Avatar a_mon_seul_desir

Gárgolas



Se asoman desafiantes en las cornisas de las grandes catedrales góticas. Monstruos infernales, imágenes grotescas, muecas burlonas o animales dantescos. Cualquier representación es buena si consigue su objetivo: custodiar el recinto sagrado de los embates del Maligno. Son las defensoras pétreas, depositarias del encargo divino... Son las gárgolas.
Refiere la tradición oral francesa la existencia de un dragón llamado La Gargouille, un ser con cuello largo y rectilíneo, hocico delgado con potentes mandíbulas, cejas fuertes y alas membranosas, que vivía en una cueva próxima al río Sena.
La Gargouille se caracterizaba por sus malos modales: tragaba barcos, destruía todo aquello que se interponía en la trayectoria de su fiero aliento, y escupía demasiada agua, tanta que ocasionaba todo tipo de inundaciones. Los habitantes del cercano Rouen intentaban aplacar sus accesos de mal humor con una ofrenda humana anual consistente en un criminal que pagaba así sus culpas, si bien el dragón prefería doncellas.
En el año 600 el sacerdote cristiano Romanus llegó a Rouen dispuesto a pactar con el dragón si los ciudadanos de esta localidad aceptaban ser bautizados y construían una iglesia dedicada al culto católico. Equipado con el convicto anual y los atributos necesarios para un exorcismo –campana, libro, vela y cruz– Romanus dominó al dragón con la sola señal de la cruz, transformándolo en una bestia dócil que consintió ser trasladada a la ciudad, atado con una simple cuerda.
La Gargouille fue quemado en la hoguera, excepción hecha de su boca y cuello que, acostumbrados al tórrido aliento de la fiera, se resistían a arder, en vista de lo cual, se decidió montarlos sobre el ayuntamiento, como recordatorio de los malos momentos que había hecho pasar a los habitantes del lugar.
Esta curiosa leyenda, más encantadora que real, viene a explicar el origen de la palabra gárgola como sinónimo de escupir agua con facilidad, intención primigenia de las esculturas ubicadas en las cornisas de iglesias y catedrales medievales.
El concepto de una proyección decorativa a través de la cual el agua se expulsase del edificio era conocido desde la antigüedad, siendo utilizado por egipcios, griegos, etruscos y romanos.
Mientras que los griegos preferían las cabezas de león, los romanos utilizaron estos canalones decorativos con abundancia, tal y como lo demuestran los ejemplares de la ciudad de Pompeya, conservados intactos hasta la actualidad merced a la capa de lava que los cubrió durante la erupción del Vesubio.
Aunque cumplen funciones decorativas y simbólicas, su principal tarea es desviar el agua de la lluvia para evitar la erosión en los edificios que cayera por las paredes y erosionase la piedra.
Es esta la utilidad a la que se refieren todos los idiomas europeos, cuando idearon palabras para designar estos apéndices arquitectónicos: el italiano gronda sporgente, frase muy precisa, arquitectónicamente hablando, que significa "canalón saliente"; el alemán wasserspeider, que describe lo que una gárgola puede hacer, esto es, escupir agua; el español gárgola y el francés gargouille, que derivan del latín gargula, garganta; o el inglés gargoyle, derivado de los dos anteriores.
Las primeras gárgolas aparecen a comienzos del siglo XII. Pero es en la época del gótico, concretamente durante el siglo XIII, cuando se transforman en el sistema predilecto de drenaje, si bien no todas ellas tenían esta utilidad.
Parece que los primeros ejemplos góticos de gárgolas son las que pueden observarse en la Catedral de Lyon, seguidas de las de Notre Dame de París.
Generalmente suelen estar agrupadas en hileras, sobre los altos de iglesias y catedrales, a modo de una sociedad de gente de piedra.
Las representantes del primer gótico apenas si estaban elaboradas, pero según fueron proliferando, el diseño se fue haciendo cada vez más elaborado, transformándose en auténticas obras de arte. El rasgo distintivo de sus expresiones es que nunca eran bellas sino intencionadamente horribles.
En general, el gótico se caracteriza por ser más realista que el románico, con la excepción de las gárgolas, que parecen perpetuar la fascinación del estilo anterior, por las criaturas grotescas y monstruosas.
CONTINÚA MAÑANA
Os saluda
Doña Guiomar de Ulloa






On June 22 2009 339 Views



Avatar a_mon_seul_desir

A_mon_seul_desir On 23/06/2009

AVISO:
A quienes han visitado esta página para leer este tema, les comunico que por razones defuerza mayor, loque debería haber continuado hoy, continuará el próximo lunes
Doña Guiomar de Ulloa


Avatar adriantaylor

Adriantaylor On 23/06/2009

lindo articulo gargolesco
saludos


Avatar marimareque

Marimareque On 22/06/2009

Cuánta simbología y figuras de este tipo, todas con significados en todas las catedrales, esta de Notre dame es maravillosa.

Genial el relato Querida Dña Guiomar.

Un abrazo!


Avatar sweetyonline

Sweetyonline On 22/06/2009

Me encantan las gárgolas. Tomo tu foto que me fascina.
Beso.


Avatar detalls

Detalls On 22/06/2009

Gracias por la información tan detallada, tenia ganas de saber más sobre estos elementos decorativos, se han cumplido sobradamente mis espectativas de saber de ellas.
Saludos!


Avatar victor_tolkien

Victor_tolkien On 22/06/2009

Hola,

Que interesante historia! Siempre quise saber por qué las iglesias góticas tenían estatuas de gárgolas! Tampoco tenía idea de lo que era una gárgola exactamente, sólo conocía las estatuas.




Que tenga una buena semana!


Avatar lareinamadre

Lareinamadre On 22/06/2009

Perdoname Moni,porque no me dí,cuenta,que no habia cerrado secion de las damas,


Avatar a_mon_seul_desir

A_mon_seul_desir On 22/06/2009

es un tema interesantisimo como todo lo que vos exponeis,ansio que llegue mañana,para continuar aprendiendo
un beso mi querida dama y compañera
Fuencisla de Vivar y Olmedo


Avatar jose_maria_m

Jose_maria_m On 22/06/2009

Que no está muerto lo que duerme eternamente; y en el paso de los eones, aún la misma Muerte puede morir.


Avatar elgelidotolya

Elgelidotolya On 22/06/2009

gárgolas. no sé porqué (si lo sé) pero últimamente la palabra gárgola se me aparece muy frecuentemente. lo de hoy ha sido un caso de cerebros conectados sin usted saberlo.
saludos a las damas.


Avatar balehead

Balehead On 22/06/2009

Es maravillosa la capacidad del ser humano de transformar lo práctico en arte, y de rodearlo además de mitos y leyendas maravillosas. Desafortunadamente, esa imaginación se va perdiendo con los adelantos de la técnica.
Y no es que esté yo en contra de la arquitectura de nuestros días, madame, no me entienda mal. Pero no me podrá negar que si una se queda mirando la fachada de cualquiera de esas maravillas góticas salen historias a cientos. Hemos adelantado mucho en comunicación pero hemos perdido toda aquella simbología.


Que paséis un feliz día
besossss




1 Favorites Groups »

  • windows_doors

    Windows_doors

    windows_doors group is dedicated to all kinds of interesting windows and doors. nice, ugly, old, new, views from window etc.




Tag - Fairy-tail
Loading ...