Avatar ginina

Sara, que echó la vista atrás

Por todas las noches que te guardé en mi cama de sábanas vacías.
Por todos los adioses que juré decirte y fueron miradas a tu espalda.
Por todas las sonrisas que por ahí regalaste aún siendo mías.
Guardo en cada esquina una sombra donde no me pille despierta la luz del alba.

Finjo que duermo porque sí duermo sueño
Y sueño que eres otro y que ya no eres mi dueño
Rompo en cada amanecer las pesadillas dibujadas en el cabecero
Y las nubes cogen formas de las letras de un te quiero.

Rezo por contar cada vez menos latidos
Que bajen sobretodo los que me despiertan tus sentidos
Que suban sin embargo aquellos que me rearman
Que no tengan miedo a retumbar en las cavidades de mi alma.

Hago todas esas cosas porque rompiste tu promesa
Y si no recuerdo mal te pedí que no la hicieras
Sabía del dolor de la caída,
Pero no que era más dura, estando el suelo tan cerca

No quiero una muesca en tus brazos
Que te recuerde las veces que me quitaste el frío
Tampoco un rasguño en tu cerebro
que mute a una anécdota en tu vida vacía que recordar a ratos.

Quiero aquello que me vendiste sin regatear
Aquello que destiñó las noches de su elucubrada oscuridad
Lo quiero porque me lo diste para ser mío
Si no tengo eso, entiende que no quiera a estas alturas de la madrugada
Absolutamente nada más.




On January 27 2014 at Barbuda, Antigua and Barbuda 551 Views






Tag - Felicidad
Loading ...