Avatar avecesmndahuevos

Oh, si. Era ese típico apartamento pijo y bohemio al unísono. Sonaba The City Lights-Umbrellas y olía al incienso motivante de siempre. Accedí, ya sabeis que tengo un problema con las pecas. Le besé hasta que los pelitos de su barba se hicieron añicos.
Le desvestí y cotilleé sus armarios. Su vida, su historia. Quería saber que pensamientos utilizaria en los 365 días virgenes que tenía por delante.
Brindamos por Año Nuevo. Por un año menos.
Su cepillo de dientes era rosa. Eso me ganó.
Hablamos de si Aragorn, hijo de Arathorn, heredero de Isildur, tenía manía al Champú. De lo sobrevalorado del café negro. Le expliqué como era mi habitación. Y de cuál era mi banda sonora oficial para los días de buses y atascos.
Callaba y reía. Me enroscaba. Comía oreo en mi espalda. Me canturreaba James Horner e imitaba a Brad Pitt con mi muestra de Chanel Nº5 regalada por las dependientas. También hablamos de éstas. De lo jodido que es toparse con ellas en su día malo.
Y pasaron los dias. Envueltos en la mierda más maravillosa del mundo. Aquella que tanto critiqué.




On January 05 2013 at Zaragoza, Aragón, Spain 182 Views





Tag - Food
Loading ...