Avatar 5thavenue_nyc

Terror en Amityville.

Quizá, lo más terrible que llegó a ocurrirles a los actores de esta cinta, es que muchos años después, sus protagonistas James Brolin y Margot Kidder, sufrieran un auténtico infierno en la tierra. Al primero por casarse con una cantante, actriz, directora de cine y guionista como Barbra Streisand, y a la segunda, unos cuantos años de medicación por desequilibrios mentales que la llevaron a correr desnuda y dando gritos por Hollywood, pero poco más…A su director, Stuart Rosenberg no le ocurrió absolutamente nada, a no ser, que ésta fue una de sus mejores películas (y un clásico del cine de terror) dentro de su corta carrera como director cinematográfico.
Lo interesante de la cinta, no es la película en sí misma, ni las secuelas (una de ellas hasta en un glorioso 3D muy ochentoso), o el remake de hace pocos años que si me permitís, es peor que la original de 1979.
En esta ocasión, lo interesante se esconde en el pasado de la casa del número 112 de Ocean Avenue, en la localidad de Amityville, en Long Island y cómo, las “mentiras” de un escritor crearon el Mito de la Casa de Amityville, forrándose de dinero con el que consiguió pagar todas las deudas que le acosaban.
¿Listos? Remontémonos al otoño de 1974, donde la guerra de Vietman, el LSD, el boom de los temas paranormales y la anodina voz de Joean Baez pululaban una generación de jóvenes y mayores, que querían protestar por todo y hacerse notar en un país donde el sueño americano, se había esfumado de un balazo en la frente por los vietcongs…
Roland DeFeo, administrador en un concesionario de coches, por fin pudo darle a su familia aquello que tanto deseaban, una casa en el tranquilo pueblo de Amityville, con embarcadero propio en el río del mismo nombre, y donde él y su esposa, podrían vivir con holgura junto a sus cinco hijos, dentro de una fantástica casa de dos pisos, varias habitaciones y ático abuhardillado, con unas ventanas que ahora y gracias a la película, vemos como poco inocentes y más bien… terroríficas.
El hijo mayor de la familia DeFeo, Ronnie, por aquel entonces era un mal estudiante, había tonteado con las drogas y no conseguía un trabajo que le durara más de un día, y esto, al joven, comenzó a roerle la cabeza y a cambiar su conducta. Las discusiones y los altercados con su familia estaban a la orden del día, hasta que uno de esos días, el 12 de noviembre de 1974, decidió terminar con todo, y para ello elaboró un plan que había rumiado durante meses.
Mezcló barbitúricos en los platos de sus padres y hermanos, y aquel almuerzo, se convirtió en la última comida de la familia DeFeo en la casa de Amityville. Una vez drogados, Ronnie subió a su habitación y regresó con una Marlin del 35, un rifle, y les dio el tiro de gracia en la nuca a su padre, madre y a sus cuatro hermanos. El juicio duró un año entero, y en diciembre de 1975, Ronnie fue acusado de asesinato y encarcelado, por mucho que argumentara que “las voces” le habían dicho, que si no los mataba, ellos le matarían a él…
Dos semanas después de la sentencia, un avispado agente inmobiliario, George Lutz, compró a precio de ganga la casa del 112 de Ocean Avenue, y se trasladó allí dos semanas después, con su esposa, tres hijos y un perro. No llegaron a dormir la primera noche, por causa de los extraños ruidos que recorrían la casa, y que a todas luces, no parecían naturales ni de este mundo.
A la mañana siguiente, George fue en busca de ayuda, y pidió a un cura y a un amigo de éste, que realizaran un exorcismo en la casa. El cura y su amigo no hubieron puesto un pie en la casa, para que una voz que no era humana, les gritara desde el piso de arriba “lárgate de aquí”.
El cura y su amigo salieron por piernas, y casi se matan en un accidente de tráfico, del que salieron ilesos… pero la desgracia se apoderó de ellos, y fueron acosados por otros accidentes, también automovilísticos, hasta que el cura dejó la iglesia, por falta de fe.
28 días después, en Enero de 1976, los Lutz abandonaron la casa porque ya no podían aguantar más. Fue el padre, George, quien comenzó a creer que en los grifos de la casa había algo, y que si los abría, una entidad demoníaca saldría por ellos y les poseería. Estas alucinaciones se fueron incrementando más y más en esos 28 días, en los que sufrió la espantosa aparición de un ser con aspecto de cerdo gigante, que su hija también dijo ver.
Además contó que su mujer, por las noches, levitaba sobre la cama y que perdía los dientes hasta convertirse en un monstruo que recordaba a las brujas de los cuentos…
Un día, antes de abandonar la casa, un pestilente olor se apoderó de la vivienda, y en un acceso de locura, George bajó al sótano y no dejó piedra sin remover, hasta descubrir un viejo inodoro causante del olor, y de las aguas fecales empozadas, que comenzaron a salir por grifos y paredes, impregnando toda la casa.
sigue en el coment









On April 13 2010 598 Views



Avatar thebigbangteory

Thebigbangteory On 13/04/2010

Me lo lei todo todo.
Y me sa miedo. Si es real o no . nose. Pero da un miedito.


Avatar 5thavenue_nyc

5thavenue_nyc On 13/04/2010

Kaplan, también sacó a la luz, que allí no había existido ningún hospital que recogía indios locos, y que no era más que una licencia del autor del libro… otro también con deudas, y que buscaba dinero fácil con una historia sensacionalista que todo el mundo en los Estados Unidos quería leerse de inmediato.
Pese a que gracias a Stephen Kaplan, se descubrió que no había encantamiento ni posesión alguna en la casa de Amityville, su trayectoria en cines subió como la espuma. Se creó un clásico del cine de terror, y una saga de películas para todos aquellos fans del género, que cuando viajan a los Estados Unidos y pasan por Long Island, buscan el número 112 de Ocean Avenue, y se detienen unos minutos, para sacarse una foto delante de La Casa de Amityville.


OPINO QUE ESTA PELI (SOLO VI LA ULTIMA VERSION, LA DE LA FOTO) ES UNA DE LAS MEJORES PELIS DE TERROR ACTUALES, VEANLA
LA FOTO ES UNA PARTE GENIAL CON JODIE Y LA TURRA DE LA NANNY, AAAAMO ESTA PARTE, MIRA LO QUE ME HIZO RONNIE :$
ESTE POST LO SAQUE DE NOTASDECINE.ES MI BLOG DE PELIS FAVORITO
Y CAPAZ, CAPAZ, QUE DESPUES DE UNOS DIAS DE DESCANSO HAGO UN ESPECIAL DE PELIS DE TERROR EN CINDERELLA, DONDE, ME VAN A TENER QUE PERDONAR, PERO VOY A HACER UN C&P DE ESTE POST, PORQUE ME ENCANTA

WITH LOVE HTTP://WWW.FOTOLOG.COM/IAMNOTCINDERELLA [flaa]


Avatar 5thavenue_nyc

5thavenue_nyc On 13/04/2010

La población americana, queriendo encontrar un punto de cohesión y unos cimientos sólidos para la leyenda, dieron por válida aquella teoría inventada por Jay Anson para su libro, y fue así cómo nació el mito de La Casa de Amityville.
Mientras el libro se convirtió en un éxito de ventas, y se comenzaron los preparativos para la producción de la película, una de las personas que investigó aquel caso fue Stephen Kaplan, fundador y director del Instituto de Parapsicología Americana. Fue una investigación lenta, en silencio, y sin perturbar mucho la ya aterrorizada población de Amityville.
Este “Jiménez del Oso” americano, fue quien sacó a la luz todos los embustes, como el que argumentaba Ronnie, diciendo que “unas voces” le obligaron a matar a toda su familia, para que su caso volviera a ser juzgado, o que la segunda familia que la habitó, los Lutz, eran un nido de contradicciones en sus declaraciones, y que todo lo que había ocurrido, sólo había sido fruto de la mente del cabeza de familia, que llegó a creérsela, y que se debió a que al comprar la casa (aún siendo una ganga), se hipotecó de tal forma que en pocos meses su familia terminaría durmiendo en la calle, y la casa en manos del banco de turno.


Avatar 5thavenue_nyc

5thavenue_nyc On 13/04/2010

Durante esta odisea, un guionista de documentales, Jay Anson, y debido a que la noticia de casa encantada en Amityville corría como la pólvora en los informativos y revistas de temática paranormal, decidió ir a investigar. Allí había material para hacer un guión, o mejor aún, podría escribir un libro, que pagara todas las deudas que le acosaban. La demanda existía. La gente estaba aterrorizada con aquella casa, y escribir un libro le salvaría la vida, como poco después, así fue…
Pero faltaba algo. Un patrón que uniera todo aquello. Y ese patrón, no existía. De esta forma, y tras documentarse mucho, o lo justo, descubrió que cerca de allí, hace años había una reserva india, y el embuste que introdujo Jay en su relato, se convirtió en la guinda del pastel.
Inventó, que en el mismo terreno donde se levantaba la casa, años atrás, existió un hospital para indios con problemas mentales y de conducta violenta, y que cada vez que alguien moría, lo arrojaban por el pozo que había en el sótano, ahora un inodoro en desuso, para que su cadáver fuera directo al río.





Tag - Pink
Loading ...