Avatar marinakolvenik

Kitty, Daisy & Lewis

Se congeló la última nota. Los aplausos estallaron en la sala. El agitar de las manos era como un inmenso abanico que desprendía el único aire que quería respirar en ese momento. Con el pie sobre el altavoz y el cable de micro entrelazado en sus dedos, se dejó llevar por impulsos nerviosos ante tan cálida sensación. Una relación recíproca de alimentarse de silbidos y ser el aire etéreo que los provoca. Mantendría esa nota hasta que el diafragma se arrugase, hasta hacer sangrar la garganta en una melodía interminable. In crescendo sin obstáculos, cada aplauso perfectamente acompasado, la banda sonora de los dioses. Así se sentía.

Apagados los focos, silenciada la guitarra, apoyó el micro en el pie. Arrebatada la esencia vuelve a ser materia. No se oía nada, nada salvo las alabanzas en su cabeza, alimentando el ansia de volver a experimentar aquella fugaz catarsis.




On November 25 2015 at United Kingdom 15 Views






Tag - Avril-lavigne
Loading ...