Avatar babilonia_3h

LA ANTIGUA GRANDEZA DE BABILONIA

"Babilonia, la flor de los reinos,

prez y orgullo de Caldea,

será semejante a Sodoma y Gomorra,

destruidas por Dios.

No será habitada jamás ni poblada

En generaciones y generaciones.

Ni pondrá tienda el árabe,

Ni pastores apacentarán allí.

(...)Su hora está por llegar

y sus días no tendrán prórroga.

(Isaías XIII: 19-22, Nueva Biblia de Jerusalén))



La inventiva y la imaginería simbólica que inspiraron los ecos de la metrópolis de Babilonia como centro cultural y estandarte político del Antiguo Oriente durante el primer milenio antes de Cristo, dieron lugar a interpretaciones típicas y metafísica que el universo del mito y de los estudios religiosos posteriores han abordado con bastante riqueza (1).

La razón parece clara: cuando actualmente se visitan sus paupérrimas ruinas compuestas de algunos montículos, parece increíble que hubiese sido la esplendorosa Reina del Oriente. Los turistas quedan decepcionados; ya que ofrece una visión lamentable comparada con las pirámides de Gizeh, la ciudadela de Petra en Jordania o con los palacios de Persia (2). No podemos menos que recordar las palabras del oráculo de Isaías supracitadas.

Para la fe de muchos, la profecía se cumplió en forma indefectible. Para otros, es solo un complejo arqueológico más, que como tantos, cayo en el olvido. Sin embargo, hay un hecho incuestionable: de no ser por la Biblia o por las referencias de los historiadores clásicos, raramente el ojo profano hubiera imaginado que bajo arenas tan calladas descansa la que fue "flor de los reinos y orgullo de caldea". Sea por la mano de Dios o por las vicisitudes de la historia ¡Poco o nada ha quedado de ella! (3).

En el presente trabajo, intentaremos a partir de una descripción empírica, emprender un recorrido existencial y profético que tendrá por objetivo desenterrar su enigmático pasado. Arrojaremos alguna luz sobre las exploraciones de la hermenéutica testamentaria que esta en constante progreso, y penetraremos en el mundo del símbolo y la profecía, donde se desprende su verdadera riqueza; urbe que tanta perplejidad y fascinación causara a los viajeros de Asia Menor y al movimiento apocalíptico de las sectas judías y cristianas.





On April 02 2008 137 Views





Tag - Modelo
Loading ...