Avatar guizmillu

Carta de despedida.

Hola preciosa. Diez años. Y no es justo. No es justo tener tan fresco este dolor punzante en la memoria. Y al mismo tiempo tener que esforzarse para dibujar tu cara. Para recordar tus ojos o el recuerdo de verte sonriendo en la puerta de casa. Por eso, ahora me duele más que otras veces. Porque me parece un pecado que tu recuerdo se haya ido difuminando hasta hacerse pequeño.

Egoístamente se que es lo mejor. Ha pasado ya demasiado tiempo y debo dejarte marchar. Debo dejar que se apague esa luz cada vez más minúscula que ha ido dejándome en la penumbra. Lo necesito. Se que tú querrías que lo hiciera. En parte llevo diez años empezando a pasar página. Y cada vez hay menos luz en el hueco de ese resquicio. Aunque cuesta un mundo cerrar de portazo y levar anclas.

Quise atrapar los momentos en un cerrar de ojos. En un segundo. Pero las cosas especiales, como tú, no deben vivir atrapadas. Deben permanecer volátiles. Como decida el destino. Por muy cruel que sea para los que nos quedamos aquí.

Fuiste una de las mejores cosas que me han pasado en la vida. Espero haber merecido quererte como te quise. Espero que no doliera. Espero que escucharas mi despedida. Aunque ya no estuvieras allí.

Espero no defraudarte.

Como duele hablar en pasado.

Cuídate ahí en el cielo.

Hasta siempre.




duerme, mi amor

quiero pensar que duermes
que en cada bocado del dolor
pierdo un gramo de tristeza
y que huyen los recuerdos
tropezándose
como en una derrota

quiero pensar que duermes
engarzada en un milagro
que se sacude muy temprano
y reanima a los dormidos
sonriéndose
como en un anuncio

quiero pensar que duermes
tendida de una nube borrosa
que te alejas de la ironía
y te salvas
como un poema malherido



hoy, en la bso de mi vida: ( el silencio más absoluto )




On October 22 2010 30 Views






Tag - Funny
Loading ...