Avatar jul_ai_13

"[..]
Como sus dibujos, sus pinturas y sus esculturas, la escritura de Alberto Giacometti nunca es estática, firme, nunca es lineal ni perentoria. Toma impulso, duda, se bifurca, se borra, vuelve. Busca un apoyo, un trampolín, para recusarlos después y liberarse de ellos. Progresa a saltos, rupturas, retoques, avances y retrocesos, agudezas y derrumbamientos. Su trazo vivo, rápido, se ve interrumpido por la duda, el escrúpulo y los puntos suspensivos por encima del vacío. Es idéntico a la línea de sus dibujos. La línea fluida, ligera, arrebatada, pero también abandonada, retomada, borrada, multiplicada, aventurada, una línea reveladora de espacio abierto que fomenta una digresión esencial…Una palabra, una línea, que se buscan, se interrogan cuestionando lo próximo y lo lejano, conjugando el tiro de precisión y la ciega penetración de la niebla. Que no retienen de la travesía de la noche sino huellas imponderables y un haz destellante de trazos acerados entre los escombros del espacio negro. La discontinuidad, que es para Giacometti el medio de acercamiento y aprehensión de lo real, sería también, tal vez, la respiración, el movimiento mismo de una escritura en libertad.
Lo que da a los textos escritos, como a los comentarios referidos, esa naturalidad, esa aspereza, esa emoción y esa evidencia, no emana del arte de escribir sino del arte de vivir, de consumir la vida, de la intensidad de una vida enteramente poseída por la búsqueda de su verdad. El deseo, el trabajo, la aventura- La vida es una aventura maravillosa- impulsan y gobiernan las palabras del Giacometti escritor. Cada día, cada minuto incluso, si no escribe, habla o masculla o refunfuña. Necesita las palabras, necesita el aliento del idioma para aguzar su hambre caníbal, para morder la realidad viviente, para descubrirse y cuestionarse, desnudarse, devorar su prisa,-y proseguir viaje…

Necesita medir e iluminar con palabras la distancia entre las cosas y los seres- la distancia visible y afectiva, física y metafísica-, el misterio de toda realidad, su razón para vivir, y el término inalcanzable de una búsqueda encarnizada.Giacometti escribe como mira, como camina por la calle, como fuma un cigarrillo,como tritura incansablemente la arcilla de un desnudo…Sin ninguna preocupación, sin pretensión literaria alguna. A la escucha únicamente de la obsesiva verdad que le maltrata y le rehúte, que le hace andar sin reposo, que le obliga a ir más allá…"





On November 15 2009 7 Views



Avatar young_bluesman

Young_bluesman On 26/11/2009

Amén.




jul_ai_13

Favorite jul_ai_13

unknown - 13/01
195 Photos
ho passem..., Shaanxi, China





Tag - Fairy-tail
Loading ...