Avatar yorios_return

¿Había estado enamorado mi corazón antes?

¡Que lo nieguen mis ojos! ¡Jamás vi hasta ahora la belleza verdadera!

J: ¿cómo has llegado hasta aquí y por qué? Estos muros son muy altos y, siendo quien eres, el lugar será tu muerte si alguno de los míos te descubre.
G: Con las alas del amor salté estos muros, pues para el amor no hay barrera de piedra, y, como el amor lo que puede siempre intenta, los tuyos nada pueden contra mí.
J: Si te ven, te matarán.
G: Más peligro hay en tus ojos que en veinte espadas suyas. Mírame con dulzura y quedo a salvo de su hostilidad.
J: Por nada del mundo quisiera que te viesen.
G: Me oculta el manto de la noche y, si no me quieres, que me encuentren: mejor que mi vida acabe por su odio que ver cómo se arrastra sin tu amor.
J: ¿Quién te dijo dónde podías encontrarme?
G: El amor, que me indujo a preguntar. Él me dio consejo; yo mis ojos le presté. No soy piloto, pero, aunque tú estuvieras lejos, en la orilla más distante de los mares más remotos, zarparía tras un tesoro como tú.
J: La noche me oculta con su velo; si no, el rubor teñiría mis mejillas por lo que antes me has oído decir. Cuánto me gustaría seguir las reglas, negar lo dicho. Pero, ¡adiós al fingimiento! ¿Me quieres? Sé que dirás que sí y te creeré. Si jurases, podrías ser perjuro: dicen que Júpiter se ríe de los perjurios de amantes.




On February 01 2015 at Bío-Bío, Chile 7 Views



Avatar yorios_return

Yorios_return On 01/02/2015

¡Ah, gentil G! Si me quieres, dímelo de buena fe. O, si crees que soy tan fácil, me pondré áspero y raro, y diré no con tal que me enamores, y no más que por ti. Mas confía en mí: demostraré ser más fiel que las que saben fingirse distantes. Reconozco que habría sido más cauta si tú, a escondidas, no hubieras oído mi confesión de amor. Así que, perdóname y no juzgues liviandad esta entrega que la oscuridad de la noche ha descubierto.
G: Juro por esa luna que platea las copas de estos árboles...
J: No jures por la luna, esa inconstante que cada mes cambia en su esfera, no sea que tu amor resulte tan variable.
G: ¿Por quién voy a jurar?
J: No jures; o, si lo haces, jura por tu ser adorable, que es el dios de mi idolatría, y te creeré.
G: Si el amor de mi pecho...


Avatar yorios_return

Yorios_return On 01/02/2015

J: No jures. Aunque seas mi alegría, no me alegra nuestro acuerdo de esta noche: demasiado brusco, imprudente, repentino, igual que el relámpago, que cesa antes de poder nombrarlo.
Amor, buenas noches. Con el aliento del verano, este brote amoroso puede dar bella flor cuando volvamos a vernos. Adiós, buenas noches. Que el dulce descanso se aloje en tu pecho igual que en mi ánimo.
G: ¿Y me dejas tan insatisfecho?
J: ¿Qué satisfacción esperas esta noche?
G La de jurarnos nuestro amor.
J: El mío te lo di sin que lo pidieras; ojalá se pudiese dar otra vez.
G: ¿Te lo llevarías? ¿Para qué, mi amor?
J: Para ser generoso y dártelo otra vez. Y, sin embargo, quiero lo que tengo.
Mi generosidad es inmensa como el mar, mi amor, tan hondo; cuanto más te doy,
más tengo, pues los dos son infinitos.






Tag - Hair
Loading ...