerré los ojos.

Me sentí observada por lo que los abrí. Alan también se había quitado las gafas y me miraba pasmado:

-Estás palida-me susurró-tienes mala cara.

-Estoy bien...-intenté decir arrastrando cada una de las letras de la frase.

Me tocó la frente:

-No tienes fiebre.

Arrastró su mano y con los nudillos me acarició la cara.

Ambos nos quedamos callados, quietos, rodeados entre toda esa gente con gafas atentos a la pantalla, los cuales no nos veían.

El corazón me golpeó el pecho.
Apartó la mano y volvió a ponerse las gafas mientras me decía:

-¡Venga va que nos vamos a perder lo mejor!.

-Si, seguro-susurré muy levemente para que no me escuchara.

Al acabar y ponerme de pie, casi perdí el equilibrio.

Al salir de la sala sentí una pequeña brisa que provocó que mi piel retomara su color originario.

-Parece que estás mejor.

-Lo estoy.

-Yo no pensaba que moriría el protagonista, ¡qué final!,¡qué final!-dijo muy emocionado.

-Me alegra que te contente.

-¿No te ha gustado mucho no?.

-Hombre, lo prefiero a las pelis románticas.

Era cierto.

-Por lo menos no te has desmayado.

-Sí, por un momento pensé que me caía en redondo.Es un progreso.

-Ahora podríamos ir a la heladería de aquella vez, del primer día que fuimos tu y yo por ahí, a parte de...-dijo callándose de repente.

-A parte del día de la feria, puedes decirlo no te preocupes, no me afecta.

Me sonrío y yo le contesté con media sonrisa.

Comenzamos a andar y él comenzó a opinar sobre la peli, le miraba interesada, era sorprendente que no le hubiera inmutado ni un poco.

De pronto se calló.

Le miré a él, su rostro se había endurecido y sus facciones acentuado, esa cara, justo esa siempre la ponía cuando él estaba cerca.

Miré al frente, no me equivocaba.

Ian estaba frente a nosotros con la chica rubia, la lider, que según me había dicho Alan se llamaba Samantha.

Aparté la mirada en Ian y la puse sobre Alan, el cual apretaba los puños con fuerza. Me dolía verle así, tan enfadado cómo si él fuera yo, cómo si Ian le hubiese hecho daño a él en vez de a mí.

Hice lo que jamás pensé que haría nunca, alargué la mano derecha y cogí la mano de Alan, deshaciendo así su puño y su rostro enfadado ispo facto.

Comencé a caminar queriendo salir de allí . Alan estaba completamente sorprendido pero me siguió sin discusión.

En cuánto a Ian... ni siquiera vi su expresión.

Ellos también se pusieron a caminar, de modo que nos cruzamos y fue en esa milésima de segundo cuando noté de nuevo, en la mano izquierda, el tacto de Ian, era inmejorable y completamente inimitable. Cerré los ojos mientras duró aquello.

¡Seguía sin saber qué demonios pretendía!.

Ojalá hubieras sido de verdad-pensé a mis adentros.

Después miré a Alan, el cual si era real y estaba conmigo, apoyándome.

-¡Guau!¡Eso ha estado genial!-dijo Alan.

-Déjale, no vale la pena.

-Esto..., ¿te importa si no nos soltamos?-pregunté tímidamente Alan mientras miraba nuestras manos unidas.

-¡Claro que no me importa!.

Nos mantuvimos así hasta llegar de nuevo a la moto.
Estuvimos charlando en la heladería sobre mis amigos de Chicago y sobre los distintos lugares en los que había vivido.

Sobre las 8 p.m llegamos a mi casa.

-Muchas gracias por lo de hoy, de verdad, de corazón.

-Gracias a ti por tragarte esa peli tan...rara y paranormal.

Si yo te hablara de cosas paranormales-pensé.

-De nada, un placer.

Le sonreí

Se acercó a mí y me dió un dulce beso en la mejilla.

Me quedé petrificada.

-Buenas noches-me deseó.

-Bu-buenas noches.

Él se fue a su moto y yo cerré la puerta, apoyando la cabeza en ella y tocándome el corazón, un tanto desbocado.

Era cierto que ninguno provocaría en mí lo que Ian, por lo que él era para mí y cómo me afectaba, seguía siendo un gran misterio. Pero tambien era cierto que mis sentimientos por Alan ya no eran exclusivamente amistosos, aunque todavía faltaba mucho cómo para considerar que sentía amor de pareja por él.

Con el tiempo, quizá...

Subí las escaleras y entré en mi habitación. Encendí el ordenador, a lo mejor alguna de mis amigas de Chicago estaban conectadas al messenger o me habían enviado un correo electrónico o algo, aunque... con lo vagas que són...

Todo para no pensar en la dichosa película, tenía los pelos de punta.

Después de que se cargara el ordenador y posteriormente a picar en el icono del messenger, en la pantalla comenzo a salir un cartelito: šdesea abrir el programa, messenger, pulse enter para aceptar o esc para cancelarš.
Le di a šenterš, pero nada, salía de nuevo el dichoso cartelito.

-Genial, ahora se ralla, ¡qué mierda!.

Comencé a darle a šenteršcomo una posesa y con cara de loca.

El ordenador en ocasiones me desquiciaba hasta extremos insospechados.

Todo pasó muy rápido, mientras seguía dándole a enter, el cartelito desapareció, apareció otro y volvió a desaparecer, apareciendo así un tercero.

šHa agregado a Ian en su lista de contactosš

¿Perdón?..,¿¡¡¡¡¡¡¡qué que!!!!!???????

Miré a mi alrededor, ¿dónde estaba la cámara oculta?.

Comencé a pensar, el primer cartelito que había desaparecido era áquel que me estaba bloqueando el programa messenger, el segundo debía ser una petición de agregar cómo amigo a Ian, una petición que había aceptado sin querer y el tercer cartel, era el que me confirmaba el haber aceptado la petición.

Conclusión: soy estúpida.

Un color parpadeante me distrajo y centré la atención de nuevo en la pantalla.

Alguién me hablaba, abrí la ventanita de ese contacto y leí:
Ian: Ellen, necesito que hablemos.

¡Ian me estaba hablando, Ian me estaba hablando!.

Cerré la pestaña, le bloquee y después le eliminé del messenger, todo ello con ajetreos y gesticulando nerviosamente.

-No tengo nada que hablar contigo, no tengo nada que hablar con ese idiota de corona y cetro-pensé-.

Pero... ¿no tendría que estar con Samantha en el cine?, cuando les habíamos visto ellos estaban entrando en el y todavía debían de estar allí, ¡qué raro!, pero bueno no es asunto mío. Aunque la verdad me quemaba verlos juntos. Pero cómo muy bien se dice, šDios les crea y ellos se juntanš.

Me desvestí y me puse el pijama, preparada para irme a dormir, no tenía hambre. Mañana tendría que ir a la tienda a comprar algo.

Me dormí poco después.



¿¡Qué ocurre!?-les grité.
Me encontraba en medio del pasillo del curso 1º de bachillerato y todos los alumnos me miraban extrañados con ojos recelosos.

Una profesora a la derecha, a mi lado, se cogía la cabeza asustada y me observaba también un tanto anodada, esa mujer estaba llena de algo blanco, parecía piedra o algo así. Bajé la mirada encontrándome a mí misma llena de ese material. Me sentía cohibida debido a la cantidad de ojos dispuestos en mí, todos aquellas personas con la boca abierta, incluyendo a gente de mi clase.

Justo enfrente de mí se encontraba Ian en la penumbra, solo, sin nadie demasiado cerca de él y me miraba con las cejas casi juntándose, desconcertado, pero su mirada a diferencia de los demás no me causaba ningun malestar, aunque si incertidumbre. Y ahí nos quedábamos, mirándonos durante un largo período de tiempo.
Cada vez que pestañeaba más oscuro y penumbroso era el pequeño espacio que Ian ocupaba contrastando con la luz natural que se filtraba por las ventanas y envolvía a todos los demás.

A mi izquierda estaba el director del colegio con la mano en la barbilla, pensativo.
Miré su muñeca centrándome en su gran reloj, 12:30 p.m.



De repente volví a la realidad, despertándome sobresaltada ¡que sueño más extraño!.

Bajé a la cocina, bebí un vaso de agua y subí de nuevo con pesadumbre las escaleras.

¿Este sueño que significado podía tener?. Sentí un escalofrío. Seguro que el sueño había sido provocado por la dichosa peliculita.

Miré el reloj

9:30 pm, hacía tan sólo una hora y media que había llegado del cine y de la heladería con Alan a mi casa.

Heladería..., ese nombre me lo recordó, me levanté de un salto y corrí hacia el pantalón que había llevado toda la tarde. Metí la mano en un bolsillo, luego en otro y saque el papel. Lo abrí, los números sorprendentemente estaban visibles.

Cogí el teléfono y comencé a marcar...

...esperando que no fuese demasiado tarde.

MEDIA LUNA

MSN DE CONTACTO: [email protected]




On June 29 2009 1 Views



Avatar evelyn_kucher

Evelyn_kucher On 25/04/2010

joee !!


Avatar vargas_bodybuild

Vargas_bodybuild On 26/01/2010

keep readin'


Avatar mybrokenrose

Mybrokenrose On 15/07/2009

Buena actuu!
^^!
Sigo leyendoooo!!
n.n


Avatar johnnynny

Johnnynny On 04/07/2009

no pude llegar a la ultima :( el cansancio me derrota

y estan buenas esas representaciones con dibujos, aunque igual tenia otra en mente ^^ bye bye


Avatar johnnynny

Johnnynny On 04/07/2009

muy buena actu...pero no le encuentro razon de perder tiempo pensando en Ian, esos errores no se comenten 2 veces al menos no con la misma persona

xD


Avatar monikau_miau

Monikau_miau On 03/07/2009

pero no creas que lo he leído entero xDD
nadie es tan rapido


Avatar monikau_miau

Monikau_miau On 03/07/2009

es que me encanta leer, y he cogido una velocidad xDDD


Avatar ddg_13

Ddg_13 On 03/07/2009

bff suena raro pero molaa xdd

a ff's!


Avatar monikau_miau

Monikau_miau On 03/07/2009

me encanta esta historia, está muy chula!!
:3
gracias por dejarme el comentario xD


Avatar niniaxperdida

Niniaxperdida On 03/07/2009

mi sueño y mi pesadalli son lo mismo.. lo que deseo me destroza.. asiq..


Avatar ini_cj_87

Ini_cj_87 On 03/07/2009

esta DIVINO el dibujo
Sueerte


Avatar xmuerte_dulcex

Xmuerte_dulcex On 03/07/2009

pf no me lo he leido todo aún, eske es demasiado :( y como también estoy leyendome otra historia por fotolog pues stoy ya liá xd


Avatar mydulce_amanecer

Mydulce_amanecer On 02/07/2009

HOLA!!!!

me encanto el capitulo!!!

MI NOVE
CAPITULO 3:HABITACION 120

espero el capitulo q sigue

besosss


Avatar edward_nd_robert

Edward_nd_robert On 02/07/2009

Hola de nuevo!
Soy la chica del flog:
/edward_mylove o /robert_patt_86
^^
Este es otro de mi fotolog :)
Espero que pases y me agregues a FF's
Tu ya estás en la lista.
Perdón por el posteo, conforme vayáis actualizando os iré haciendo firmas dieferentes porque a mí tampoco me gusta copiar y pegar =S

Un besazo!
Miriam =)


Avatar x_isaura_x

X_isaura_x On 02/07/2009

Me encantaa! Entre por casualidad en el fotolog, y empece a leer y la historia me ha enganchado!

Buff me encanta, estoy muuy intrigada!=)


Un beso!


Show all comments

moon_medium

Favorite moon_medium

unknown -
131 Photos
Spain




1 Favorites Groups »

  • clair_de_lune

    Clair_de_lune

    For pictures taken by moonlight, or of the moon, but in any case with no artificial light.

    Pictures of a blurry white dot in a black sky will be deleted due to extreme lameness.




Tag - Tattoo
Loading ...