Avatar moon_medium



Me quedé con la boca abierta sin articular palabra, deseando hablarle....


... pero sin poder hacerlo
.



[...]



Al ver que seguía en silencio comenzó con su ataque de nuevo.

-¿Por qué no me has agregado al messenger?- inquirió con media sonrisa.

-¿Quien te lo ha dado?- dije intentando esquivar el tema y atrayéndolo hacia lo que a mi me interesaba.

Sonrió y señaló con la cabeza a alguien.

Me giré a contemplar a mi traidor.

¡Sarah! ¡cómo no!.

-Judas- susurré lo suficientemente alto para que él me oyera.

Ian rió con ganas, con esa risa suya tan musical, tan... increíble. En esos momentos tan sólo me preocupaba en disfrutar de ese sonido, que esta vez, sin previo aviso, cesó.

Le miré con interés, su rostro se habia vuelto serio, ensombrecido, habiendo dejado de lado su alegria habitual.

-¿Qué te he hecho?, ¿por qué no me tragas?- preguntó con dureza.

-La gente como tú... no la soporto- dije moviendo la cabeza a ambos lados, mostrándome segura sin serlo.

-¿La gente como yo?- dijo señalándose a sí mismo con el dedo índice.

Moví la cabeza nerviosamente buscando por la clase el ejemplo perfecto, hasta que lo encontré.

-Mírate y míralos- inquirí señalándole primero a él y luego al pequeño grupo de populares que permanecía en la puerta del aula.

No veo la diferencia- concluí

Sonrió.

-Pues yo creo que sí la hay, ¿y sabes qué?, te voy a demostrar que yo soy distinto a ellos.

-A mí no tienes porqué demostrarme nada.

Deja que eso lo decida yo, ¿vale?- dijo mientras me regalaba una mueca sospechosamente confiada.

Volvió a girarse a contemplar a áquel grupo con el que yo le habia identificado.

Yo por mi parte hice lo mismo fijándome con atención en cada miembro de dicho grupo, no tade en darme cuenta de que Alan se encontraba entre ellos y que además me miraba intensamente.

Le devolví la mirada con seriedad entrecerrando los ojos.

Ian se dió cuenta.

Aparté la vista de Alan ya que comenzaba a quemarme y me giré para seguir o mejor dicho intentar seguir hablando con Ian. Pero éste estaba demasiado concentrado observando a Alan con seriedad. A cambio de dicha mirada mi ex compañero de pupitre le ofreció unos ojos repletos de fiereza.

Decidí posar mi atención en otra cosa dejándoles a ellos en ese interminable e inquietante duelo de miradas.

Ian de repente se levantó de la silla , esa silla que minutos antes habia dispuesto a mi lado y se marchó sin decir nada con paso ligero a un pupitre que no era el suyo, se lo debía haber cambiado a otro estudiante.

Me quedé pasmada incapaz de articular palabra alguna para retenerle.

Eché un último vistazo a la puerta asegurándome de que Alan se había marchado. Y así era.

Pero...¿Qué parte exactamente me había perdido?

Fue cuando me giré para observar a Ian cuando vi que su nuevo pupitre estaba más cercano respecto a mí , aunque ahora estaba situado tras mi espalda y eso me dificultaba bastante el poder mirarle durante las clases.

-Buenos dias chicos y chicas- dijo en tono mañanero nuestro tutor mientras se acomodaba en su silla la cual presidia la clase.
Hoy tenemos muchas cosas que tratar asi que porfavor os pido un poco de colaboración y que esteis en silencio, a ver si con suerte acabamos todo lo que hay que hacer hoy- suspiró mientras posaba su mirada en el cielo como rogándole dicho milagro a Dios.

Reí agusto a mis adentros, cada vez me caía mejor nuestro nuevo tutor.

-Bien, en primer lugar, y como todos los años un grupo de voluntarios de la clase se encargará de hacer en una cartulina grande el horario de las clases para luego colgarlo ahí- explicó mientras señalaba un rectangular y alargado corcho que se encontraba comódamente colocado en uno de los laterales de la clase. ¿Algún voluntario para hacer el horario? dijo demasiado esperanzado.

Algunos se hundieron en sus sitios poco disimuladamente y otros fingían estar ocupados escribiendo algo en sus libretas.

Desconecté de la clase, llevando mi mente a un lugar muy muy lejano de todo, concentrándome únicamente en la conversación que había mantenido con Ian.

Ayy era tan desquiciante su comportamiento encantador, ¡seguía sin tragarme ni una sola palabra que saliera por su boca!.
Mediante un autoreflejo, mientras pensaba me rasqué la cabeza con la mano, algo que siempre hacia cuando ante una cosa sin sentido yo intentaba darle una explicación.

El grito eufórico del profesor me hizo volver del planeta lejano en el que vagaba mi mente en esos momentos.

-¡Srita Lawrence, gracias por ofrecerte voluntaria!.

¡¿Qué?!.Observé mi posición. Mi brazo estaba ligeramente estirado con el dedo índice sobre mi cabeza.

Mierda, ¿realmente parecia que estaba levantando la mano? no, no se podia considerar que la estuviera levantando.

-Verá sr. Looper, yo...

Le miré a los ojos , realmente él sabia que era lo que iba a decir, al igual que sabía que yo no había levantado la mano y me rogó con su mirada de cachorro que accediera hacer el trabajo.

-Está bieeen yo me ocupo-dije entre dientes.

¡Genial!- exclamó complacido.

Me desplomé encima del pupitre maldiciendo mi mala suerte. Al verme así el profesor se sintió culpable y agregó:

-¿Alguien estaría dispuesto a echar una mano a Ellen?- dijo en tono menos formal.

Levanté la vista, sabia que nadie lo haría, pero a lo mejor alguna de mis amigas me daba una sorpresa, Sarah por ejemplo, le vendria muy bien hacerme este favor ya que mi enfado con ella aminoraría considerablemente.

Las miré una por una mientras mis ojos les rogaban ayuda, tal y como habia hecho el profesor conmigo, pero éstas en cambio se hicieron las tontas mirando cada una a una dirección.

Mi šyo interiorš gruñó enfadado.

-Gracias por tu ayuda- gratificó el Sr. Looper.

Me giré sorprendida mirando tras mi hombro derecho dándome cuenta de que había una mano levantada, la mano de áquel de la preciosa sonrisa de media luna.

-Un placer- sonrió amplísimamente.

Todas suspiraron de manera melodramática tras ver su dulce y extensa sonrisa para luego depositar sus ojos cargados de odio contra mí.

Pero no me importaba el resto ya que yo no podía dejar de mirarle con la boca abierta. ¿Quería hacer el trabajo conmigo?. Esto era la útimo.

Ian se percató de mi reacción y me guiñó un ojo, algo que costumbraba hacer como respuesta a mis momentos de confusión.

Observé instintivamente a Sarah la cual me miraba mientras movía las cejas en señal a él de manera provocativa tal y como lo hizo la Sra. Evans en la tienda.

Ahora la que se hundió en su sitio fuí yo.

La clase transcurrió con la misma dinámica de siempre, el tutor hablo sobre nuestros futuros proyectos durante el curso hasta que sonó el timbre. Cuando acabó nos llamó a Ian y a mí a su mesa.

Ambos llegamos a la vez.

Nos explicó mas o menos como podríamos hacer el horario de las clases y finalmente añadió:

-Ya puedes agradecer al Srito Anderson su ayuda, es todo un caballero.

Me giré hacia Ian enarcando una ceja. ¿Un caballero?. Aquí hay gato encerrado.

Le miré con rostro especulativo.

Él a su vez me regaló una inmejorable y fantástica sonrisa, cómo no, caballeresca.

Ian se retiró de la mesa cuando el profesor hubo acabado la explicación. En cambio yo me quedé para tener una pequeña charla con mi adorado tutor.

-Menuda encerrona, yo no había levantado la mano- le dije torciendo el gesto molesta.

-Venga mujer, no es para tanto- dijo el tutor sonriendo forzosamente.

-¿¡Ah no!?- arquee ambas cejas.

-Bueno, tal vez sí. Pero te agradezco mucho la ayuda, bueno...vuestra ayuda -rectificó.

Suspiré.

- Ellen, piensa en la parte positiva, vas a poder conocer mejor a un nuevo compañero tuyo, estoy seguro de que muchas chicas querrían estar en tu lugar eh...-dijo sonriendo mientras terminaba la frase bordando dicha sugerencia con unos cuántos codazos y mirada provocativa.

¡¿Existía alguien en la tierra que no me hiciera eso cada vez que aparecíamos Ian y yo en una misma frase?!.

Me despedí y avancé hacia mi pupitre, mientras buscaba con la mirada a mi pequeña traidora, con la cual tenía unos asuntos que tratar. Hoy era el día de los asuntos pendientes.

Mi vista viajó de lado a lado de la clase parándose en su figura, en la de él. Estaba de pie y un tanto encorbado mientras escribía algo sobre su mesa en una hoja que acababa de arrancar de una de sus libreta.

Dobló el papel en dos y se dirgió rápidamente hacia mi.

Le miré extrañada.

-Toma- me dijo Ian ofreciendome ese trozo de papel que había estado escribiendo segundos atrás.

-¿Que és? dije abriéndolo al mismo tiempo-

-¡No!- gritó . Guárdate el papel en el bolsillo y dentro de 45 minutos, a la hora del recreo, lo abres.

Me lo guardé en el bolsillo tal como me habia dicho, pero no puede evitar mirar de reojo.

-Estaré vigilándote, así que no intentes leerlo antes de hora- dijo averiguando mis intenciones.

-Está bien, te prometo que no lo miraré antes de hora...- dije resignándome a su petición.

-Pues ya tienes compañero para el trabajo voluntario, no te quejarás- dijo alardeando.

-Ahora que pienso cuando te presentaste a mi -dije cambiando de tema- lo hiciste con tu nombre y no con tu primer apellido, ¿eso no es un tanto descortés?- dije sonriendo maliciosamente

-Tienes razón.

Extendió una de sus mano hacia mi y dobló el brazo contrario sobre su cuerpo inclinándose.
Se asemejaba en gran cantidad al típico príncipe de siglos pasados.
Seguidamente dijo en un tono teatralmente serio:

-Puede llamarme Sr. Anderson, princesa.

Sonreí. He de reconocer que esa tontería me había hecho gracia. La verdad es que imitaba muy bien a un príncipe, tal vez porque él de algún modo era un princípe moderno.

Le dí una de mis manos.

- Srita Lawrence, encantada- dije haciendo como si me arremangaba mi vestido invisible de princesa mientras ejecutaba una extraña reverencia .

¡Ah pero si tu tambien sonries!- dijo uniendo su sonrisa a la mía.

Sonreí con incluso más ganas. Por alguna razón, esta vez no hice fuerza para esconderla, a pesar de estar en áquel sitio, en el que siempre la guardaba.

Habian pasado los segundos y seguíamos teniendo nuestras manos unidas. Cuando me dí cuenta intenté retirarla, él hizo lo mismo, pero ninguno de los dos evitamos el contacto del otro de inmedito sino que arrastramos nuestras manos, deslizándolas en las del otro, hasta llegar a nuestros dedos que él unió un poco más antes de separarlos por completo.

Acompañamos cada segundo de nuestro contacto con miradas y sonrisas, él miradas abundantes de ternura y yo sonrisas repletas de tímidez.

Cuándo fuí a sentarme en mi sitió me percaté de que todos nos miraban por lo que agaché la vista hasta llegar a mi silla, mirando sin querer mi bolsillo vaquero dónde parecía que pudiera ver el papel a traves del pantalón, me picaba la curiosidad.

¿Aguantaría hasta la hora del recreo?. Tenía que hacerlo, de algún modo se lo había prometido. Pero y que importaba las promesas que le hiciera yo al chico más popular del instituto, ¿o si importaban?

Le miré de nuevo, él se había unido al grupo de sus amigos, los populares, éstos parecían divertirse mucho con él. De pronto apareció Alan y se unió al grupo, como si nada todos siguieron riéndose de las cosas que Ian decia, todos excepto el recién incorporado.

Mi šyo interiorš puso cara de duda. Estaba claro que algo pasaba.

Sonó el timbre y el siguiente profesor entró en el aula.

Nuevamente desconecté de la clase intentando averiguar que habría en aquella hoja que sentía que me ardía en el bolsillo.

En cuánto sonó el timbre iniciando la hora del almuerzo me llevé la mano al bolsillo y abrí el papel, analizando con mucha intención, puede que demasiada, su delicada letra:

š Te espero por los alrededores del edificio a la hora del almuerzo. No me fallesš y al lado de está última frase un guiño dibujado.

Examiné toda la clase, búscandole nerviosamente sin encontrarle, hasta que le localizé en la puerta. Me dedicó una sonrisa pícara entreabriendo sus blanquecinos y perfectos dientes antes de desaparecer por la puerta.

Me levanté rápidamente, algo sin saber el qué me recorria todo el cuerpo, y me esteremecía cada dos segundos escasos.

Intenté parecer decidida pero en realidad estaba muerta de miedo, ¿que querría de mí?, estaba demasiado nerviosa y no entendía el porqué ¿por qué me afectaba tanto esa nota, sus sonrisas, sus miradas, sus manos deslizándose sobre las mías?, ¿por qué me afectaba tanto... él?.

Respiré por la nariz, si aguantaba visiones terrorificas en reflejos, podría aguantar esto.
Por dios, no seas ridícula pensé.

Salí al exterior comprobando que no había mucha gente por los alrededores de la parte delantera del edificio , ya que a estas horas todos debían encontrarse en la cafeteria. Y además ninguno de esas pocas personas era Ian.

Miré el cielo completamente encapotado de nubes negras como el carbón cada vez mas densas y gruesas las cuales se iban aglutinando unas con otras hasta formar una capa oscura sobre el pueblo. Acechando...¿Una tormenta?.
¡Puf lo que me faltaba! ¡y la chaqueta en clase y yo en manga corta!. ¿No habían dicho que haría buen día?. Aunque claro haber quien es el listo que acierta con las predicciones del tiempo en este pueblo.

Aparté la vista del cielo y decidí dar una pequeña vuelta al edificio hasta llegar a la parte posterior de éste, dónde no había nadie.

¿Dónde se había metido?.

Lo comprendí todo ipso facto.

Dí unos pasos hacía atrás de espaldas, cómo quien ve un fantasma . Me sentí completamente estúpida al darme cuenta de que posiblemente todo esto había sido una trampa de Ian para dejarme plantada y por tanto para dejarme en evidencia. ¿Lo peor?, que yo había caido en ella.

-Estúpida- me susurré a mi misma dejando caer los brazos a ambos lados de mi cuerpo mientras apretaba los puños con fuerza contra mi cadera. Solía hacerlo cuando estaba muy molesta.

Detuve los pasos al sentir que alguien dentrás de mí rodeaba mis muñecas con sus manos.

Me quedé paralizada.

- ¿Por qué eres estúpida?. ¿Creías que no iba a venir verdad?-escuché una voz a mis espaldas, una voz que reconocí de inmediato.

No me giré.

-¿Qué hacemos aquí, Ian?-dije en un débil sonido.

-Estamos solos- noté su aliento caliente en mi mejilla izquierda completamente helada

- ¿Y?

-Aquí podremos... hablar más tranquilos- susurró a unos centímetros de mi oreja sin abandonar la posición que teníamos, él cogiendo mis muñecas y yo sintiéndole más cerca que nunca tras de mí.

Mi respiración se volvió descompasada junto con los latidos de mi corazón.

Esa última frase, ese lugar, esa inquietud, todo...


...me resultaba demasiado familiar.




Media Luna



MSN DE CONTACTO: [email protected]

FOTOLOG DE FANS DE MEDIA LUNA: http://www.fotolog.com/media_luna_fan





On April 17 2009 1 Views



Avatar evelyn_kucher

Evelyn_kucher On 25/04/2010

uff me he quedadoo...wow!!


Avatar kairi160

Kairi160 On 10/04/2010

=) I-N-C-R-E-I-B-L-E, esta parte me deja con los pelos de punta


Avatar mybrokenrose

Mybrokenrose On 13/07/2009

Matoo la presentacion de Ian!
XD!
Que risaa!
Mmmm.... si que resulta familiar esa ultima frase...
Siggooo!
^^!


Avatar iloove_robert

Iloove_robert On 23/04/2009

bueno ahora estoy un par de dias atras leyendo todavia no me puse al dia! perdon! es que no me alcanza el tiempo ¬¬' pero mañana la sigo! :D ahora ya me voy a dormir, besoteeeeees!


Avatar _flashlight

_flashlight On 22/04/2009

queremos masssssssssss


Avatar amoracortoplazo

Amoracortoplazo On 21/04/2009

Un beesoo,.. suerte =)


Avatar mssnia

Mssnia On 21/04/2009

No era por escribir un libro, sino por leer en publico fragmentos de algunos libros que escogimos =)


Me gusta como va la historia ^^
Sigue asi =)


Avatar maybe_obstat

Maybe_obstat On 21/04/2009

axò té bona pinta: el matex lloc, unes circumstàncies semblants...
spero q les coses acabin millor q amb l'alan...

100 petons


Avatar buhhbye

Buhhbye On 20/04/2009

Muy buena la continuación, sigue así. :)


Avatar camucha35

Camucha35 On 20/04/2009

te kiero!!!!!!!!!!
espero q publiquenn tu novela porq va a ser muy exitosa si la publican
:):):):):):)
besossssssss
cami


Avatar acuario16

Acuario16 On 20/04/2009

BUUAAAAAAA;)
soloo me conekto ultimamente para pasarme por este fotolog:)
esk estoy enganchadaaa a esta novela
madre miaa k esconde IAN:)
buuff k interesantee mencanta,mencanta!
puuedo suponer k kizas acabaran juntoss.. pero haber lo k pasaa
enfiin k cada vez esta mas y mas interesante

unbsiitooo:)!

PD: si me acuerdo la vez k actualice pondre el link de tu fotolog para k todos mis amigos pasen por aki
es lo k iba a hacer
peroo se me olvidooT,T


Avatar la_bandolerah

La_bandolerah On 20/04/2009

CUIDATEE
besoss
k vaya bnn!:)


Avatar celeste_dream

Celeste_dream On 20/04/2009

deseguro recordo la vez de cuando Alan la hiba a besar!!



e pss me ncanta tu historia!!



lo sabes y te lo seguire informando !!


wueno espero k estes de lo mejor!!!


y sabes k aunk pongas una biblia completa la leere!!



por sierto me encanto este cap.



aios.






tu fan #1


Avatar mord_sith

Mord_sith On 20/04/2009

weeeeeee!!

ya no soy lucifer!! ^^ (aunq he de reconocer... q no es la primera vez q me llaman asi... una amiga decia q ella era Dios y yo Lucy xDDD)

xDD


Avatar darkanhell

Darkanhell On 20/04/2009

si te fijas bien hay 4 tios meando,jejeje


Show all comments

moon_medium

Favorite moon_medium

unknown -
131 Photos
Spain




1 Favorites Groups »

  • clair_de_lune

    Clair_de_lune

    For pictures taken by moonlight, or of the moon, but in any case with no artificial light.

    Pictures of a blurry white dot in a black sky will be deleted due to extreme lameness.




Tag - Fairy-tail
Loading ...