Avatar hadas_1

NINFAS

Según los griegos, unos hermosos espíritus femeninos poblablan la naturaleza. En algunas versiones, eran hijas de Gea o de Zeus, por lo que las consideraban divinidades, pero unas divinidades menores, al servicio de los dioses. Tenían gran poder sobre la naturaleza y conocían todos sus secretos, poseían la facultad de la profecía e iluminaban a los poetas, pero no eran inmortales. Plutarco afirmó que vivían 9.720 años. Los hombres las invocaban y les hacían ofrendas en forma de aceite, leche y miel, todo ello para que les fueran propicias, incluso se les llegó a consagrar algunas de sus celebraciones.

Las ninfas eran jóvenes y hermosas, de tez blanca y mirada atrayente. Recibían sus nombres del lugar de la naturaleza en que habitaban, y así estaban las nereidas, o ninfas de los mares; las náyades, o espíritus del agua; las dríades, que descansaban en el bosque; las alseídes, que se ocultaban entre las flores; las napeas, que preferían los valles; y las oréadas, que se atrevían con las montañas.

Vagaban desnudas sin pudor por bosques y ríos, montañas y lagos. Los sátiros las deseaban, pero ellas se enamoraban de los dioses, engendrando con ellos héroes y semidioses. Estas ninfas tuvieron mucha presencia en la literatura y así, los clásicos Hesíodo, Homero, Virgilio y Teócrito sucumbieron a sus encantos y les dedicaron algunos de sus versos, y en el Renacimiento resurgieron de nuevo de la mano de poetas como Garcilaso de la Vega, Francisco de la Torre o Francisco de Mendoza. En pintura y escultura tampoco han faltado sus retratos, como en los cuadros Ninfas y Sátiros y Diana y sus ninfas sorprendias por sátiros de Rubens o en el relieve Ninfas de la Fuente de los Inocentes del escultor y arquitecto francés Jean Goujon.

A las ninfas se las ha comparado habitualmente con las hadas del folclore, incluso se dice que los griegos no heredaron la tradición de las hadas porque ellos ya tenían a sus ninfas. A pesar de su parecido, las hadas y las ninfas se diferencian por sus alas, apéndices que no poseían estas divinidades menores.

A Artemisa, diosa griega de la caza y de la castidad, le gustaba rodearse de ninfas. Recorría las cumbres de los montes Taígeto y Erianto acompañada de las oréades, las nintrépidas ninfas de las montañas, y se bañaba en las fuentes en compañía de las náyades. Le gustaba la naturaleza salvaje, pero rechazaba el contacto sexual. Ella deseaba permanecer virgen y protegía la castidad de las ninfas que iban con ella, aunque para ello tuviera que utilizar la violencia. En cierta ocasión una de las ninfas de su cortejo, la hermosa Calisto, fue seducida por Zeus y mantuvo relaciones con él. Una mñana, mientras las ninfas y la diosa se bañaban en un manantial, Calisto se quitó su vestido y desveló su secreto: estaba embarazada del dios supremo de los dioses. Cuando Artemisa descubrió que la ninfa había roto el juramento de conservar la virginidad para seguirla en su séquito, la repudió y transofrmó en una osa, abandonandola en el bosque. Poco después, Calisto moría en una partida de caza. Pero Zeus, que sintió compasión de su enamorada, la recogió con mimo y la colocó en el cielo, convertida en la Osa Mayor.





On November 23 2009 253 Views



Avatar danielack

Danielack On 23/11/2009

ola♥

que onda como estas
pasando a saludarte
quetengas un buen dia
ok
bye

cuidate ☺




hadas_1

Favorite hadas_1

female - 30/06
118 Photos
tede, Canarias, Spain




Tag - Funny
Loading ...