Avatar maravillas10

Napoleón no era tan bajito...

Hay una serie de afirmaciones que a todos nos han enseñado sobre hechos históricos en el colegio, pero... ¿nos enseñaron la verdad de las cosas?

Muchas de las ideas que hemos rdecibido no fueron ciertas y sin embargo nos las dieron por tales.

Todas las representaciones que encontramos de Adán y Eva en el Paraíso nos los muestran con la manzana en mano de Eva. Sin embargo, en el Génesis no se especifica cuál era el fruto del Árbol que estaba en medio del huerto. El mito de la manzana nace a raíz de las pinturas renacentistas.

Los cuernos que los vikingos llevan en los cascos fueron una invención de Gustay Malstrom, un pintor sueco que en una ilustración de 1820 incorpora los cuerpos irreales para retratar a estos personajes como seres demoníacos.

Van Gogh no se cortó una oreja, sólo fue un pedacito del lóbulo izquierdo. Habrá que cambiarle el nombre a cierto grupo musical…

Y una de esas tajantes afirmaciones es acerca de la baja estatura de Napoleón. Pues Napoleón no era tan bajito. Medía 1.68cm, 4cm más que el duque de Wellington y una estatura aceptable para la época. Lo que si se sabe es que era cabezón y al final de su vida estaba gordo y torpe, prematuramente envejecido.
Los retratos juveniles de Napoleón muestran un hombre no muy agraciado, de tez amarillenta, ojos grises, mandíbula prominente y una nariz armónica. En aquella época, solía llevar los cabellos muy desordenados, en concordancia con una vestimenta desaliñada.

Con esta descripción, está claro que su poder de seducción, así como el poder que alcanzó como gobernante, no radicaron en su aspecto físico sino en una inteligencia que ha sido calificada como superior, en una poderosa imaginación no exenta de sentido común y, una gran personalidad que despertaba la admiración y la devoción de quienes lo rodeaban e impresionaba a sus enemigos. Para colmo tenía una gran resistencia para el trabajo que, seguramente, fue una de las bases de sus grandes éxitos.

Autor de frases tan actuales como éstas:"Cada uno de los movimientos de todos los individuos se realizan por tres únicas razones: por honor, por dinero o por amor"." El mal de la calumnia es semejante a la mancha de aceite: deja siempre huellas". Y sobre todo una que parece que se hubiera pronunciado hoy mismo:"Cuando quiero que un asunto no se resuelva lo encomiendo a un comité".

No era tonto, no.

¿Os lo imaginais bailando asi, en plena Revolución Francesa?

http://www.youtube.com/watch?v=4okQnuO17kA

Pasad una tranquila noche, "enfants de la patrie... gros bisous"








On March 24 2009 978 Views






Tag - Cinema
Loading ...