Avatar locomotora_1567

Primer locomotora a vapor de Argentina “ La Porteña “ – la Nº1

Esta es una fotografía de las centenares que furon cedidas de la colección del Archivo Britanico de Western Railway & Co , al Ferroclub Chivilcoy ( Prov. De Buenos Aires – Argentina ).

La locomotora llegó el 25 de diciembre de 1856, se llamaba La Porteña y era de la casa The Railway Foundry Leeds, Inglaterra, construida por la firma E.B. Wilson y adquirida por el primer administrador de la Empresa Camino de Hierro, el ingeniero Luis Elordi. También vinieron sus maquinistas, los hermanos John y Tomas Allan. Existen discrepancias con respecto el origen de la primera locomotora. Raúl Scalabrini Ortiz afirmaba, por ejemplo, en su "Historia de los ferrocarriles argentinos" (1940), que "había sido construida para la India y empleada en el sitio de Sebastopol, durante la guerra de Crimea. La difusión de la trocha ancha entre nosotros (poco habitual en el mundo) se debe a esa circunstancia fortuita)". Sin embargo varios historiadores lo niegan: por ejemplo para Julio A. Luqui Lagleyze esto no pudo ser, pues es de otra trocha y las fechas de fabricación y entrada al país dejan un lapso que no habrían permitido tal cosa. De la misma opinión ha sido, entre otros, Vicente Osvaldo Cutolo.
Un carro tirado por 30 bueyes la llevó del puerto a la estación. El rodado era del tipo 0-4-0 ST, alcanzaba una velocidad cercana a los 25 km/h y pesaba 15.750 kg. Permaneció en actividad hasta agosto de 1889, luego se la utilizó por 10 años sólo para maniobras. En la actualidad se la exhibe en el Museo Histórico y Colonial Enrique Udaondo de Luján, junto con una réplica de los vagones de madera.
El primer maquinista de la empresa fue el italiano Alonso Corazzi, quien tenía experiencia de un año en dicho trabajo al haber sido empleado en la compañía Strada Ferrata Leopoldina, de Toscana, Italia.
La segunda locomotora que funcionó junto a La Porteña se llamó La Argentina ( para nosotros la Rauch segun nuestro documento publicado con anterioridad) y Domingo Sarmiento la transferiría en 1869 al Paraguay, junto con otras cuatro locomotoras. A las locomotoras que se incorporaban se les daba nombres, como Rauch, Libertad, Indio amigo o una llamada Voy a Chile debido a que un decreto de diciembre de 1868 ordenaba prolongar el ferrocarril hasta la Cordillera de los Andes.
El tren estaba compuesto en un principio por 4 vagones para 30 pasajeros cada uno y una entrada central lateral. Eran de 4 ejes, de madera, bastante lujosos en un principio y alumbrados con lámparas de aceite. Los vagones de carga eran 12 y podían llevar hasta 5 t cada uno.
La compañía es comprada por Buenos Aires:
La colaboración financiera del gobierno de Buenos Aires fue decisiva para la organización inicial de la empresa al aportar más de un millón de pesos, renunciando posteriormente a recibir dividendos sobre éste, y sobre otros seis millones de pesos oros que aportó luego para asegurar la prolongación de la línea. El 1º de enero de 1863 se convertiría en el único propietario de la empresa al comprar las acciones de los particulares, y con su administración el ferrocarril alcanzaría en 1870 una longitud de 177 km Por ese entonces transportaba anualmente más de 500.000 pasajeros y 166.551 toneladas de carga, produciendo un beneficio del 9,78% de interés sobre el capital invertido.
Durante los 27 años en que perteneció al Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, el Ferrocarril del Oeste fue la línea más lujosa, la que ofrecía al productor fletes y pasajes más económicos. Era una empresa modelo que enorgullecía a los argentinos y en relación a la cual todas las empresas ferroviarias inglesas establecidas entre nosotros pasaban.
En 1866 ya llegaba a Chivilcoy, a 159 km de Buenos Aires, sin haber necesitado pedir crédito al extranjero.
En 1888 la provincia vendió una sección de la red del Ferrecarril Oeste cercana a La Plata a la Compañía del Ferrocarril de Buenos Aires, Ensenada y Costa Sud.
En 1887 el Ferrocarril Oeste es ya un condenado a muerte(...) El abultamiento innecesario de gastos, en gran parte debido al aumento desproporcionado de personal, el crecimiento de los capitales invertidos en construcción no imprescindible, la merma consiguiente de los rendimientos y el encarecimiento de las tarifas configuran un decidido propósito de sabotaje: el Ferrocarril Oeste iba a ser rápidamente desacreditado ante la opinión pública. Las tarifas son aumentadas en un 25 por ciento y aún son más bajas que las de los ferrocarriles ingleses.
Así, en abril de 1890, lo que todavía pertenecía al Ferrocarril Oeste de Buenos Aires después de la mencionada venta de sus entornos a La Plata, es vendido a partir de una propuesta del gobernador de Buenos Aires, Máximo Paz, a la compañía The Buenos Aires Western Railway Limited, dueña a su vez de ramales del Ferrocarril del Sud y el Central Argentino, por la suma de 8.134.920 libras, equivalente a 41 millones de pesos oro sellado. Pasaba así a llamarse New Western Railway of Buenos Aires.








On November 20 2009 1816 Views



Avatar cintuakd

Cintuakd On 23/11/2009

paso a saludar...ya que yo de trenes ni idea jajajaja
te mando besos mariano!!!!!

te espero en la gran ciudad :p


(Perdon por el color de mi sangre)


Avatar metroferreo

Metroferreo On 21/11/2009

excelente foto!!! se ve muy bien la primera locomotora, debio haber sido el centro de atencion por muchos años jejeje y vaya me sorprende lo pequeña que es, gracias por compartir este tipo de fotos

saludos amigo!!!
suerte


Avatar oesteferroviario

Oesteferroviario On 20/11/2009

hola

q bueno lo q subiste hoy

un lujo

esa maquina


pero por que tenia ese techo en esa foto?

yo solo conocia fotos con la maquina sola sin el techito.


un abrazo

q estes bien


Avatar ahuicyani

Ahuicyani On 20/11/2009

Es impresionante saber cómo ya desde hace más de 100 años los ferrocarriles ya eran activos y dinámicos, e incluso ya eran desplazadas unas líneas antiguas. Saludos.


Avatar unmundodehobbies

Unmundodehobbies On 20/11/2009

Hola Mariano, como estas?, muy buen resumen de la historica locomotora La Porteña.

Te mando un abrazo y el deseo de un buen fin de semana.

Claudio.





Tag - Funny
Loading ...