Avatar forthefunofit

Montaña rusa



No es que no me veáis cuando soy feliz, es que es cuando exploto entre viento ardiente cuando quedan mis resto aquí.
¿Entonces qué ha pasado en abril?






















-No, no te vayas, si estás aquí me quemo, grito y no pienso.

Y silencio.

“…Cobarde…”

-¡Calla!

-¿De qué tienes miedo?

-De lo eterno y lo efímero a la vez. De mis debilidades y de mis virtudes no usadas por vaguería. De no terminar de perderme en mí misma. De necesitar huir y gritar, y no poder ni moverme. De recordar no ser digna.

-Te has comido todas tus palabras, y necesitas a alguien que te diga que no, que lo comprenda todo sin decir nada, de mentirle y que te abrace. Pobre humana…



















Era mentira. Cuando callaba decía la verdad, en esos momentos en los que no me atrevía a hablar; ahí decía la verdad. No he hecho ninguno de mis artes contigo más que volar. Pero créeme cuando te quiero aquí, para que ahogues mis gritos y cantes en mi oído. Para estar contemplando horas enteras esos labios sin pensar.
El grito siempre vuelve, debí recordarlo. Te vuelves a olvidar del dolor.






























Miro atrás y me río de mi misma, y me admiro y me grito “estúpida” al verme en alguna esquina.
Llámame rara las veces que quieras, pero cuidado con lo que deseas, se puede hacer realidad.






















































Por abril
No es memoria, es fuego. Es un chupito picante que te recorre la garganta y quiere más y más. Te acerca a las llamas prometiéndote alas, pero no sé si lloraría si te viera arder.
No traes memoria, traes futuros recuerdos. Dulce y salado al mismo tiempo. ¿Y yo a quién se lo cuento? Deja de contarme secretos al oído. Siempre igual, y siempre lo olvido.
¿Me creerías si te digo que no me reconozco? Pero ya no me importa. No importa nada, estaré bien, lo sé, pero si tú te quedas a mi lado…
La sensación de saber que te irás, pero no tener fuerzas para gritarte al oído más que estupideces sin sentido… porque te irás. O me iré yo, despistada por los olores que traen otros vientos. Maldíceme entonces.









































Una vez vi señales en las luces de la calle, sonrisas en autobuses y sentí un alma a la deriva.
Vi a una calle envejecer, me vi a mí misma tiempo atrás en aquel banco, y recuerdo ese chupito caer.






























































"¿Para qué sirve el sentido y la prudencia en una jungla sin sentido?"
Preguntó la princesa de la boca de fresa... esa princesa que salió del cuento de Rubén Darío para perderse en el asfalto y en la niebla. Más le valía a la princesa merodear entre poesía todo el día.
Pero las musas se esconden, por lo que busca perderse para así encontrarlas. ¿Tiene eso acaso algo de sentido? No. ¿Pero qué lo tiene?
Sigue probando princesa.
















































Y que el vértigo pase, o que se quede a mi vera lanzándome dulces dardos de miel envenenada. Ese vértigo que se siente al cruzar la línea, apostando aquello que te mantiene cuerda.
Alien, te estoy dejando la puerta abierta. Que ha salido el sol, asique tírate por la ventana.





On May 10 2011 2 Views




forthefunofit

Favorite forthefunofit

female - 05/09
64 Photos
Madrid, Madrid, Spain





Tag - Art
Loading ...