Avatar marinakolvenik

El Lema de la élite

Me senté en aquel sofá del pub y me aislé. Ningún coloquio a mi alrededor merecía una milésima parte de mi atención y mucho menos de mis oídos. Estaba hipnotizada.

Terminaron de tocar y miré mi cerveza. Las burbujas estallaban como podría explotar mi conciencia y la espuma blanca podía salir de mi boca en cualquier momento. Acertaron versionando Y sin Embargo, cualquiera diría que me habían leído la mente.

Se me heló la sangre. Nunca supe si los demás notaban el torbellino de sensaciones que me aplastaban. Tampoco me preocupaba, yo simplemente escuchaba y anhelaba.

Sabían perfectamente lo que hacían. El pianista no necesitaba mirar las teclas, sus manos encajaban a la perfección como en un puzle recién completado. El cantante tenía dominio absoluto sobre su garganta. Ninguno coincidían en terminar, se miraban y alargaban la canción como querían.

Los aplausos y las copas de vino inundaron el pequeño salón. Yo estaba más pendiente del frío que entraba cuando los fumadores abrían y cerraban la puerta. Quería secuestrar una vida.




On November 18 2014 at United Kingdom 8 Views





Tag - Hair
Loading ...