Avatar hades_caronte

CARTA A MI MAESTRA

Todos tenemos en nuestra vida una maestro o maestra al cual recordamos con especial cariño, una persona que nos ha ayudado, apoyado, elogiado y regañado cuando nos lo merecíamos, del que hemos aprendido tantas y tantas cosas que seria imposible relatar toda ellas y aún mucho mas si, a fecha de hoy, que hace mas de 24 años de aquello, lo que le otorga un valor aún mas grande, a la huella personal y docente que se quedó en mí para siempre de esta magnífica profesional y aún mejor persona, mi maestra.

Existía una peculiar relación entre ella y yo, una conexión, un conocimiento y entendimiento mutuo, que a día de hoy comprendo se daba porque sabía llegar a todos sus alumnos y hacerles aprender y comprender la importancia de las cosas con todo el cariño que transmitía, que no era poco. El trabajo con sus alumnos, querida Marlen, y en especial conmigo, es algo por lo que jamás podré recompensarle, es por ello que le dedico estas líneas para que sepa que siempre la tengo presente y me acuerdo usted, así como todo lo que me enseñó y se preocupó de que aprendiese.

Sé que un alumno de mis características no es de lo mas sencillo de trabajar, precisamente por eso para mí, Marlen, tiene un valor incalculable, no solo me enseñó “las cuentas”, además me inculcó un gusto por la lectura y el afán de conocimiento, que dicho sea de paso, para una mente inquieta como la mía fue una de las mejores cosas que han hecho por mí en la vida.

Valores como el respeto, la humildad, la tolerancia, la humanidad, estaban presentes en cada momento, en cada paso, en cada respiración, en cada lección que Marlen nos daba, y por lo que yo me siento afortunado de haber podido compartir con ella, o mejor dicho de haber aprendido de ella.

Fruto del trabajo con sus alumnos, la vida me ha dado la oportunidad 25 años después de comunicarle con todo mi cariño un infinito agradecimiento, y digo que fruto de su trabajo, puesto que una de las cosas que mas infundía entre sus alumnos era el compañerismo, gracias a ese compañerismo otro alumno suyo y amigo mío se puso en contacto conmigo a través también de la alumna mas especial que ha tenido en su vida, y también tuve la suerte de poder compartir estas experiencias educativas y personales con ella, y poder dedicarle las líneas que está leyendo.

Es posible que se pregunte porque a día de hoy y con algún pelo de menos, le hablo de usted, sencillamente porque el respeto y la admiración que le tengo como maestra y persona a pesar del tiempo transcurrido, no cambiará nunca, y porque usted así nos lo enseñó en la clase.

Me gustaría, ya que la vida me ha brindado la oportunidad de homenajearla, el decirle lo que pensaba allá por el año 1988, ahora mismo es recordar ese año y ver escritos esos números correlativamente y se me viene a mi recuerdo ese mismo número escrito en la pizarra de su clase con el día y el mes, fecha completa que no se borraba en todo el curso y diariamente se cambiaba, ¿mejor manera de enseñar las combinaciones de los números y sus relaciones, de forma mas espontánea y motivante?, porque todavía hoy recuerdo que éramos muchos los que nos peleábamos por renovarlos, y cuando volvíamos de las vacaciones de navidad, cambiar el año… ¡¡¡eso era lo mas grande para el que lo consiguiera!!! .

Le recuerdo como una maestra bondadosa, sabia, íntegra, transmisora de conocimiento, dotadora y despertadora de potencialidades personales ocultas y sembradora de elementos para que sus alumnos alcanzasen sus sueños futuros para los que con su docencia sentaba las bases personales y académicas de los que hemos tenido la suerte de estar en su clase… y todo ello, con muchas gotitas de buen humor.

No cambiaría por nada del mundo esos momentos compartidos, que vienen a mi memoria, de tantas risas en algunas clases… usted es una creadora de tanta magia educativa, que a día de hoy, me sigo sintiendo inmerso en ella.

Ha enseñado y ayudado tanto, a tantas personas… ha conseguido haciendo hombrecitos y mujercitas formadas que muchos consigan sus sueños, gracias a su labor como maestra, y a veces, un poquito madre, un precioso regalo, que aunque poco entendido por muchos, no será mi caso, y por el que nuevamente le doy las gracias.

Gracias por su lucha, por su esfuerzo y sobre todo por confiar en mí, y digo confiar en mí porque a pesar de las adversidades de mi manera de ser en aquellos años tan lejanos, y no tan lejanos… por muy complicada que fuese su labor docente en mí como alumno, siempre siempre siempre admiraré su eterna paciencia conmigo y la manera que tenía de tratarme, tanto en clase como fuera de ella.

Aún hoy recuerdo como en clase de matemáticas daba un pequeño premio en forma de galletita pequeña que cariñosamente le denominaba “pedito”, eso sí, el premio para los que no se equivocasen en ninguna cuenta de cada hoja del cuaderno de cálculo, lo que no recuerdo es si yo llegué a tomarme alguna, por algo será… y creo que es por mi imposiblebatallacon (continúa




On September 06 2011 12927 Views



Avatar hades_caronte

Hades_caronte On 20/08/2012

Autor: A.E.S.V


Avatar hades_caronte

Hades_caronte On 06/09/2011

No olvidaré el paseo en su coche con su marido, en el Volvo azul oscuro… ni cuando me puso el aire frío al máximo y se me volaron los pelos que entonces sí tenía; fue una experiencia fantástica, experiencia que como es lógico, las grandes personas solo pueden estar rodeadas de gente interesante y genial como ellas.
Ni olvidaré las mil y una veces que me invitaron a su casa de “cerca y de lejos” como yo decía…
El que hoy, ya en el año 2011 mas de dos décadas después de todo eso, me diga una compañera de clase de entonces e hija de mi maestra, que alguna vez me puso de ejemplo y se acuerda todavía de mí, me supuso un sentimiento de ternura y sentimientos indescriptibles tan grandes que me emocionaron, porque la relación fue mas allá del mero proceso de enseñanza aprendizaje, y digo esto por que si ahora es usted la que todavía me recuerda como un alumno con un gusto casi excesivo por la lectura y que leía libros a todas horas… es por que es así, lo mejor de todo es que si no hubiese sido por usted, lo mismo hoy en día, sería una persona totalmente incompleta e infeliz, porque el gusto por la lectura que me inculcó es algo que jamás podré pagarle


Avatar hades_caronte

Hades_caronte On 06/09/2011

las matemáticas…

Otro momento del que no me siento muy orgulloso, pero no puedo evitar reírme al recordar como algo simpático, fue el día en el que le levanté la falda a una compañera de clase, Nerea, y encima cuando me preguntó que porque lo había hecho le contesté que solo me quería sujetar porque me caía, a lo que me replicó que le explicase como al caerse una persona en vez de tirar hacia el suelo tirase hacia el cielo... imborrable ese recuerdo, pero imborrable, por que a pesar de la dureza, firmeza y contundencia de su apercibimiento, jamás dejé de ver y de sentir en mi maestra, usted, la única motivación de hacer de mí mejor persona, como siempre que me corregía, sentía.
No fueron pocos los momentos de regañeras, puesto que como decía antes era un alumno un tanto… ¿como llamarlo? ¿peculiar?, ¿revoltoso?, ¿travieso?, hacía cosas que iban desde la anteriormente citada, hasta tirar alguna piedra… pero una de las cosas más especiales fue cuando me castigó por la tarde en su clase por no hacer los deberes, y cuando se enteró que mi abuelito que venía de lejos había quedado conmigo, me dejó salir… ¡¡¡esas cosas no se olvidan nunca!!!
Entre usted y yo… ¿cuántas trastadas y vaguezas le ocultó a mis padres para que no me castigaran, seguramente pensando que eran cosas de niños y ya maduraría?... ¡¡¡como no la voy a tener en estima!!!
Por otra parte, las clases de educación física para las que salíamos de paseo al polideportivo, me permito el lujo hoy de valorar





Tag - Style
Loading ...