Avatar historia_chile

Caupolicán (mapudungun: Kallfülikan, "pedernal azul"), (Pilmaiquén, - Cañete, 1558) fue un caudillo mapuche de la Guerra de Arauco.

Luchó desde su juventud contra los conquistadores españoles por la libertad de su territorio. Fue elegido toqui (jefe militar) de los mapuches, siendo sucesor de Lautaro, los mapuches fueron un pueblo que resistió estoica y bravamente la conquista española del sur de Chile. Junto con Lautaro fue uno de los conductores de los araucanos en las guerras del siglo XVI. Cooperó con Lautaro en la toma del fuerte Tucapel y en la batalla de Tucapel, donde es derrotado el ejército conquistador y muere Pedro de Valdivia.

Después de la muerte de Lautaro, los araucanos quedaron sin un líder digno que los guíara, eso se vio claramente en el Combate del Fuerte de San Luis que no pudo ser tomado y el de Lagunillas, el día 5 de septiembre de 1557 en la que una crecida fuerza mapuche de 12.000 araucanos al mando de varios caciques entre ellos el cacique Lincoyán y Galvarino, atacaron a una poderosa fuerza española al mando de Don Garcia Hurtado de Mendoza. Al pasar el Bío-Bío proveniente de Concepción, Garcia traía una fuerza de 600 soldados bien armados y unos 1.500 yanaconas que fueron atacadas por esta fuerza mapuche en unos cienagales llamados Lagunillas.

El ataque fue desorganizado y a pesar de la gran diferencia numérica los mapuches fueron derrotados en una brutal lucha cuerpo a cuerpo dejando en el campo cientos de muertos y heridos y número de 150 prisioneros. Entre estos prisioneros estaba uno de los caciques llamado Galvarino. García de Hurtado y Mendoza, haciendo gala de la misma común actitud tan viva entre los conquistadores españoles, así como de don Pedro de Valdivia en la Batalla de Andalíen, ordenó mutilar cortándole la mano derecha y las narices a los prisioneros como escarmiento. Galvarino colocó no solo su mano derecha para que fuera amputada si no que en un acto de soberbia actitud colocó la otra mano ante su verdugo y le fue amputada antes de ser soltado. Esta forma de escarmiento lo único que lograba era enfurecer y endurecer aun más a los mapuches frente a su adversario.

Después de estas derrotas mapuches, se reunió un gran consejo en la sierra de Pilmaiquen, este consejo tenía por objetivo unificar en un solo mando a las fuerzas mapuches, la elección de un Toqui. Caupolicán fue elejido por su gran fortaleza física y valentía, era de rostro severo y tuerto desde la niñez. Según cuentan las tradiciones Caupolicán tuvo que demostrar su fuerza ante los caciques entre los que se encontraba Tucapel y Rengo, presididos por Colo Colo, sosteniendo un grueso tronco de arból sobre sus hombros por dos días y dos noches sin desmayar antes de ser elejido Toqui, Caupolicán fue el vencedor entre otros candidatos tales como Paicabí, Lincoyán y Elicura.

Muerte de Caupolicán
Mientras aun se fugaban los indios sobrevivientes, una avanzada al mando de Pedro de Avendaño llegó a Pilmaiquén y capturó a Caupolicán en el Combate de Antihuala,(5 de febrero de 1558)quien preparaba una contraofensiva. Cuando era conducido por un piquete atado hacia el fuerte de Tucapel le salió al paso una india iracunda de nombre Fresia, con un bebé en brazo, era hijo del derrotado Toqui, la india le enrostró el hecho de haberse dejado capturar vivo y le arañó el rostro dando alaridos de rabia y en un ataque de furia tomó al infante de apenas un año y lo destrozó al lanzarlo sobre un peñasco, la marcha continuó en silencio su rumbo.

Fue llevado ante el veterano Alonso de Reinoso quien lo condenó a morir en la pica, una muerte terrible por penetración de una punta de madera por vía anal. Cristóbal de Arévalo, Alguacil de campo fue el encargado de ejecutar la orden. Caupolicán fue subido amarrado a una tarima que tenía una punta de madero cortado a forma de pica en el centro, Caupolicán mostrando gran serenidad miro soberbiamente a la multitud de españoles que le contemplaba y dijo: -"Pues el hado y suerte mía me tienen esta suerte aparejada, vean que yo la pido, yo la quiero que ningún mal hay grande y es postrero"-( La Araucana).

Dicho esto alzó el pie derecho aun con las amarras puestas y dio una gran patada al verdugo que rodó de la tarima, hecho esto el mismo se sentó en la pica y sin dar ninguna muestra de dolor, murió por perforación de sus interiores. Galvarino quien también había sido capturado corrió ese mismo día la misma suerte.





On June 04 2006 179 Views






Tag - Chica
Loading ...