Avatar misolmi

Maracuyá

AMO el maracuyá. Su sabor, su olor, todo.
Es fabuloso hundir el cuchillo en un maracuyá maduro, separarlo en dos mitades y enterrar la nariz en su interior. Es fantástico enchastrarse los dedos en esas semillas babosas que nadan en juguito, para separa la parte comestible de la cáscara. Es maravilloso hacer jugo de maracuyá, diluyéndolo muchísimo porque el jugo de la fruta tiene un sabor tremendamente concentrado. Y ácido. Es tan, tan ácido que en este mismo momento mis glándulas salivales están trabajando a toda máquina, movidas por el mero recuerdo. Y sin embargo…
Y sin embargo, cuando tengo los dedos encastrados en jugo de maracuyá, no puedo evitar chuparme alguno. Por un momento, hasta yo dudo si el gusto me genera más desagrado que agrado. De hecho, nadie que no ame desmesuradamente el maracuyá puede tomar el jugo puro. Es una experiencia tan exageradamente ácida que casi dan más ganas de tragar que de escupir, pero el sabor es tan increíble que lo vale.

Algunas experiencias, algunas cosas, algunas personas lo valen.





On May 09 2011 85 Views




1 Favorites Groups »

  • photohorses

    Photohorses

    Photohorses is all about horses. If you have a horse picture, love horses and want to share both love and pictures with us, you''re welcome. Please remember: YOU are NOT a horse!!




Tag - Avril-lavigne
Loading ...