Avatar asesinosseriales

Jack The Ripper; Jack El Destripador (11ma Parte)

6to Sospechoso - Walter Richard Sickert

* La escritora y multimillonaria autora de best sellers Patricia Cornwell, aseguró recientemente que el verdadero hombre que se ocultaba tras Jack fue el pintor impresionista inglés Walter Richard Sickert. Así, la escritora ha comprado nada menos que 31 lienzos firmados por Sickert, llegando a desgarrar uno de ellos en su frenética búsqueda de evidencias asimismo se hizo con cartas y dibujos originales de Sickert en busca de ADN. La comunidad artística se le echó a la yugular al saber que la escritora había "destrozado" un cuadro, pero obtuvo resultados. No obtuvo muestras de ADN nuclear pero si mitocondrial demostrando que había coincidencia entre Jack y Sickert. Pese a que si que hay posibilidades de que fueran la misma persona, tampoco demuestra definitivamente nada desde un punto de vista científico...incluso, ha comprado su mesa de despacho. Y, por si fuera poco, recientemente envió a Londres a todo un equipo de forenses estadounidenses con la misión de examinar algunas de las cartas supuestamente escritas por Jack el Destripador.

Lo cierto es que las únicas pruebas que Cornwell tiene en estos momentos contra Sickert son puramente circunstanciales. Por ejemplo: el pintor tenía 28 años cuando Jack el Destripador comenzó a matar y, según ella, los estudios demuestran que la mayoría de asesinos en serie llevan a cabo su primer crimen entre los 25 y los 30 años.

Tras cometer un asesinato, Jack el Destripador se esfumaba rápidamente, desvaneciéndose sin dejar rastro. Y eso es algo que a Sickert no le habría costado trabajo lograr ya que el artista tenía tres estudios secretos en el East End londinense y una gran fascinación por el disfraz, así como su temática recurrente sobre los bajos fondos londinenses, hechos que ya provocaron en su época alguna habladuría.

Pero, a decir de la escritora, la prueba más contundente de la culpabilidad del pintor se encuentra en sus cuadros. Según la novelista, algunos de los lienzos pintados por Walter Richard Sickert guardan una espeluznante similitud con las imágenes post mortem de las víctimas de Jack el Destripador En 1908, 20 años después de los crímenes, Sickert pintó una serie de cuadros inspirados, según él, en el asesinato de una prostituta en Candem.

En uno de ellos, por ejemplo, se ve a una mujer con un collar de perlas en una postura que, en opinión de Patricia Cornwell, es idéntica a la que guardaba Mary Kelly cuando fue hallada muerta por la policía. Y en otro cuadro, Sickert pintó la cara de una mujer mutilada, con unas heridas muy similares a las que Jack el Destripador le ocasionó a otra víctima, Catherine Eddowes.

"Sickert nunca pintaba nada que no hubiera visto", argumentaba la novelista. "Y no habría tenido manera de saber el aspecto de aquellas mujeres si él mismo no hubiera estado allí". Además, tenía un perfil psicológico similar al de muchos criminales: tuvo una infancia difícil y su padre era un hombre abusivo. Y, debido a un problema físico era estéril y tenía una disfunción sexual severa, hechos que podrían encajar con el comportamiento del Destripador, por ejemplo que siempre asesinase a prostitutas y las duras mutilaciones que les infligía, que muestran esa disfunción sexual típica en los mutiladores."

La teoría de Patricia Cornwell (a la que ya dedicamos un artículo del blog), ha soliviantado al mundo artístico y académico inglés, que la acusan de destrozar un cuadro debido a su obsesión con el asesino de Whitechapel. Pero esta mujer ha sido una innovadora la primera en aplicar técnicas modernas a un caso de más de un siglo, pese a la dificultad que ello conlleva ya que muchas pruebas están indudablemente contaminadas.






On April 12 2006 405 Views






Tag - Pink
Loading ...