Avatar libertaria_1984

Re-evolución interior

Hace tiempo que no supuro poesía de la de antes, de la terapéutica. Supongo que me alivio con otras cosas. He descubierto que hay distintos tipos de llantos. En función de cual sea la víscera que se contraiga y expanda para bombear lágrimas hasta el lacrimal. Las hay muy profundas, y el llanto casi duele, cuando éstas se activan. Nace de muy adentro y muere fuera, al rebosar del ojo y resbalar sobre las mejillas. Es como un volcán en erupción. Y después, llega el vacío que todo lo llena. Y se me inundan los pulmones de él. Y mi diafragma se relaja, después de tanto ajetreo. Digamos que llega a su extenuación y se aprecia algo como un orgasmo. Se agita hasta casi explotar, pero no explota, se mantiene en apnea durante unos segundos y se comienza a distender. Una sensación de relajación, llega de la mano del vacío, para ejercer de guía turística por todo mi cuerpo. Me recorre y estremece. Ahora siento que floto, que cualquier corriente podría hacerme despegar del suelo y volar. Me he vuelto extremadamente ligera. Por momentos me antojo nube. Ahora sé lo que siente el éter. Me diluyo con el cosmos... Ya no hay límites.


Hace algún tiempo escribí: “Autocontrol, libertad, en el fondo son la misma cosa, los mismos posos sobre el mismo tazón”

Y tanto. Considero que pasar a la acción es algo más que quemar contenedores.
Dentro de mí se está cocinando algo que huele a responsabilidad. De mí hacia mí.





On February 09 2011 5 Views






Tag - Vintage
Loading ...