Avatar elflogdegonzo

David y Goliat

“Los filisteos [nación que ocupaba la costa del Mediterráneo al norte de Egipto, y era rival de los israelitas] reunieron sus fuerzas para el combate.

“También Saúl y los hombres de Israel se reunieron y acamparon en el valle del Terebinto, y se dispusieron en orden de batalla frente a los filisteos.

“Los filisteos estaban apostados en un monte, y los israelitas en el lado opuesto, con el valle de por medio.

“Entonces salió del campo filisteo un luchador llamado Goliat, de Gat, que medía casi tres metros de altura. Llevaba en la cabeza un casco de bronce e iba cubierto con una coraza escamada, también de bronce, que pesaba más de medio quintal [es decir, más de 20 kilos]. Tenía unas canilleras de bronce en las piernas y una jabalina de bronce a la espalda. El asta de su lanza era gruesa como el palo de un telar y el hierro de la punta pesaba unos seis kilos. Su escudero iba delante de él.

“El filisteo Goliat se detuvo y gritó a las filas de Israel:
- ¿Para que salen a prestar batalla?

[...]

“Y el filisteo añadió:
- Hoy lanzo un desafío a las filas de Israel. Preséntenme un hombre y nos batiremos en duelo.

“Saúl y todo Israel, al oír estas palabras del filisteo, quedaron espantados y sintieron un gran temor.

[...]

David era hijo de [...] Jesé. En los tiempos de Saúl, Jesé ya era un hombre viejo, de edad avanzada, y sus tres hijos mayores habían ido a la guerra detrás de Saúl. David era el más pequeño [de los ocho hijos de Jesé].

Jesé dijo a su hijo David:
- Toma esta bolsa de grano tostado y estos diez panes, y corre a llevárselos a tus hermanos al campamento. [...] Saúl está con ellos y con todos los hombres de Israel en el valle, combatiendo contra los filisteos.

David se levantó de madrugada [...] y partió con su carga, como se lo había mandado Jesé. Cuando llegó al cerco del campamento, el ejercito avanzaba en orden de batalla, lanzando el grito de guerra. Israelitas y filisteos se alinearon frente a frente. Entonces David [...] fue a saludar a sus hermanos.

Mientras estaba hablando con ellos, subió del frente filisteo el luchador llamado Goliat, el filisteo de Gat. Pronunció las mismas palabras y David lo escuchó. Todos los israelitas, apenas vieron al hombre, huyeron despavoridos.

David dijo a Saúl:
- No hay que desanimarse a causa de ese; tu servidor ira a luchar contra el filisteo.

Pero Saúl respondió a David:
- Tú no puedes batirte contra ese filisteo, porque no eres más que un muchacho, y el es un hombre de guerra desde su juventud.

David dijo a Saúl:
- Siempre que viene un león o un oso y se lleva a una oveja del rebaño, yo lo persigo, lo golpeo y se la arranco de la boca; y si el me ataca, yo lo agarro por la quijada y lo mato a golpes. Así he matado leones y osos, y ese filisteo incursivo será como uno de ellos porque ha desafiado a las huestes del Dios viviente
Y añadió:
- El Señor, que me ha librado de las garras del león y del oso, también me librará de las manos de ese filisteo.

Entonces Saúl dijo a David:
- Ve, y que el Señor este contigo.

Saúl vistió David con su propia indumentaria, le puso en la cabeza un caso de bronce y lo cubrió con una coraza. Después, David de ciño la espada de Saúl por encima de la indumentaria, e hizo un esfuerzo para poder caminar, porque no estaba entrenado.

Entonces David dijo a Saúl:
- No puedo caminar con todas estas cosas porque no estoy entrenado.
Y David se las quitó.

Luego tomó en su mano su bastón, eligió en el torrente cinco piedras bien lisas, las puso en su bolsa de pastor, en la mochila, y con la honda en la mano avanzó hacia el filisteo.

El filisteo se fue acercando poco a poco a David, precedido de su escudero. Y al fijar los ojos en David, el filisteo lo despreció, porque vio que era apenas un muchacho [...]. Entonces dijo a David:
-¿Soy yo un perro para que vengas armado de palos?
Y maldijo a David invocando a sus dioses. Luego le dijo:
- Ven aquí y daré tu carne a los pájaros del cielo y a los animales del campo.

David replicó al filisteo:
- Tú avanzas contra mi armado de espada, lanza y jabalina, pero yo voy hacia ti en el nombre del Señor de los ejércitos, el Dios de las huestes de Israel, a quién tu has desafiado. Hoy mismo el Señor te entregará en mis manos; yo te derrotaré [...]

Cuando el filisteo se puso en movimiento y se acercó cada vez más para enfrentar a David, este enfiló velozmente en dirección al filisteo. Enseguida metió la mano en la bolsa, sacó de ella una piedra y la arrojó con la honda, hiriendo al filisteo en la frente. La piedra se le clavo en la frente, y él cayó de bruces contra el suelo.

Así venció David al filisteo con la honda y una piedra; le atestó un golpe mortal, sin tener una espada en la mano.

(extraído del capítulo 17 del Primer Libro de Samuel)



Gracias por pasar.



gonzaLilito




On October 07 2007 114 Views





Tag - Fairy-tail
Loading ...