Avatar black_night26

"Carcel de la Princesa"

La antigua cárcel de La Princesa, edificio que data de 1837 y que fue escenario de nuestra historia desde la era colonial española, será privatizada para dar paso a la construcción de un "boutique hotel"; según expresiones públicas de la directora ejecutiva de la Compañía de Turismo, la Sra. Terestela González Denton.

La Sra. Hernández Denton ha protagonizó varios desaciertos durante el año pasado, el 2007, primero promoviendo un torneo internacional de golf en los terrenos del Castillo San Felipe del Morro y luego a través de expresiones públicas donde afirma que de probarse que el proyecto Paseo Caribe fue edificado sobre terrenos de dominio público y aún cuando los permisos de construcción para dicho proyecto hubiesen sido obtenidos de manera ilegal; el proyecto lejos de ser demolido deberá ser legalizado.

Esta última expresión denota el razonamiento y la lógica de una directora ejecutiva que se excede en sus funciones, e invade inoportunamente el terreno del Departamento de Justicia en materia jurídica y como custodio del estado de derecho vigente. Es la misma persona que propone además las corrientes neoliberales del capitalismo salvaje expresado en la heramienta de la privatización; siendo ésta última hoy condenada y destinada a la desaparición por parte de los países desarrollados del mundo tras su fracaso.

No se hable de la poca substancia que tiene su propuesta para privatizar La Princesa en el ámbito de las ciencias de planificación urbana moderna.

En Paseo Caribe se detuvo la construcción mediante orden de la ARPE y la solicitud para un torneo de golf en los terrenos del Morro fue denegada por la administración de Parques Nacionales de los Estados Unidos.

Al privatizar la antigua cárcel histórica, estaría privatizando parte del Paseo de la Princesa. Es decir, que eliminaría parte de lo que hoy es uno de los espacios públicos mas atesorados por turistas externos y del patio.

Esto sería así porque dentro de su propuesta se contempla crear un acceso vehicular para los turistas que se han de hospedar en el proyectado hotel.

El Paseo de La Princesa fue precisamente convertido en paseo peatonal porque una investigación apuntaba a que el paso de vehículos de motor por la zona era agente de deterioro para las murallas de la antigua ciudad. Este paseo es además, principal entrada que conecta con la Puerta de San Juan para transeuntes a su ingreso en el interior de la ciudad.

Si bien en otros países, se puedan estar utilizando castillos y edificaciones históricas como hoteles, según señala la Sra. Hernández Denton; me atrevo a decir que se trata, como en el caso de Inglaterra, de propiedades no patrimoniales que eran bienes privativos de la noblesa. Pero es en ese mismo país donde se prohibe alterar una edificación a partir de los cincuenta años cumplidos. Por lo tanto la comparación resulta inapropiada e imprudente.

A nadie, excepto a la directora de la Compañía de Turismo, se le ocurriría convertir en hotel a el Palacio de Versalles en Francia. De hecho e históricamente en otros tiempos allí los franceses aplicaban la guillotina a quienes pensaban así. Sobre todo a aquellos que gustan de promover el elitismo y la segregación económica-social.

Si permitimos que ésta señora, imponga su voluntad y propuesta ante lo que debe ser una planificación integral para la antigua ciudad; pronto veríamos al propio Palacio de Santa Catalina, comunmente conocido como La Fortaleza, La Casa Blanca o Casa de Juan Ponce de León, y el Castillo San Felipe del Morro, convertidos en hoteles boutique de cinco estrellas.

Los residentes y comerciantes del Viejo San Juan objetan ésta propuesta y cualquiera otra que ponga en riesgo la integridad de nuestro patrimonio histórico. Ya bastante daño le han hecho a la ciudad y si se lo permitimos terminarán por dañarla permanentemente. Ello en adición a poner en precario la cualificación de la UNESCO para convertir toda la ciudad en Patrimonio de la Humanidad.

A las anteriores objeciones se tienen que unir las últimas expresiones sobre la política pública del National Park Service de los Estados Unidos, quienes administran y dan mantenimiento a las murallas de la ciudad, mediante un acuerdo de cooperación con el gobierno de Puerto Rico y subscrito en lo que se denomina el San Juan National Historic Site. Según expresiones recientes del director del NPS en Puerto Rico, el Sr. Walter Chavez, toda edificación debe quedar a treinta pies de distancia de las murallas históricas. Pero ello resulta una regla mínima aplicada a edificaciones existentes, que según el propio Sr. Chavez, ocasionará la demolición. Por lo tanto se infiere, que la posición de esta dependencia gubernamental federal sencillamente se opone a toda nueva estructura que ponga en riesgo la integridad de las murallas y edificaciones históricas.

Para elevar la cantidad de habitaciones de hotel no hace falta destruir el patrimonio. Por el contrario, existen decenas de espacios abandonados en




On April 26 2009 340 Views



Avatar groompi

Groompi On 26/04/2009

WENAS

KMO ANDAMOS PERRIN
KE TAL SU FINDE SEMANA
MIL FOTOS SIN PASAR POR ESTOS LADOS
PFFFF IO TOO MAL

HOY FOMINGO TOY MAL
TOY FEMITO
ASIKE NO PUEO NI SALIR DE LA ACASA
PFFFF KEMAL PERO BUENO
YA MAÑANA SE KE VOY TAR MEJORCITO JEJEJE

YAPUES
UN ABRASOTE JUERTE

KE TENGAS UNA EXELENTE SEMANA
SE CUIDA



TAMOS AL POST..!!!!





Tag - Cosplay
Loading ...